Público
Público
Únete a nosotros

MALTRATO ANIMAL La tauromaquia se enfrenta a un incierto futuro en las principales plazas de Euskadi

Desde el ayuntamiento de Bilbao reconocen que este año la asistencia ha caído "entre un 7% y un 8%". En Donostia, la empresa a cargo de Illumbe difundió carteles en francés para invitar a los turistas a conocer una "experiencia increíble". 

Publicidad
Media: 4.14
Votos: 7

Imagen de la última corrida de toros de la Semana Grande de Bilbao. EFE/MIGUEL TOÑA

No corren buenos tiempos en los cosos del País Vasco. La afición por la tauromaquia despierta cada vez menos interés en Euskadi, donde Bilbao y San Sebastián se mantienen como los dos grandes escenarios que aún incluyen corridas de toros en sus fiestas populares. Lo hacen, eso sí, con bastantes huecos y bajo críticas y denuncias de colectivos antitaurinos. 

“Celebrando nuestras tradiciones nacionales en la plaza de toros de Bilbao”, escribía el pasado miércoles 21 en su cuenta de Twitter el vicesecretario de Política Territorial del PP, Antonio González Terol, instantes antes de entrar a la Plaza de Toros de Bilbao. Fue una de las pocas personalidades políticas –junto a algunos representantes de los populares en Euskadi- que se dejaron ver en Vista Alegre.

“Del Gobierno Vasco ya no viene ningún representante desde los años de Ibarretxe”, recuerda a Público la portavoz del Colectivo Antitaurino y Animalista de Bizkaia (CAAB), Kontxi Reyero. Es el reflejo de una “tradición” que sigue en caída: según reconocieron fuentes del ayuntamiento de Bilbao –titular del 50% de la plaza, mientras que la otra mitad está en manos de la Casa de la Misericordia-, se estima que el número de asistentes ha caído este año entre un 7% y un 8%.

Precisamente, medios taurinos han coincidido en señalar la escasa asistencia de público a las corridas de este año, mientras algunos aficionados debatían en las redes sociales sobre quiénes son los responsables de esta situación. En cualquier caso, los datos oficiales sobre la Semana Grande de la capital vizcaína no serán ofrecidos hasta dentro de algunos días.

Entradas gratis

Reyero no duda en calificar las corridas de toros de este año de “auténtico fracaso”. “De algo ha servido la concienciación y la labor de tantos años de trabajo para que socialmente esté cada vez peor visto ir a ver ese acto de crueldad absoluta”, afirmó. “Tanto el ayuntamiento como varias empresas importantes de esta ciudad regalan cada año entradas a la plaza, y ni siquiera así consiguen que la asistencia no siga cayendo”, destaca la militante antitaurina.

Según ha podido confirmar Público, el alcalde de esa ciudad, Juan Mari Aburto, envió un mensaje a los grupos políticos con representación en el consistorio en el que indicaba que el ayuntamiento disponía de “un total de 24 localidades en el palco municipal, por día, para las corridas de toros a celebrar en la Aste Nagusia 2019”. “En caso de que estéis interesados/as en acudir a alguna de las corridas comunicarnos lo antes posible para haceros llegar las entradas”, continuaba el primer edil. No en vano las corridas de toros forman parte del programa festivo de Bilbao.

El ayuntamiento de Bilbao busca garantizar que ese "espectáculo" continúe otros 15 años

Actualmente, el ayuntamiento busca garantizar que ese “espectáculo” continúe durante otros 15 años. Así quedó reflejado en el pliego de condiciones para la gestión de la plaza de Vista Alegre. En ese marco, CAAB ha formulado sendos recursos para tratar de impedir que este proceso continúe adelante, alegando que se han producido algunos fraudes de ley en la tramitación. La única oferta que está sobre la mesa ha sido formulada por la empresa Toreo, Arte y Cultura BMF, compuesta por la Casa Chopera –encargada de la gestión de la plaza bilbaína durante los últimos 64 años– y el magnate mexicano Alberto Baillères.

El presidente de la Asociación de Veterinarios Abolicionistas de la Tauromaquia y del Maltrato Animal (AVATMA), José Enrique Zaldívar, recurre a los datos oficiales para afirmar categóricamente que el mundo de las corridas de toros atraviesa en la capital vizcaína una situación “ruinosa” algo que –según sus datos– se repite en otras plazas del norte de España. “En esa zona, la tauromaquia es evidente que está en clara decadencia”, afirmó.

“Experiencia increíble”

El panorama es igual de incierto en Donostia, donde este mes de agosto –coincidiendo también con sus fiestas patronales- han vuelto a registrarse corridas de toros en la plaza de Illumbe. Allí dejaron de organizarse espectáculos taurinos durante la etapa de EH Bildu al frente del ayuntamiento, pero volvieron tras el regreso del PNV –en coalición con el PSE– al Ejecutivo local. Hubo incluso un intento de organizar un referéndum, pero el Gobierno de Mariano Rajoy lo prohibió.

"Ha habido en torno a un tercio de entrada de promedio durante la Aste Nagusia"

Juan Mari Beldarrain, integrante de Eguzki –uno de los colectivos que este año se ha movilizado contra la tauromaquia en la capital guipuzcoana– se queja de la falta de transparencia sobre el número de asistentes a las corridas en Illumbe. “No hay datos concretos, pero por lo que sabemos, ha habido en torno a un tercio de entrada de promedio durante la Aste Nagusia (Semana Grande)”, aseguró. Público se ha dirigido a la empresa BMF, que también gestiona la plaza de Illumbe, para confirmar los datos de este año. De momento no ha habido respuesta.

Las siglas de BMF aparecen en los carteles que este mismo mes de agosto aparecieron en calles y campings del País Vasco francés. En esos anuncios, la empresa invitaba a los turistas franceses a conocer “una experiencia increíble de la cultura vasca y española” junto a los “matadores más famosos y los toros más feroces”. En la foto que ilustra el cartel se aprecia un torero de espaldas y un “ole!” escrito a su lado.

Precisamente, Maialen Sagüés, portavoz del colectivo Nor, considera que la tauromaquia “está super extendida” en zonas de la Comunidad Autónoma Vasca, Navarra y el País Vasco francés, lugares en los que “es muy común que se exploten toros en distintas festividades”, tanto dentro como fuera de los cosos. En tal sentido, la activista remarcó que “la mayor parte de los ingresos de quienes explotan toros, ya sea en las plazas como en otros festejos, proviene de entidades públicas”. El movimiento antiespecista y antitaurino busca frenarlo.

Más noticias en Política y Sociedad