Público
Público

Manifestación de Vox Vox llena Colón y critica la "inutilidad" del PP y el "oportunismo" de Ciudadanos con Catalunya

La protagonista de la concentración ha sido una gran enseña nacional de 1.000 metros cuadrados que ha llegado portada por 300 voluntarios.

Decenas de personas sostienen la bandera de España de 1.000 metros cuadrados -50 de largo por 20 de ancho y con unos 130 kilos de peso. EFE/David Fernández

Público | agencias

Miles de personas –20.000 según la organización y Delegación del Gobierno– se han concentrado este sábado en la Plaza de Colón de Madrid en una convocatoria organizada por Vox donde el mensaje principal era el de la "unidad de España, el orden constitucional y la convivencia nacional".

En este acto participan el presidente de la formación, Santiago Abascal, acompañado por los dirigentes de Vox Iván Espinosa de los Monteros y Rocío Monasterio, los cuales se han sido acusados de vender tres lofts sin licencia de habitabilidad por 1,5 millones de euros. 

Los asistentes a la concentración han portado banderas españolas, de Vox y en apoyo a las fuerzas y cuerpos de seguridad al acto, en el que ejerce de presentador el periodista Cake Minuesa, recientemente en el centro de las noticias por haber sido detenido al intentar colarse en el Valle de los Caídos

"Nos hemos quedado solos", ha proclamado Abascal ante los miles de ciudadanos  que han secundado la concentración en medio de las protestas generadas en Catalunya por la sentencia del Tribunal Supremo contra los responsables del procés y a tan solo dos semanas de la celebración de las elecciones generales.

La plaza de Colón ha acogido esta nueva movilización a favor de la unidad de España inundada de miles de banderas. Pero en esta ocasión la protagonista ha sido una gran enseña nacional de 1.000 metros cuadrados que ha llegado portada por 300 voluntarios.

Acusaciones al resto de partidos

"Gracias compatriotas por esta lucha constante, por no haberos rendido nunca", ha reconocido Abascal ante el "silencio cómplice" con los separatistas del que ha acusado al PSOE, PP, Ciudadanos e incluso al Tribunal Supremo. "España ni se negocia ni se rinde ni se dialoga, sino que se defiende con todas las consecuencias", ha subrayado.

El líder de Vox ha alzado así a su partido como el único que mantiene una "voluntad firme" de frenar al independentismo –"los demás se andan con paños calientes"– y ha denunciado directamente la "inutilidad" del PP, el "oportunismo" de Ciudadanos y las "traiciones" del PSOE.

La enseña, que según la petición a la empresa fabricante es la más grande de la historia, ha sido portada desde la calle Génova -la calle donde se encuentra la sede del PP- hasta la plaza de Colón. EFE/David Fernández

Prevaricación del Supremo 

"Ha habido una rebelión y esa rebelión sigue en marcha"

Además, ha acusado a todos estos partidos de "esconderse" detrás de "las togas" y las faldas del Tribunal Constitucional y el Tribunal Supremo, que no se han librado de las críticas. El secretario general de Vox, Javier Ortega-Smith, ha llegado incluso a acusar de "prevaricación" a los magistrados que firmaron la sentencia del procés.

"Ha habido una rebelión y esa rebelión sigue en marcha. Millones de españoles se han puesto en pie y sabemos responder con mucha más fuerza, determinación y coraje. A por ellos en las urnas, a por ellos en los tribunales, a por ellos en las calles, la victoria es de los valientes", ha alzado Ortega-Smith logrando los vítores de la multitud.

Abascal ha recordado las numerosas movilizaciones convocadas por su partido ante el "golpe de estado permanente" que cree que se está perpetrando en Catalunya y contra la "impunidad" de sus responsables, que "siguen libres o con penas de risa que les llevarán pronto al tercer grado".

"Sacar a un muerto para atizar el odio entre españoles"

Todo es, según ha denunciado, consecuencia del "marianismo" y el "inmovilismo" como forma de hacer política del expresidente Mariano Rajoy, a la que "ha dado continuidad" el actual presidente en funciones, Pedro Sánchez, uno de los más 'pitados' por los manifestantes cada vez que era citado. "Eso nos ha llevado a una Barcelona ardiendo, un Puigdemont fugado y unos separatistas que se ríen de la sentencia del Tribunal Supremo", ha acusado Abascal.

El líder de Vox ha lamentado además que las "prioridades" de Sánchez no estén en Catalunya sino en "sacar a un muerto para atizar el odio entre españoles", en alusión a la exhumación del dictador Francisco Franco del Valle de los Caídos. "El desenterrador de La Moncloa, el desenterrador de los viejos odios que hicieron tanto daño a la patria", ha arremetido.

Para enfrentar estas políticas ha ofrecido a los diputados de Vox que lleguen al Congreso de los Diputados tras el 10-N: "Frente a la ruptura de la unidad nacional, el orden constitucional, la convivencia y la concordia entre españoles, solo queda la ilegalización de partidos separatistas, la recuperación de competencias, la suspensión de autonomía catalana y la detención inmediata de Torra con una querella de la Abogacía del Estado".