Público
Público

Maniobra de Lesmes Cinco vocales del CGPJ buscan forzar a Lesmes a debatir sobre la sucesión de su número dos

En su reunión de este miércoles, el Pleno del órgano de gobierno de los jueces previsiblemente abordará la delegación de las tareas del exvicepresidente, ya jubilado. El presidente del CGPJ en funciones pretende aprobar el jueves su plan para repartir las tareas del que fuera su número dos con el único aval de la Comisión Permanente, sin someterlo a votación ante el Pleno. Los vocales críticos esgrimen que la Ley impone que debe ser este órgano quien vote al vicepresidente.

Carlos Lesmes, presidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). EFE/Ángel Díaz

Cinco vocales del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) quieren forzar al presidente en funciones del órgano de gobierno de los jueces y del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes, a abordar ante el Pleno de este miércoles su plan para repartir las funciones de su número dos, Ángel Juanes, que se jubiló la semana pasada.

Si todo va según lo previsto, lograrán debatir sobre esta cuestión sólo un día antes de que la Comisión Permanente del mismo órgano la ratifique, el jueves. El mandato del consejo expiró en diciembre de 2018, y el artículo 599 de la Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ) establece que la designación del vicepresidente del CGPJ y del Tribunal Supremo debe ser aprobada por el Pleno, formado por 20 vocales más el presidente. Y a esto se agarran los vocales descontentos con la gestión de Lesmes.

Los vocales plantearon el viernes la inclusión de este tema en el Pleno de este miércoles

De hecho, Público informó el pasado jueves de que el presidente en funciones del CGPJ pretende repartir las responsabilidades propias del cargo de vicepresidente entre dos magistrados, sin que ninguno de ellos sea formalmente designado para este cargo. No habría un vicepresidente, pero los dos magistrados escogidos por Lesmes sí ostentarían las responsabilidades que hasta el pasado martes correspondían a Juanes. 

Los cinco vocales mencionados, la cuarta parte del total de los que integran este órgano, plantearon la inclusión del debate sobre la sustitución de Juanes en el orden del día de este Pleno el pasado viernes, y dan por hecho que finalmente lograrán su objetivo.

Siguiendo este plan, de Lesmes sólo se votaría la delegación de las responsabilidades de Juanes en la Comisión Permanente - compuesta únicamente por Lesmes y 7 vocales-, obviando así al Pleno. De cumplirse este guion, el magistrado Rafael Fernández Valverde ejercerá como presidente en funciones durante la ausencia de Lesmes en lo que toca a las actividades del CGPJ, mientras que Ángel Calderón Cerezo hará lo propio al frente del Supremo, donde ya preside la Sala de lo Militar. El plan inicial era oficializar esta decisión el mismo jueves de la semana pasada, pero un error formal lo impidió, por lo que la votación se pospuso hasta esta semana, también para el jueves.

Desde el CGPJ justifican el plan de Lesmes. Afirman que en ningún caso contempló nombrar a un vicepresidente -lo que según la Ley correspondería al Pleno-, precisamente porque el Consejo está en funciones

 Por su parte, desde el CGPJ se limitan a afirmar que esta cuestión no aparece contemplada en el orden del día, si bien reconocen que habitualmente suele haber espacio para abordar otras materias. En esencia, justifican el plan de Lesmes argumentando que en ningún caso se ha contemplado nombrar a un vicepresidente -lo que según la Ley correspondería al Pleno-, precisamente porque el Consejo está en funciones. 

No obstante, que se debata no significa que la pelota de la sucesión del vicepresidente -ostente esta denominación o no-, pase a manos del Pleno, a quien le correspondería pronunciarse según los críticos, sino únicamente que todos los vocales tendrían opción de opinar. 

Una parte del Consejo critica que Lesmes haya hecho lo posible por derivar a la Comisión Permanente esta y otras cuestiones que corresponderían al Pleno. En última instancia, le afean que, pese a estar en funciones, el CGPJ haya tomado decisiones que no le corresponde tomar en esta situación, incluyendo aquí los más de 40 nombramientos en los principales órganos y salas judiciales del país aprobados en menos de un año.

La figura del vicepresidente del Supremo fue introducida en la LOPJ en  2012, cuando Alberto Ruiz-Gallardón era ministro de Justicia en el Gobierno de Mariano Rajoy. El propio Lesmes, entonces presidente de la Sala de lo Contencioso de la Audiencia Nacional, asesoró a Gallardón en esta reforma.  

A partir del artículo 589, la LOPJ recoge los cometidos del vicepresidente del Tribunal: entre ellos está ejercer las funciones de presidente del Supremo y del CGPJ si éste cesa; sustituirle en los supuestos de "vacante, ausencia, enfermedad u otro motivo legítimo", así como ejercer "todas aquellas funciones" que el presidente le delegue.

Más noticias