Público
Público

Juicio al procés Marchena rechaza la petición de la defensa de Forn e impide el careo entre Pérez de los Cobos y Ferrán López 

La Sala de lo Penal del Tribunal Supremo resuelve este martes varias cuestiones relacionadas con la admisión de pruebas, en la recta final del juicio. El tribunal reconoce el "error" cometido el lunes por la fiscal Consuelo Madrigal, pero no considerará que renuncie a aportar los documentos que olvidó mencionar, como pedían las defensas. 

Publicidad
Media: 3.50
Votos: 2

El presidente del tribunal que juzga el procés, Manuel Marchena (2d), durante la sesión de hoy en el Tribunal Supremo./EFE

Manuel Marchena reconoce que la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo ha apreciado contradicciones entre las versiones de "numerosísimos testigos" llamados en el marco del juicio a la cúpula del procés catalán, pero rechaza la petición del letrado Xavier Melero para confrontar las versiones de dos de los testigos más relevantes: el coronel de la Guardia Civil Diego Pérez de los Cobos, y el comisario de los Mossos d'Esquadra Ferrán López.

El presidente de la sala que debe enjuiciar el procés ha dado portazo este martes a la petición de la defensa del exconseller Joaquim Forn, que reclamó un careo entre ambos altos mandos, dado el carácter diametralmente opuesto de sus versiones sobre lo ocurrido el 1 de Octubre de 2017 y en las jornadas previas al referéndum soberanista catalán, así como sobre el papel de la policía catalana entonces.

Marchena reconoce el "error" de la fiscal Madrigal pero la respalda: no considerará que renunció a la prueba que no mencionó expresamente, como pedían las defensas

En su declaración, de los Cobos, responsable del operativo conjunto entre Policía Nacional, Guardia Civil y Mossos d'Esquadra para cumplir con el mandato judicial de cerrar los centros de votación el 1-O, cargó con dureza contra los Mossos y les acusó de "favorecer" el referéndum. A su vez, el comisario López, pero también el resto de la cúpula de los Mossos, han negado la mayor: según su versión, el operativo desplegado en esa jornada fue conocido y avalado por de los Cobos, y en ningún caso la policía catalana actuó como ha descrito el coronel de la Guardia Civil.

Marchena ha comenzado la 48 sesión de la causa resolviendo las propuestas de prueba documental y las correspondientes impugnaciones formuladas el lunes por acusaciones y defensas. Así, y pese a reconocer el "error" cometido en esa jornada por la fiscal Consuelo Madrigal, a la hora de enumerar las pruebas que pidió considerar el Ministerio Público, el presidente de la Sala de lo Penal dio portazo a la interpretación de las defensas, para respaldar a Madrigal.

Salvo el letrado Melero, todas las defensas pidieron considerar que la fiscal renunciaba a la prueba que no había mencionado expresamente -como había exigido el tribunal, y como comenzó a hacer la abogada del Estado, Rosa Seonane, que leyó un tercio del informe de 92 folios con su propuesta probatoria-.

La sala acepta como pruebas el documento Enfocats y la agenda Moleskine de Jové

Además, la sala ha aceptado el valor probatorio de la agenda Moleskine de Josep María Jové, exnúmero dos de Oriol Junqueras, así como el documento -una presentación de Power Point-Enfocats, ambos incautados por la Guardia Civil.

Todos los acusados y los testigos de las defensas han negado conocer estos documentos, y han rechazado que tengan el valor que les conceden la Fiscalía y el resto de acusaciones. El tribunal los considerará, aunque no haga lo propio con los informes policiales sobre la agenda y Enfocats, por su carácter "valorativo". Grosso modo, este es el criterio general adoptado por la sala, que no tendrá en cuenta informaciones periodísticas o informes policiales "valorativos".

El fiscal reconoce que no puede ubicar algunos de los vídeos que quiere exhibir como prueba

Tras la intervención de Marchena, el Salón de Plenos del Alto Tribunal ha acogido por fin la proyección de los primeros vídeos, en este caso aportados por la Fiscalía. A ella le seguirán los de la Abogacía del Estado y de la acusación popular que ejercen los ultraderechistas de Vox. Después habrá un trámite de impugnación y se repetirá el mismo proceso con los documentos audiovisuales aportados por las defensas. 

Inmediatamente antes de comenzar esta fase, la letrada Marina Roig, que defiende al presidente de Òmnium Cultural Jordi Cuixart, pedía a la Fiscalía que ubicase "el lugar y la fecha" de cada vídeo, antes de su emisión. El fiscal Jaime Moreno reconocía entonces que no conoce estos datos en parte de los documentos audiovisuales que aporta como prueba. "En la mayoría sí, pero puede ser que haya algunos en los que no esté esa ruta conseguida", justificaba.

Más noticias en Política y Sociedad