Público
Público

Mario Conde, detenido por repatriar el dinero de Banesto desde Suiza

Junto al exbanquero, han sido detenidos sus dos hijos -Alejandra y Mario- y otras cinco personas. Se tienen indicios de que se blanquearon desde 1999 al menos 13 millones de euros y se repatriaban desde Suiza y Reino Unido a través de sociedades de terceros.

Publicidad
Media: 4.86
Votos: 7

Fotografía de archivo (10/09/2009), del expresidente de Banesto Mario Conde.

MADRID.- La Guardia Civil ha detenido en Madrid al expresidente de Banesto Mario Conde, a sus dos hijos y a cinco personas más por delitos de blanqueo de capitales y contra la hacienda pública por traer a España dinero que provendría de las cantidades apropiadas y no encontradas del caso Banesto. En concreto, Conde podría haber repatriado al menos 13 millones de euros.

Aparte de Conde y sus hijos Mario y Alejandra, así como el marido de ésta, Fernando Guasch, también se ha arrestado a Francisco Javier de la Vega, Francisco de Asís Cuesta, Roland Stanek y María Cristina Álvarez Fernández.

La Guardia Civil está registrando varias propiedades del exbanquero, como su domicilio en la calle Triana de Madrid y también un pazo en la localidad ourensana de A Mezquita. La operación está coordinada por el juez central de instrucción 1, Santiago Pedraz, y la Fiscalía Anticorrupción y se investiga la creación de un entramado de sociedades en el extranjero y también en España a través de los cuales se traía de vuelta el dinero evadido. Las sociedades en España estaban a nombre de terceras personas y el dinero se traía a través de préstamos, ampliaciones de capital e ingresos en efectivo.

La Fiscalía Anticorrupción ha detallado que la operación se dirige contra otras catorce personas, de las que ocho ya han sido detenidas, todas ellas vinculadas al expresidente de la citada entidad por "estrechos lazos familiares y personales".

Blanqueo de más de 13 millones desde 1999

Se atribuye a los investigados delitos de blanqueo de capitales, organización criminal, frustración de la ejecución - de sentencias dictadas contra Conde como la del 'caso Banesto' y otros- y ocho delitos contra la Hacienda Pública.

En la querella presentada por la Fiscalía el pasado 29 de marzo se solicitaba la práctica de diversas diligencias, como ocho entradas y registros en los domicilios y sedes de los implicados en el procedimiento, así como la adopción de medidas cautelares de aseguramiento patrimonial respecto de estas personas.

La querella, según informa la Fiscalía, tiene su origen en una comunicación del Servicio de Prevención del Blanqueo de Capitales (SEPBLAC), recibida el pasado septiembre de 2014, por la que se incoaron unas Diligencias de Investigación en esta Fiscalía.

Las cantidades que fueron apropiadas de Banesto mientras Conde era su presidente, ascendieron según esas sentencias a más de 26 millones de euros y, según Anticorrupción, se tienen indicios de que una parte muy considerable de los fondos desaparecidos y no recuperados ha sido "blanqueada" desde 1999 hasta la actualidad en un montante superior a los 13 millones de euros.

Repatriando dinero desde 1999

Según han indicado fuentes de la investigación, los detenidos llevaban desde hace tiempo repatriando cantidades moderadas de dinero desde Suiza y Reino Unido a España, procedentes, según los indicios, de lo evadido de Banesto.

La manera de operar de Conde y este entramado era ir transfiriendo poco a poco diferentes cantidades, que variaban en función a los gastos personales que quería acometer, a sociedades creadas en España a través de testaferros.

Los investigadores sospechan que Conde se apropió en su momento de 900 millones de pesetas, aunque esa cantidad fue aumentando con los años gracias a las plusvalías que le generaba el dinero con las inversiones que realizaba. En la operación se están practicando registros en el domicilio familiar en Madrid y en varias empresas vinculadas al exbanquero, entre ellas

Agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil entran en el domicilio familiar del expresidente de Banesto Mario Conde. /EFE

El ministro de Justicia en funciones, Rafael Catalá, ha asegurado que si se ha detenido a Conde será porque "tendrá algún fundamento", dado que existe un proceso de investigación detrás. Además, ha mostrado su respeto a las autoridades policiales y judiciales y ha añadido que ahora será la Justicia la que tendrá que determinar las responsabilidades penales sobre Mario Conde si es que las hay.

Conde y el agujero de Banesto

Mario Conde, de 67 años, fue condenado por apropiación indebida, estafa y falsedad por su gestión cuando era máximo responsable de Banesto, cuya presidencia asumió en 1987. 

Seis años después, en 1993, Banesto informaba de que se habían perdido 4.965 millones de pesetas y en diciembre de ese año el Banco de España intervino la entidad y destituyó a Conde y al consejo de administración por el agujero patrimonial superior a 3.600 millones de euros que presentaba.

El Tribunal Supremo impuso a Conde una pena de 20 años de cárcel en 2002. Logró en noviembre de 2005 el tercer grado penitenciario tras haber cumplido parte de la pena.

Más noticias en Política y Sociedad