Público
Público
LIBERTAD DE EXPRESIÓN Y LA COVID- 19

Marlaska: "Los bulos y la desinformación son los grandes aliados" de la pandemia

"No es libertad de expresión son actos deplorables que afectan salud", sostiene el ministro del Interior ante los ataques a las web de instituciones y empresas y la difusión de estafas en Internet, falsas alarmas o las falsas recetas de vacunas inexistentes.

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, a su llegada para comparecer ante la Comisión de Interior del Congreso de los Diputados para dar cuenta de la gestión de su departamento en la crisis del coronavirus y tras la polémica suscitada por las
El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, a su llegada para comparecer ante la Comisión de Interior del Congreso que preside Ana María Botella (dcha.), su ex secretaria de Estado de Seguridad.. EFE/Chema Moya

j. urrutia

"No es libertad de expresión, son actos deplorables que ponen en riesgo la salud de todos, y que han ocasionado los muertos que todos conocemos". El ministro de Interior, Fernando Grande Marlaska, ha asegurado ante el Congreso que los bulos “y la desinformación son los grandes aliados de esta enfermedad", la Covid-19.

Marlaska comparece en la Comisión de Interior para explicar su gestión de la crisis y ha destacado que las ciberestafas, la manipulación de documentos, las falsas recetas de vacunas inexistentes... Son actividades ilegales aprovechando la pandemia o campañas de phixing suplantando la identidad de organismos oficiales empresas públicas y bancos. Y son actos que, al hacer inseguros el ciberespacio, ponen en riesgo nuestra salud. Y no podemos bromear”con ellos.

Marlaska ha defendido en su comparecencia la "vigilancia digital contra desaprensivos que pretenden aprovecharse de la crisis sanitaria poniendo en riesgo la salud de todos". Vigilancia centrada en Internet, redes sociales y en la web oscura.

A este respecto, el ministro del Interior ha revelado que se han detectado durante el estado de alarma 274 eventos de desinformación y se han bloqueado 45.733 dominios por su potencial peligro.

"No hablamos de opiniones personales y críticas al Ejecutivo", sino, por ejemplo, la difusión de documentos oficiales manipulados sobre el estado de alarma, falsos remedios para evitar la Covid-19, así como de alimentos, transportes o infraestructuras críticas.

Su intervención ha comenzado su intervención con un reconocimiento a las 22.157 personas “que han perdido la vida en nuestro país desde que se detectó la pandemia covid-19", así como a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, trabajadores, funcionarios, funcionarios de prisiones, médicos y sanitarios, transportistas, empleados de los servicios esenciales… 

"Señor ministro: quite sus manos de la Guardia Civil y de la Policía Nacional", ha asegurado la portavoz del PP, Ana María Vázquez. La diputada ha aludido así a la polémica causada con las declaraciones del general de la Benemérita José Manuel Santiago, quien destacó el seguimiento de los bulos y de las noticias falsas (fake news) para "minimizar el clima contrario a la gestión de crisis por parte del Gobierno", aunque luego matizó se refería a "instituciones de todo el Estado".

Vázquez ha acusado al Gobierno de impedir la crítica: "sólo nos permiten a los españoles para salir a las ventanas y aplaudir. Quitarnos la mascarilla y ponernos la mordaza".

"Todavía tiene motivos para arrepentirse, para pedir disculpas, y 22.000 personas y familias que se lo están pidiendo. Siempre ha contado con el PP. Pero así no", ha concluido Vázquez.

Rufián se pregunta si hay estado de excepción

El potavoz de ERC, Gabriel Rufián, ha replicado a Vázquez que "el último milagro del PP está en Soto del Real".

El líder republicano ha denunciado los "abusos flagrantes policiales" diarios, que son jaleados desde los balcones, y ha exigido al ministro que establezca un protocolo. "Nos parece inadmisible, por mucha cuarentena que haya", ha destacado Rufián al tiempo que  afirmaba que organizaciones como SOS Racismo han alertado del incremento de agresiones por género y raza.

Son ya 630.000 las multas impuestas hasta ahora por las Fuerzas de Seguridad por saltarse el confinamiento. Y Rufián ha denunciado que el Gobierno recurra a la ley de Seguridad Ciudadana, conocida como ley mordaza: "Están ustedes utilizando una ley absolutamente abusiva y reaccionaria". La legislación, ha explicado Rufián, tiene "suficientes mecanismos para sancionar a no ser que estén encubriendo de facto un estado de excepción".

A Gabriel Rufián le parece bien perseguir bulos, pero le da "pavor" que un jefe del estado mayor como el general Santiago las presiga.

Rifi rafe entre Marlaska y Olona

"Su departamento ha abandonado a los colectivos" que dependen del Ministerio del Interior, ha denunciado la portavoz de Vox, Macarena Olona, quien ha aprovechado su intervención para pedir a Marlaska que se pronuncie respecto a las críticas del vicepresidente Pablo Iglesias a la sentencia que condena a la dirigente de su partido Isa Serra por insultar a una policía municipal durante un desahucio.

Marlaska ha respondido a Olona que, desde enero, se ordenó en las unidades de frontera, aeropuertos y estaciones de metro los agentes tuvieran la protección necesaria. "Si usted quiere decir la verdad, la verdad es que desde el 24 de enero se han adoptado las medidas precisas y adecuadas" en las fuerzas de seguridad.

Ha aprovechado el ministro para recordar cómo fueron trataron los agentes en Barcelona con motivo del 'procés' en la etapa del PP. 

A pesar de la dificultad de los primeros momentos, "nunca faltaron" los equipos de protección individual necesarios para los policías y guardias civiles en su trabajo. "Nuestros hombres y mujeres han sido protegidos desde el principio".

Marlaska ha acusado a Vox de "indecencia" por defender que el "Gobierno socialcomunista" actúa durante el estado de alarma como "rapiña para imponer el modelo chavista", limitando las libertades en una estrategia de monitorización de Internet para "identificar al disidente".

El ministro del Interior ha defendido el seguimiento y las alertas de bulos, de los que son beneficiados instituciones centrales, gobiernos autonómicos o locales. "La libertad de expresión no se limita, nuestros derechos fundamentales no se limitan; al revés, se refuerzan porque se realizan en un marco de certidumbre", ha explicado antes de apelar a la diputada de Vox: "Lo único que se limitan son las actividades desaprensivas, espero que no le quiera usted dar amparo".

Marlaska no se ha referido a la inclusión en los informes de mensajes en redes sociales críticos con la gestión de la crisis. Por ejemplo, las críticas de EH Bildu contra la Ertzaintza y la Policía Municipal de San Sebastián, después de que rindieran un homenaje a un agente de la Guardia Civil fallecido por la Covid-19 ante la Comandancia de Gipuzkoa. Y el  diputado en el Congreso de esa formación, Jon Iñarritu, ha reprochado al ministro: "No es normal que se hagan informes sobre críticas políticas. Haga públicos esos informes si no tienen nada grave ni son secretos".

Cs: "Abran las puertas, tiren de empatía"

"Abran las puertas. Sean transparentes y den datos reales". El portavoz de Ciudadanos, Pablo Cambronero, ha destacado que su formación ha intentado ayudar al Gobierno, aunque no les facilita información. También ha criticado que las fuerzas de seguridad no fueran consideradas personal de alto riesgo de contagio las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y ha reiterado que siguen tendiendo la mano.

Cambrorero ha pedido que se reconozca el fallecimiento en acto de servicio a los policías y guardias civiles que mueren en la lucha contra la Covid-19.

"Tire de empatía y piense qué diría usted en mi lugar después de haber escuchado" al jefe del Estado Mayor de la Guardia Civil. Cambrorero ha pedido una justificación "presentable" de sus palabras. Y que sea claro: "¿El Gobierno pretende utilizar las instituciones frente a las críticas a su gestión?"

"No hay persecución política, hay desinformación contra la que se lucha aquí y en muchos países porque se utiliza por desaprensivos", ha insistido el ministro en sus cinco horas de comparecencia mientras sostenía que el control  "no tiene finalidad política", sino que es "para garantizar la seguridad de todos”y la oposición denunciaba "límites a la libertad de expresión" y "censura".

La comparecencia ha arrancado con un minuto de silencio en memoria de las víctimas de la pandemia que ha sido solicitado por la presidenta de la Comisión, Ana María Botella, exsecretaria de Estado de Seguridad con Marlaska como ministro.

Más noticias