Público
Público

Catalunya Marlaska insiste en hablar con el Govern del orden público porque es competencia estatal

El ministro del Interior, mediante una carta remitida este martes al consejero de Interior de la Generalitat, Miquel Buch, insiste en su ofrecimiento de celebrar una Junta de Seguridad entre los días 3 y 7 de septiembre. 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Lazos amarillos colocados en Catalunya. EFE/Archivo

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha insistido en una carta al conseller de Interior de la Generalitat, Miquel Buch, en la necesidad de hablar de orden público en la Junta de Seguridad de Catalunya porque es competencia exclusiva del Estado.

Manifiesta su decisión de mantener en el orden del día de la Junta el punto primero: "Análisis general de la seguridad pública en Catalunya: Convivencia en el espacio público". Un punto en el que con toda probabilidad se abordarían las recientes disputas por la retirada de lazos amarillos y símbolos independentistas.

En una carta firmada por el ministro y fechada este 28 de agosto, el titular del Interior insiste en su ofrecimiento de celebrar una Junta de Seguridad con ese punto entre los días 3 y 7 de septiembre.

El Gobierno catalán, por contra, ha reiterado este martes que en Catalunya no hay violencia en la calle, tan sólo "casos anecdóticos que no representan ni al independentismo ni a la gente que está en contra de la independencia", ha dicho la portavoz, Elsa Artadi, en la rueda de prensa posterior al Consell Executiu. 

Artadi ha lamentado "informaciones falsas" sobre una violencia inexistente, a su juicio, y que lo único que buscan estas informaciones es apoyar las acusaciones que pesan contra los presos soberanistas.

También ha apelado a la responsabilidad de todos los líderes políticos catalanes para no politizar ni intentar sacar rédito político de los casos que la Generalitat ve anecdóticos, y ha reivindicado que en la sociedad catalana siempre ha habido "diversidad de opiniones" sin que eso haya generado problemas.

El lunes, el consejero Buch remitió una carta al ministro Grande-Marlaska en la que le respondía a su petición de abordar la convivencia en los espacios públicos de Catalunya en la Junta de Seguridad asegurando que la "competencia" de seguridad es "exclusiva" de los Mossos d'Esquadra.

Además, el consejero le pedía "eventuales responsabilidades" de miembros de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado presuntamente involucrados en agresiones a independentistas.