Público
Público

Más País propone crear 120 centros de atención a víctimas de violencia sexual en 10 años

El partido de Errejón aboga por "actualizar" la definición de violencia machista para que la ley recoja todas las formas de violencia contra las mujeres. En su programa contra las violencias sexuales también plantean la reforma del Código Penal para garantizar que solo sí es sí y equiparar las víctimas de violencias sexuales con las víctimas de terrorismo.

Íñigo Errejón aplaude junto a otros miembros de su partido tras anunciar su candidatura a las elecciones generales. (BALLESTEROS | EFE)

Más País apuesta por la creación de una red pública de centros de atención a víctimas de violencia sexual como medida estrella de su programa contra las violencias sexuales. La propuesta pasa por crear unos 120 centros de atención abiertos 24 horas todos los días en los próximos diez años. Un centro integral para cada 200.000 mujeres.

La número dos de la lista por Madrid y concejala Marta Higueras junto a las diputadas Mónica García y Laura Carenas presentó esta parte del programa este lunes en la nueva sede de Más País al lado de Puerta de Toledo. Esta parte es uno de los apartados de todo el programa de feminismo que ya publicó la formación en su página web. Un programa que, como explicó Higueras, tiene tres tipos de medidas enfocadas a “castigar a los agresores”, “proteger a las víctimas” y “prevenir la violencia de género”. Son medidas que creen especialmente importantes después de que el partido ultraderechista Vox haya llegado a las instituciones con un discurso en el que niega las violencias machistas

Para proteger a las mujeres, el partido propone equiparar equiparar las víctimas de violencia machista con las víctimas de terrorismo "asegurando la compensación, reparación y recuperación de autonomía" de las mujeres que hayan sufrido o sufran violencia machista modificando la Ley 35/1995.

Más País propone mayor control de los agresores para que las medidas de protección no se sustenten en la localización de las víctimas 

Además, se comprometen a actualizar la definición de violencia machista "para que le ley se amplíe y recoja todas las formas de violencia contra las mujeres" y no se limite a la violencia ejercida solo por parejas y exparejas. De forma que este concepto también recogería la violencia ejercida, por ejemplo, por desconocidos o de jefes y compañeros de trabajo.

En relación con el control de agresores, y también para proteger a las víctimas, García explicó que quieren cambiar el dispositivo de acompañamiento a las víctimas porque en ocasiones se produce una “revictimización” al hacer un control sobre ellas y quieren impulsar medidas como la pulsera de control a los agresores u otras formas telemáticas para que sean ellos quienes tengan el seguimiento por parte de la policía. Además, aplicarían un programa estatal para permitir el acceso de animales de compañía a los centros y pisos de acogida para las víctimas. 

También impulsan la reforma del Código Penal para garantizar que solo sí es sí y evitar que casos como el de la Manada de Manresa no sean considerados violaciones. En este sentido, quieren "clarificar y dar a la ausencia de consentimiento su adecuado tratamiento, de modo que quede perfectamente establecido que si una mujer no dice que sí todo lo demás es no". En esta revisión también querrían suspender el inició del cómputo de prescripción hasta que las víctimas cumplan 30 años en los delitos sexuales cometidos contra niños, niñas y adolescentes.

Lucha contra la violencia simbólica y modelos de belleza

El partido también propone medidas para luchar contra la violencia simbólica y los modelos y cánones de belleza. Desde el partido explican que quieren impulsar la diversidad "iniciativas con grandes plataformas de moda y revistas para revertir
la imagen insana y engañosa
de las mujeres". También quieren crear una mesa de trabajo permanente con los medios de comunicación para comprometerles a que aseguren "el adecuado enfoque en el tratamiento informativo sobre violencia de género, así como un marco de acuerdo para tratar la violencia simbólica y la imposición de cánones estéticos a las mujeres".