Público
Público
Únete a nosotros

Mas, el primer president que honra a los caídos de 1714

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Artur Mas se ha convertido esta noche en el primer President de la Generalitat que realiza un acto institucional de la Diada en el Fossar de les Moreres, la plaza en la que están enterrados los caídos en el sitio a Barcelona del 11 de septiembre de 1714 y que por primera vez ha sido incluida en una programación institucional del Govern.

En un acto sobrio, de poco más de 15 minutos, y acompañado por la presidenta del Parlament, Núria de Gispert, y el alcalde de Barcelona, Xavier Trias, Mas ha depositado una corona de laurel junto al popular memorial de guerra, donde un pebetero sostiene una llama que nunca se apaga. Con este gesto, Govern y Parlament han querido reivindicar la importancia de la Diada de este año, con motivo de los 300 años de la caída de Barcelona ante el asedio de las tropas borbónicas y la consulta del 9-N a menos de dos meses vista.

El Fossar de las Moreres ha sido, tradicionalmente, un espacio conmemorativo prácticamente reservado para la izquierda independentista más radical. Sin embargo, el Govern y el Parlament de la Generalitat comunicaban a finales de agosto que el primer acto de la Diada 2014 se realizaría en este lugar emblemático del Gótico barcelonés. Con el de esta tarde-noche, pues, se cierra un ciclo iniciado desde la presidencia de Pasqual Maragall en el que el Parc de la Ciutadella acogía el primer acto institucional del 11S —tal vez el que mayor consenso político reunía— y precedía la ofrenda al monumento de Rafael Casanovas, actividad, esta última, que sí sigue conservándose para la jornada de mañana viernes. Un nuevo formato que, para el Govern, 'tiene todo el sentido del mundo', dada la coyuntura política actual, pero al que, por ejemplo, han dado la espalda partidos como el PSC, el PPC y Ciutadans, que no han acudido al Fossar.

A Artur Mas, al que se le ha visto con un rostro algo cansado y no ha querido hacer declaraciones porque a las 21.00 horas emite un mensaje institucional en la televisión y radio públicas catalanas, le han acompañado, además Trias y De Gispert, otros presidentes de grupos parlamentarios como Oriol Junqueras (ERC) y una amplia representación de consejeros. En el acto, blindado por una amplia formación de gala de los Mossos d'Esquadra, han asistido centenares de independentistas, curiosos y turistas, arremolinados todos ellos en la puerta de la Iglesia de Santa María del Mar, donde se ha habilitado una pantalla gigante para seguir el homenaje.

Durante el acto, en el que varios asistentes han aprovechado para aplaudir al president y recordarle, a través de un cántico, que '¡Per una Catalunya independent, has de ser valent!' (¡Por una Catalaunya independiente, tienes que ser valiente!)', varias corales han interpretado algunas piezas musicales y con el himno nacional se ha dado por concluido el tributo. Seguidamente, Mas y De Gispert, junto a los consejeros de la Generalitat, acudirán a la Llotja de Mar para celebrar el acto institucional de conmemoración de los 300 años de los hechos de 1714.

Hace cinco años que la izquierda independentista realiza una marcha con antorchas la noche antes de la Diada, con fin de trayecto en el Fossar de les Moreres. Este año no va a ser distinto. Tras el acto del Govern y el Parlament está previsto que el Fossar sea escenario de distintas apariciones políticas y sociales. La plataforma Som Païssos Catalans ha convocado para las 20.30 horas un acto bajo el nombre de 'Donde hay ocupación, hay resistencia', y éste precedirá a la V marcha de antorchas. A las 23.00 horas está programada la llegada de una representación de CDC, liderada por su coordinador general, Josep Rull. Por su parte, ERC ha reservado turno para la medianoche, donde a parte de una nueva ofrenda floral, el candidato del partido republicano a las elecciones municipales, Alfred Bosch, realizará un discurso.

Nunca antes habían confluido tantos intereses en un mismo rincón de Barcelona bajo el contexto de una Diada. Durante los ochenta y principios de los noventa, el independentismo extraparlamentario, mucho más residual que ahora, utilizaba el Fossar para promocionar sus actos, entre los cuales se cuentan, también, alguna que otra quema de banderas españolas. Sin embargo, con el paso del tiempo, y tras ser rehabilitado, este espacio situado en el barrio del Born ha ido acogiendo el descontento institucional de quienes querían que el asunto nacional tuviera mayor implicación política. No en vano, la ERC del Tripartito fue abucheada en más de una ocasión en el mismo Fossar de les Moreres, donde en una placa se puede leer el siguiente mensaje: 'En el foso de las moreras / no se entierra a ningún traidor; / hasta perdiendo nuestras banderas / será la urna del honor'. Hoy, no sólo ERC y CDC van de la mano a su ofrenda floral. También por primera vez en la historia, un president de la Generalitat ha rendido honores a los caídos de 1714.


http://www.quoners.es/debate/crees-que-el-caso-pujol-puede-influir-en-la-desconvocatoria-de-la-consulta-catalana

Más noticias en Política y Sociedad