Público
Público

Mas recurre la querella por el 9N alegando que el Gobierno y la Fiscalía consintieron la consulta

Rajoy considera que el anuncio de elecciones anticipadas en Catalunya supone "la constatación del fracaso" del president

Artur Mas, con la vicepresidenta, Joana Ortega y el conseller Francesc Homs. / EFE

EFE

El presidente catalán, Artur Mas, ha recurrido la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) de investigarle por desobediencia en el 9N, alegando que el Gobierno y la Fiscalía "consintieron" la consulta alternativa al no forzar su prohibición "expresa" por parte del Tribunal Constitucional (TC).

El presidente de la Generalitat, la vicepresidenta, Joana Ortega, y la consellera de Enseñanza, Irene Rigau, han presentado hoy recursos de súplica ante la sala civil y penal del TSJC contra su decisión de admitir a trámite las querellas por el 9N, ante los indicios de que desobedecieron al TC al mantener la consulta alternativa.

En sus recursos, los miembros del Govern aducen que no existió "un mandato expreso, concreto y terminante" del TC que prohibiera la consulta alternativa, pese a que este dictó el 4 de noviembre una providencia suspendiendo cautelarmente el proceso participativo, como es preceptivo siempre que el Gobierno interpone recurso.

Los recursos esgrimen los argumentos aducidos por la Junta de Fiscales del TSJC, que se opuso por unanimidad a la presentación de una querella por el 9N, si bien el ex fiscal general del Estado Eduardo Torres-Dulce impuso finalmente su tesis con el apoyo de la Junta de Fiscales de Sala y forzó la denuncia. Las defensas recuerdan que la resolución del TC no iba acompañada de una advertencia expresa de que podría incurrirse en desobediencia si se incumplía su resolución, sin que el Gobierno y la Fiscalía instaran "un incidente de ejecución con la finalidad de lograr el cumplimiento efectivo de la providencia citada".

Al no hacerlo, las defensas interpretan que el Ejecutivo central o bien aceptaba que los actos preparatorios del 9N no constituían un incumplimiento de la resolución del TC o bien "falló en la diligencia debida y consintió esa situación". "Las mismas observaciones son también extrapolables al Ministerio Fiscal", añaden los recursos, que subrayan que la acusación pública "no emprendió ninguna acción legal sobre este tema hasta la formulación de esta querella, y consintió de esa manera que se llevaran a cabo todos los actos que ahora se presentan como constitutivos de delito".

Los recursos, que reproducen fragmentos del acuerdo de la junta de fiscales del TSJC reticentes a la querella del 9N, insisten en que el mandato del TC era "impreciso y general" y que, además, "desoía la solicitud de la Abogacía del Estado de que su resolución incluyera una mayor precisión, así como una advertencia al Gobierno de la Generalitat".

Las defensas alegan, además, que el Govern pidió el 7 de noviembre una aclaración al TC sobre su providencia, por considerar que estaba redactada de forma "indeterminada y abstracta", pero que esa petición no fue resuelta por el Constitucional hasta el 4 de diciembre pasado. "Por lo tanto, la no resolución de la aclaración redunda en la inconcreción", agrega el escrito de Mas, que reprocha que se traslade al presidente catalán una responsabilidad penal por unos actos que el propio TC "no dejaba claro si estaban incluidos en su ámbito de aplicación o no".

Rajoy critica "una campaña electoral de ocho meses"

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha considerado que el anuncio de elecciones anticipadas en Catalunya realizado por Mas supone "la constatación y la evidencia del fracaso de una determinada política que sólo ha generado inestabilidad e incertidumbre".  El jefe del Ejecutivo ha subrayado que la intención de Mas supone que, en menos de cinco años, en Catalunya se convocan tres veces elecciones autonómicas y que, este año, "va a someter a los ciudadanos catalanes a una campaña electoral de ocho meses".

Una situación generada por el hecho de que este año habrá en Catalunya las elecciones municipales, las autonómicas y las generales. "Esto se ha decidido para intentar responder a los criterios de Convergencia i Unió y de ERC", ha recalcado Rajoy. Por ello, ha considerado que el interés general, la atención de los problemas del paro y otros problemas económicos de los ciudadanos "se han olvidado". "Aquí se dijo: hay que intentar resolver un lío y un problema que tenemos ERC y CiU, y la decisión se ha tomado por puro interés partidista".

Más noticias de Política y Sociedad