Público
Público

La mayoría del Congreso rechaza que los jueces elijan a sus vocales en el Poder Judicial

Las críticas se han centrado en el giro del PP, que pasó de negociar la renovación del CGPJ con el Gobierno a romper el acuerdo y proponer el cambio de sistema después de que se filtrara un wasap de Ignacio Cosidó en el que insinuaba que el pacto con los socialistas permitiría influir en el Tribunal Supremo.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

La ministra de Justicia Dolores Delgado y el presidente del Tribunal Supremo Carlos Lesmes, durante la firmad el acuerdo alcanzado sobre los criterios para medir la carga de trabajo. EFE/Emilio Naranjo

La mayoría de los grupos del Congreso han mostrado este jueves su rechazo a que los jueces elijan a doce de los veinte vocales del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), por lo que la reforma impulsada en el Senado por PP y Ciudadanos con la intención de "despolitizar" ese órgano quedará previsiblemente aparcada.

La votación de las enmiendas que aprobaron en la Cámara Alta el PP y Ciudadanos en el marco de la reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial será por la tarde, pero los portavoces del resto de grupos han avanzado en el debate celebrado en el pleno que votarán en contra de un sistema que limitaría el papel del Parlamento y dejaría en manos de los jueces la elección de los vocales de procedencia judicial.

Las críticas se han centrado en el giro del PP, que pasó de negociar la renovación del CGPJ con el Gobierno a romper el acuerdo y proponer el cambio de sistema después de que se filtrara un wasap de su portavoz en el Senado, Ignacio Cosidó, en el que insinuaba que el pacto con los socialistas permitiría influir en el Tribunal Supremo.

En nombre del grupo popular, María Jesús Moro ha justificado el cambio de postura de su partido ante el "clamor social" para que se despolitice el órgano de gobierno de los jueces.

Ha llamado así al resto de grupos parlamentarios a actuar con "responsabilidad", a no aprovecharse de "alguna bravuconería que no se tenía que haber producido" y a actuar con "humildad y autocrítica", confiando en los profesionales.

El portavoz de Justicia de Ciudadanos, José Ignacio Prendes, ha abogado también por aprovechar una "oportunidad histórica" para corregir un sistema "pernicioso" que ha llevado al "descrédito" a la carrera judicial y ha instado al PSOE a escuchar a la sociedad y a las asociaciones de jueces y fiscales.

Pero los socialistas apoyan el actual sistema de elección de todos los vocales en el Parlamento, donde reside la soberanía popular, y su portavoz, Juan Carlos Campo, ha denunciado la "incoherencia" del PP y su "giro copernicano", rechazando "vaivenes que denigran" el sistema de justicia y el órgano constitucional que debe regir sus políticas.

Desde Unidos Podemos, Eduardo Santos ha criticado tanto las formas como el fondo de las propuestas del PP, al que ha acusado de "cargarse el dialogo mediante una fórmula populista, barata, ineficaz, que solo va dirigida a un público gremial y técnicamente chapucera".

Para el PNV la reacción del PP en el Senado fue un "arrebato"; para Compromís, una "pataleta infantil"; y para el PDeCAT, una "frivolidad".

El portavoz vasco, Mikel Legarda, ha asegurado que no hay modelos perfectos, ha abogado por buscar amplios consensos y ha apuntado que el problema no es el sistema de elección parlamentaria, sino "la lógica de las cuotas ciegas entre partidos", que se desentienden de los candidatos que proponen los otros con tal de que se acepten los propios.

Desde ERC, Carolina Telechea ha avanzado también el voto en contra de su grupo, convencido de que se necesita una reforma profunda del CGPJ, más allá del sistema de elección, y de que las enmiendas sólo son un "parche" para intentar maquillar un sistema "obsoleto" que consolida un modelo basado en intereses partidistas.

El cambio del modelo de elección no saldrá así adelante, pero sí el resto de reformas que los grupos han pactado para acabar con el actual "presidencialismo" del CGPJ, dotar de más transparencia a los nombramientos discrecionales de los altos cargos judiciales y recuperar derechos laborales recortados durante la crisis en el sector de la justicia.

Más noticias en Política y Sociedad