Público
Público

Medio Ambiente Cómo conducir por Madrid a partir de ahora en episodios de alta contaminación

El nuevo protocolo de contaminación aprobado por el Ayuntamiento, más restrictivo que el anterior, entra en vigor este lunes. Hay más escenarios, que se aplicarán antes y que afectarán a más vehículos. 

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

Vista de la boina de contaminación sobre la ciudad de Madrid. AFP

Este 8 de octubre ha entrado en vigor el nuevo protocolo anticontaminación para la ciudad de Madrid, un plan de acción aprobado por el Ayuntamiento que revisa y sustituye al de 2016 y que se aplicará en aquellos episodios en los que la urbe sufra niveles de polución peligrosos para la salud. Tras constatar que el anterior plan no era suficiente para dejar de incumplir con la legislación vigente, el nuevo protocolo hará más frecuentes las restricciones a la conducción, que se extenderán a toda la ciudad y que afectarán sobre todo a los vehículos más viejos y sucios, y también a las motos. Además, se incluye un quinto escenario, en lugar de los cuatro que había hasta ahora.

Estas son las principales novedades a tener en cuenta:

Los niveles se activan antes

La principal medida para hacer más efectivo el protocolo son los nuevos criterios para activar antes los niveles de preaviso y aviso para favorecer un paso más fluido entre escenarios.

El "preaviso" se activará cuando en dos estaciones de medición de una misma zona se superen los 180 microgramos de NO2 por metro cúbico durante dos horas consecutivas o en tres estaciones cualesquiera de la red durante tres horas consecutivas.

El "aviso" se activará cuando en dos estaciones de una misma zona se superan los 200 microgramos por metro cúbico de NO2 durante dos horas consecutivas o en tres estaciones cualesquiera de la red durante tres horas seguidas.

Por último, la "alerta" se activará cuando en tres estaciones de una misma zona se superen los 400 microgramos de NO2 durante tres horas consecutivas.

Cinco escenarios

De ahora en adelante habrá cinco escenarios de restricción, aunque el Ayuntamiento confía en no aplicar nunca el quinto. Con los nuevos criterios para activar los niveles de aviso, se pasará más fácilmente del Escenario 2 al 3 y por lo tanto, se aplicarán con más frecuencia medidas de reducción del tráfico. Además, las restricciones contempladas para cada escenario serán más rigurosas que en el protocolo anterior. Es decir, las restricciones se aplicarán con mayor frecuencia que antes y afectarán a más coches.  Estas serán las medidas para cada escenario.

El Escenario 1 se activa con un día de "preaviso". Se limita la velocidad a 70 km/h en la M-30 y los accesos a Madrid y se recomienda usar el transporte público.

El Escenario 2 se activa con 2 días de "preaviso" o uno de "aviso". Prohibido estacionar en el Servicio de Estacionamiento Regulado (SER), salvo los vehículos con etiqueta ambiental cero emisiones y ECO. Se vetan aquellos sin etiqueta ambiental, incluidas las motos, en la almendra central y en la M-30.

El Ecenario 3 se activa con tres días de "preaviso" o dos de "aviso". La prohibición de circular a los vehículos sin etiqueta ambiental se extiende a toda la ciudad.

El Escenario 4 "salta" con cuatro días consecutivos de "aviso". La prohibición de circular en toda la ciudad se extiende también a los que tienen etiqueta B. Se prohíbe estacionar en zona SER excepto los CERO y los ECO.

El Escenario 5 entra en vigor con nivel de "alerta". Coincide con el nivel de alerta marcado por la Unión Europea, al que nunca se ha llegado en Madrid. Se mantienen todas las restricciones de las etapas anteriores, y además se prohíbe circular a los que tienen etiquetas B y C. Solo podrán estacionar en el SER los vehículos CERO.

Adiós a las matrículas, ahora cuentan las etiquetas

Tanto las motos como los coches, para saber si uno puede circular en los diferentes escenarios de contaminación tendrá que mirar qué etiqueta de la DGT posee su vehículo, en lugar de si su número de matricula es par o impar, como sucedía hasta ahora. 

¿Y qué etiqueta tiene mi coche?

En Madrid, hay unos 1,8 millones de vehículos que no tienen etiqueta medioambiental ni la tendrán nunca porque contaminan, en concreto los turismos y furgonetas matriculados antes de 2000 y los diésel adquiridos antes de 2006.

Para el resto de vehículos hay cuatro etiquetas o pegatinas: la 0 emisiones, de color azul, para los vehículos eléctricos; la ECO (azul y verde) para los híbridos; la C (verde) para los turismos y furgonetas de gasolina matriculadas a partir de 2006 y diésel a partir de 2014 y la B (amarilla) para los gasolina matriculados a partir de 2000 y de diésel a partir de 2006.

La DGT envió a los propietarios la etiqueta con su distintivo ambiental hace años, pero si no la sabes, puedes consultar el distintivo ambiental que te corresponde a través de la página web de la Dirección General de Tráfico.

En cualquier caso, no es obligatorio llevar la etiqueta pegada en el coche, aunque sí es recomendable.

Las excepciones

Las excepciones del protocolo benefician sobre todo a los residentes, que sí podrán aparcar en las plazas del SER de sus zonas, al igual que los vehículos comerciales e industriales.

También habrá salvedades para el transporte público, los vehículos de profesionales cuya hora de inicio o de fin de jornada laboral esté fuera del horario de cobertura del transporte público y los vehículos para limpieza y gestión de arbolado urbano.

Se permitirá además la circulación a todos los vehículos comerciales e industriales de distribución urbana de mercancías y a algunos especiales, como servicios funerarios.