Público
Público

Memoria histórica Otro juez de Madrid anula el cambio de nombre de calles como Comandante Zorita, Millán Astray o Caídos de la División Azul

Séptimo revés en los tribunales contra la reforma del callejero impulsado por el Ayuntamiento de Madrid, al suspender el cambio de nombre de ocho calles por "falta de motivación suficiente" por parte del Comisionado de la Memoria Histórica de la capital.

Publicidad
Media: 4
Votos: 2

Rótulo de la Calle Millán Astray, en Madrid. E.P.

El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 23 de Madrid ha acordado suspender el cambio de nombre de ocho calles de la capital, como Comandante Zorita, Millán Astray o Caídos de la División Azul que había sido aprobado por el Consistorio en virtud de la Ley de Memoria Histórica.

En un sentencia, el magistrado titular del Juzgado ha estimado parcialmente un recurso interpuesto por la Fundación Nacional Francisco Franco contra el acuerdo el acuerdo de 2017 de la Junta de Gobierno municipal que aprobaba el cambio de nombre de 52 vías de la ciudad. 

El Ayuntamiento explicó que lo hacía en aplicación de la Ley de Memoria Histórica y tras el informe del Comisionado específico sobre la materia, que concluía que estas 52 denominaciones hacían referencia a la dictadura franquista y al conflicto de la Guerra Civil.

La sentencia, contra la que cabe recurso, ha anulado los cambios de nombre de las calles General Millán-Astray, Hermanos García Noblejas, General Asensio Cabanillas, Caídos de la División Azul, Cirilo Martín Martín y El Algabeño.

Ahora bien, el juez da el visto bueno para sacar del callejero madrileño a las otras 44 calles que recoge el acuerdo de la Junta de Gobierno del Ayuntamiento del 4 de mayo de 2017.

El juez recoge las consideraciones que ya hicieron otros juzgados y afirma en la sentencia que todas ellas tiene que ver con "la falta de motivación suficiente" por parte del Comisionado de la Memoria Histórica. No obstante, especifica que las sentencias sobre estos cambios están recurridas ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) y que este será el órgano que fije el criterio final.

Del mismo modo, la sentencia ha explicado que el criterio seguido para valorar estas vías exige argumentar "un plus adicional de participación o significación" con la Guerra Civil o la Dictadura franquista.

Además de estas seis calles, el juez ha considerado que no se ha "justificado suficientemente el cumplimiento de los requisitos del artículo 15 de la Ley de Memoria Histórica" en otros dos casos más, el de la calle Comandante Zorita y en el del Paseo del Doctor Vallejo-Nájera, que estaban planteadas que se cambiase.

Sobre el renombramiento del vial de Zorita, la sentencia ha planteado que "la transformación de su condición de Comandante y su sustitución por Aviador Zorita no se presenta suficientemente justificada, teniendo en cuenta que se admite el que se mantenga su denominación". En el resto de cambios, el tribunal confirma el cambio de nombres.

Respecto al Doctor Vallejo-Nájera, el magistrado ha señalado que "los argumentos aducidos no se presentan como suficientes". "Ni por la fecha de la concesión ni por las declaraciones de los miembros del Comisionado puede entenderse que la exclusión está suficientemente justificada", ha afirmado la sentencia.

Esta sentencia es similar a otras siete, como la dictada por el Juzgado Contencioso-Administrativo número 7 de Madrid que obligó al Ayuntamiento de Madrid a mantener el nombre de la calle General Millán Astray, situada en el distrito madrileño de Latina, al considerar que el acuerdo que adoptó el Consistorio para modificarlo es "disconforme" a derecho. La Justicia también anuló el cambio de denominación de la calle General Asensio Cabanillas, en Chamberí; Hermanos García Noblejas, en Ciudad Lineal, la calle de los Caídos de la División Azul, en Chamartín, así como la de El Algabeño, en Hortaleza.

Ahora, será el Tribunal Superior de Justicia de Madrid el órgano que tendrá que fijar el criterio final en esta cuestión, toda vez que la Federación Estatal de Foros por la Memoria y la Plataforma Contra la impunidad del Franquismo ha anunciado que recurrirá el fallo, como previsiblemente hará el Consistorio.

El origen del procedimiento está en el recurso que el pasado noviembre interpuso la Fundación Francisco Franco contra el acuerdo del Ayuntamiento de Madrid, que ratificó la sustitución del nombre de las 52 calles de Madrid con reminiscencias franquistas, en aplicación de la ley de Memoria Histórica.