Público
Público

Memoria histórica El monumento a seis aviadores nazis que sigue en pie en un paraje recóndito de la sierra de Badajoz

La alcaldesa del municipio extremeño de Cabeza la Vaca, Rosa María Fabián (IU) pide a la diputación de Badajoz fondos para una posible “musealización” o retirada de un monolito nazi en homenaje a seis aviadores fallecidos de la Legión Cóndor en 1938.

Publicidad
Media: 2.62
Votos: 13

Cementerio campillo de Llerena

La clara ayuda extranjera recibida de la Alemania nazi y la Italia fascista, con la que se pretendía culminar la llamada “causa nacional” del franquismo, dejó vestigios de sus aliados en provincias como Badajoz donde aún quedan monolitos homenaje a soldados de la Legión Cóndor y la Italia de Mussolini. Su diputación provincial lucha, a través de un catálogo de simbología franquista, por su retirada en dos municipios de la provincia. Uno de ellos es Cabeza la Vaca donde todavía se encuentra ubicado un monolito que rinde homenaje a seis aviadores nazis fallecidos en un accidente en plena guerra civil. El otro vestigio es el cementerio de soldados italianos ubicado en el pueblo de Campillo de Llerena.

El pueblo de Cabeza la Vaca tiene pendiente la retirada de este monolito que recuerda el accidente de seis aviadores nazis a bordo de un Heinkel-111. El accidente se producía el 16 de abril de 1938. Reactivado el frente, la intención de estos aviadores sería continuar bombardeando la retaguardia y acabar con los últimos focos de resistencia. “Eran seis soldados nazis de los que poco se conoce pero que el franquismo le quiso rendir homenaje por su ayuda en la causa”, aclaran fuentes de la diputación de Badajoz. Podría ser uno de los últimos vestigios dedicado a la Legión Cóndor que queda erigido en España.

Ramón vecino de este pueblo, ubicado en la Sierra de la Buitrera, relata a Público que “es una realidad que todo el mundo conoce. Un monumento nazi que sigue en nuestra sierra y da que hablar a la gente del pueblo y a los visitantes que vienen a pasar unos días de turismo rural”.

¿Musealizar o retirar el monolito nazi?

Este monumento, homenaje a la Legión Cóndor, se ubica en un emplazamiento privado, dentro de una finca. Actualmente el monolito que sigue conmemorando el accidente de los aviadores nazis no guarda ninguna inscripción. Aun así se encuentra inscrito dentro del Catálogo de vestigios de la Guerra Civil y el Franquismo de la provincia de Badajoz.

Rosa María Fabián, alcaldesa de Cabeza la Vaca por Izquierda Unida, afirma a Público que tras la ficha de vestigios, propuesta por la diputación de Badajoz, se consideró la idea de “musealizar” este monumento aunque “necesitaría una partida de la diputación para hacer frente a la retirada y un permiso, ya que se encuentra en terreno privado”.

Manuel Candalija, miembro del Comité de Expertos de la Comisión de Memoria Histórica de la diputación, no considera “prioritaria” la retirada, ya que tal y como ha señalado a Público no está en territorio municipal. “No es responsabilidad de la alcaldesa ni del ayuntamiento”. Sin embargo, es un hecho según destaca la alcaldesa del municipio que “el monumento sigue dando que hablar” en un paraje que ya no quiere tener este tipo de simbología en su entorno.

El monumento a seis aviadores nazis que sigue en pie en un paraje recóndito de la sierra de Badajoz

Rosa María Fabián tendría la intención de retirarlo del complejo privado donde se encuentra prácticamente abandonado y rodeado de musgo. “Nosotros tenemos la intención de cumplir con la ley pero es la diputación quien tiene que darnos los fondos para su retirada y su posterior musealización si llegara el caso”.

Los vecinos de Cabeza la Vaca conocen con detalle la historia. El homenaje que se realizó a los seis soldados nazis fallecidos un año después, concretamente el 2 de mayo de 1939. El monumento se ubicó en el lugar donde ocurrió el accidente, con la inscripción en una placa del nombre de los seis aviadores. “Los nombres fueron borrados hace años y hay gente que, aunque pretenda encontrarlo, no tiene posibilidad de visitarlo por la dificultad de acceso”, aclara a Público la alcaldesa.

Mantenimiento de un cementerio de soldados italianos y del frente nacional
El museo de soldados italianos de Campillo de Llerena (Badajoz) es otro de los vestigios poco conocido en la geografía nacional. Manuel Candalija señala a Público que en este “cementerio se ha llevado a cabo también una reinterpretación y musealización de los restos”. Además existe en el municipio “un museo de la guerra civil con una recreación de una trinchera y numerosa información sobre las campañas militares en esta zona durante el conflicto bélico”, aclara.

Este cementerio de guerra fue construido en el año 1937 por la I Brigada Mixta Flechas Azules. Candalija apunta que “fueron enterrados 44 soldados de esta unidad (33 españoles, 9 italianos y 2 que no fueron identificados). Todos ellos caídos en combate”. El frente se reactivó en los años 37 y 38. Las tropas de Franco lo usarían para dar sepultura a los soldados caídos en el frente. En la leyenda de las lápidas puede aún leerse “Deposita una flor y eleva una oración por los soldados españoles y legionarios italianos de la brigada Flechas Azules que heroicamente cayeron por España y por la civilización mundial”. La fecha de este rótulo consta desde junio de 1937.

Candalija afirma que el Comité de Expertos de la Comisión de Memoria Histórica considera la idea de “mantenimiento” del cementerio por ser otro de los espacios que quedan de aquella etapa. Sin embargo aclara que ya no quedan gran parte de los restos de los soldados, ya que “los italianos fueron trasladados al osario de San Antonio de Padua en Zaragoza y otros restos al Valle de los Caídos”.

“Todo este conjunto hace que sea un preciado material para poder educar y enseñar a futuras generaciones lo que ocurrió en esos años”, añade Candalija. Campillo de Llerena ha recibido varias partidas para continuar teniendo presente la figura de estos soldados que vinieron a España bajo las órdenes de la Italia fascista de Mussolini, cumpliendo, según la administración, la ley de memoria extremeña.

Badajoz y Guadiana del Caudillo, dos municipios que incumplen la ley de memoria
La diputación de Badajoz comenzó en el año 2015 la elaboración de catálogo de vestigios de la guerra civil y el franquismo con el firme propósito de sancionar a los municipios que no tuvieran en cuenta el cumplimiento de la ley de memoria histórica de la comunidad y la posterior retirada de los símbolos franquistas.

Candalija ha señalado la implicación de los alcaldes y alcaldesas de la provincia de Badajoz con esta medida. “Podemos decir que gracias a esta implicación ha sido posible que este proyecto de retirada del total de vestigios de la guerra civil y la dictadura franquista en la provincia de Badajoz” realizado en un tiempo récord.

Sin embargo, en la actualidad, tan solo dos ayuntamiento, de los 181 municipios y entidades Locales de la provincia de Badajoz, Badajoz capital y Guadiana del Caudillo, no cumplen con la Ley de Memoria Histórica. Candalija añade que tanto la capital como el pueblo con nombre franquista deberán devolver las subvenciones de 2017, en cuya justificación se comprometieron a cumplir con la Ley y retirar los vestigios. El Comité de Expertos de la Comisión de Memoria Histórica se la mostrado tajante en este proceso y espera que las negociaciones permitan que estas localidades cumplan finalmente la retirada de sus vestigios. “Sería la única forma de recibir las partidas presupuestarias establecidas de la diputación en 2018”, concluye Candalija.

Más noticias en Política y Sociedad