Público
Público

Memoria histórica El PSOE de Andalucía, frente a los ataques de Vox, quiere que el Estatuto blinde la memoria histórica y democrática

Susana Díaz busca recuperar la centralidad política y reclama que el PP y Ciudadanos, que quieren reformar el Estatuto para eliminar los aforamientos, blinden también el Estado del Bienestar, que los servicios públicos alcance a los pueblos, una garantía de democratización del mundo digital y que la elección del director de RTVA se produzca por concurso público

Publicidad
Media: 3.67
Votos: 3

Susana Díaz, en el Parlamento de Andalucía

Susana Díaz, secretaria general del PSOE de Andalucía, montó este miércoles un acto, al que quiso dotar de cierta solemnidad, en el salón de usos múltiples del Parlamento de Andalucía, el lugar en el que suelen tomar posesión los presidentes de la Junta, para defender una reforma del Estatuto que no se limite, como pretenden PP y Ciudadanos, a eliminar los aforamientos.

La expresidenta de Andalucía eligió un escenario protocolario para presentar su propuesta de reforma del Estatuto, que aborda cinco puntos y con la que persigue, además de fijar la posición del PSOE en un asunto de calado, del que hasta ahora venían ocupándose solo PP y Ciudadanos, recuperar cierta centralidad política, hoy perdida tras el desaguisado electoral del pasado 2 de diciembre, que sacó a los socialistas por primera vez del Ejecutivo autonómico. “El Estatuto no es de un gobierno, sino de todos los andaluces”, dijo Díaz.

“Si se va a hacer una reforma, hagámosla de todos para todos y adaptémosla a este tiempo. No usemos el tacticismo ni el regate corto”, pidió Díaz. La secretaria general del PSOE de Andalucía enumeró los cinco puntos que su partido incluirá en los debates que se produzcan al respecto de la reforma.

Por un lado, los socialistas quieren promover que el Estado del Bienestar sea sostenible, después de vivir “conflictos sociales fruto de la crisis virulenta”.

Por otro lado, Díaz alertó del reto de la “despoblación” y manifestó que su objetivo era garantizar el acceso a la sanidad y la educación en los pueblos de Andalucía. “Tendremos que afrontar nuevos elementos de pobreza. [El Estatuto] tiene que ser una garantía frente a la enfermedad que va a requerir de más recursos públicos”.

Además, el PSOE abogó por “democratizar la etapa digital”. “El reto digital necesita más de ciencias sociales y de humanidades. Hoy muchas empresas hacen mas negocio con nuestros datos que con lo que venden y tienen una obligación social de contribuir al bienestar social”, dijo Díaz.

También promoverán los socialistas el blindaje de los órganos de la autonomía, el Consejo Consultivo, el defensor del Pueblo, “todos los que forman parte del corazón de la autonomía andaluza”. Para la RTVA, el Canal Sur, Díaz apostó por una fórmula novedosa, que no defendió cuando era presidenta de la Junta:  “Entendemos que la dirección general de la RTVA debe de ser sacada a concurso público, que tiene que tener un control por parte de asesores externos y mayoría cualificada de esta Cámara”. Hoy, el Estatuto solo recoge el tercer requisito.

Y, por último, la expresidenta lamentó que en esta legislatura se produzcan “debates difíciles de explicar a la sociedad andaluza”: “Cuando algunos plantean -en referencia a Vox- la concordia en sustitución de la memoria, obvian que no pueden haber concordia sin verdad, sin justicia y sin reparación”, dijo Díaz.

“No hay nada más digno que el derecho a dar descanso a sus seres queridos. La Ley de Memoria ha sido un ejemplo. Es envidiable que una Ley de Memoria vea la luz sin votos en contra (la ley andaluza fue aprobada con los votos de PSOE, Podemos e IU, mientras Ciudadanos y PP se abstuvieron). Eso es un síntoma de madurez democrática”, agregó. “Creemos que para que la sociedad andaluza se sienta protegida, la memoria debe formar parte del legado del 28-F”, remachó la secretaria general del PSOE de Andalucía su razonamiento.

Tres quintos y referéndum

El procedimiento de reforma del Estatuto, que fue aprobado en 1981 y reformado en 2006, está recogido en sus artículos 74 y 75. “La propuesta de reforma requerirá, en todo caso, la aprobación del Parlamento Andaluz por mayoría de tres quintos, la aprobación de las Cortes Generales mediante Ley Orgánica y, finalmente, el referéndum positivo de los electores andaluces”. Tres quintos son 65 diputados. PP, Ciudadanos, y Vox suman 59, por lo que, aunque quisieran, no podrían reformar ellos solos el Estatuto. Necesitan a la izquierda.

Antes de que hablara Díaz, el portavoz parlamentario del PP, José Antonio Nieto, había lamentado que los demás partidos no habían trasladado aún ningún asunto que abordar en la reformar en el Estatuto aprovechando su modificación para la supresión de los aforamientos, a pesar de que así lo habían reclamado. Nieto propuso como novedad que se recoja en el Estatuto algún tipo de fórmula para penalizar a los malos gestores de recursos públicos.

“Que al que gestione mal se le penalice”, sostuvo Nieto, según recoge Europa Press. El portavoz del PP no concretó qué fórmula sería la más adecuada pues, dijo, que el resultado final debería salir del consenso con los distintos partidos con representación en la Cámara autonómica.

Díaz criticó que PP-A y Ciudadanos hubieran planteado una reforma exprés del Estatuto de manera “frívola y superficial”, comunicada al PSOE, vía whatsapp, "devaluando el papel” del Estatuto. “No podemos ni frivolizar ni comportarnos de manera irresponsable con algo que no nos pertenece a nosotros, sino que es patrimonio de todos los andaluces y forma parte del legado y de la herencia que distintas generaciones en estos últimos 40 años han depositado en nuestras manos", dijo Díaz.

Sobre los aforamientos, Díaz manifestó que el PSOE es partidario de su supresión, pero agregó que era un debate que se tenía que abrir primero a nivel nacional.

Antes que Díaz, tomó la palabra el catedrático de Derecho Constitucional en la Universidad de Granada y secretario de Libertades y Política Territorial de la Ejecutiva del PSOE de Andalucía, Gregorio Cámara, quien llamó a hacer las cosas bien en relación al Estatuto de Autonomía. “El Estatuto es el equivalente funcional de la Constitución de andalucía. Cuando se pretende hacer una reforma de un Estatuto es como si se hiciera de la Constitución. Es esencial el máximo consenso”.

“Es muy peligroso hacer la reforma a golpe de inmediatez. Apelo a que se tomen las reformas estatutarias con rigor, con seriedad y profundidad. Y que exista un consenso para alcanzar las mayorías cualificadas”.

El portavoz parlamentario del PSOE, Mario Jiménez, reivindicó la “legitimidad histórica” de su partido a la hora de reformar el Estatuto, frente a un “intento de malversar su nombre”, por parte de la derecha.

Más noticias en Política y Sociedad