Público
Público

Memoria histórica Víctimas de la Transición se reúnen en Málaga para denunciar en un manifiesto "la total impunidad" de esta etapa histórica

'Desmontando una transición ni tan modélica ni tan pacífica' ha sido el manifiesto firmado este jueves en Málaga dentro del I Encuentro Estatal de Víctimas de la Transición, auspiciado por la familia del asesinado Manuel José García Caparros.

Publicidad
Media: 5
Votos: 9

Lectura del manifiesto en el lugar de la memoria dedicado a Manuel José García Caparrós. / MARÍA SERRANO

"Los familiares y víctimas de la Transición española solo pedimos que exista la necesidad histórica de arrojar luz sobre los casos de asesinato y tortura “por terrorismo de Estado o por la Ultraderecha”. Así da comienzo el primer manifiesto oficial realizado por familiares, afectados por el proceso político de la Transición española y de la que se estima, hasta el año 1981, más de quinientos asesinados de la forma más impune. “Esperamos el esclarecimiento de los crímenes, y buscamos por supuesto la verdad, tantas veces tergiversada u ocultada en versiones oficiales”.

El encuentro estatal de víctimas se ha celebrado en Málaga bajo la iniciativa de la familia y la asociación del asesinado Manuel José García Caparrós, el malagueño sindicalista, fallecido por disparos al aire de un agente de la Policía Armada en la histórica manifestación por la autonomía andaluza del 4 de diciembre de 1977. Más de cuarenta años después del asesinato de este joven a los 19 años de edad sus hermanas, reivindican que no han tenido aún acceso oficial al sumario con los nombres que aparecían en las actas de la investigación del crimen. Los papeles se reservan bajo la ley de secretos oficiales dentro del Congreso de los Diputados.

La impunidad del caso Caparrós

“¿Porqué no arrojan ningún tipo de luz? ¿Cómo nos dejan después de tantos años sin un proceso judicial que permita saber los nombres que aparecen en las actas del Congreso?” Purificación García Caparrós relata a Público el dolor contenido por el paso de los años y que no ha permitido conocer casi “nada de lo que ocurrió en aquella manifestación”, a la que acudieron más de doscientas mil personas. El manifiesto titulado Desmontando una transición ni tan modélica ni tan pacífica ha sido leído en la esquina de la calle Alameda de Colón y el puente de Tetuán, en Málaga, hoy reconocido como lugar de la memoria por el gobierno andaluz. “Fue el lugar donde mi hermano anduvo sus últimos pasos y es muy significativo que hoy leamos este manifestó en este lugar” De las miles de víctimas con crímenes no resueltos en plena Transición el asesinato de García Caparrós puede ser uno de los más significativos de la historiografía reciente.

“Pesa una ley que nos oprime a las víctimas de la Transición, y que no permite ni abrir un proceso judicial justo”, aclara la hermana de García Caparrós a Público. El próximo seis de noviembre, Purificación irá a Bruselas con su hermana Loli García Caparrós para buscar “una justicia real que busque el verdadero esclarecimiento del caso”, señala.

Al encuentro también han acudido afectados por aquella Policía Armada y su “sanguinaria’ justicia que llenó de terror las calles, manifestaciones y asambleas de toda España.

Andoni perdió la visión de su ojo derecho en Vitoria

Andoni Txasco es víctima directa de las cargas policiales ocurridas el tres de marzo de 1976 en Vitoria. Los hechos sucedieron a las cinco de la tarde cuando efectivos de la Policía Armada desalojaron a cientos de trabajadores de la iglesia de San Francisco de Asís con pelotas de gomas y disparos al aire. Se celebraba una huelga general. Una de las primeras, tras la muerte del dictador, que desató asambleas de trabajadores por toda España y que fueron reprimidas con una dureza inimaginable. “Durante días se produjeron revueltas y muchos jóvenes salimos a reclamar que no podía permitirse la impunidad de aquella policía tardofranquista”.

Andoni iba con tres jóvenes más cuando lo rodearon varios agentes. “Nos dieron una paliza tan brutal que me quedó una lesión en el ojo derecho de por vida”. Andoni tiene a día de hoy un dos por ciento de agudeza visual. “Esta lesión me quedó de herencia aquellos días de cambios políticos que han pasado a la historia como una etapa modélica pero que guarda demasiada sinrazón”.

Lectura del manifiesto en el lugar de la memoria dedicado a Manuel José García Caparrós. / MARÍA SERRANO

La huelga general de marzo del 76 dejó solo en Vitoria cinco fallecidos y más de un centenar de heridos. Entre ellos Andoni que hoy están organizados en una asociación conocida como asociación 3 de marzo Vitoria. “Estos encuentros como el que hemos vivido en Málaga solo nos dan una clarividencia y es que las víctimas de la Transición estaban y se encuentran hoy en cada pueblo, en cada rincón del país. Tenemos que entender que aquel régimen franquista seguía en el ámbito público, a pesar de que el dictador había muerto”. El seis de noviembre, Andoni, también acompañará a la familia Caparrós hasta Bruselas. Acudirán personalmente hasta el Parlamento europeo para contar en primera persona cómo la mayoría de sumarios se encuentran archivados por una ley franquista como es la de secretos oficiales, aún vigente en España.

Manuel Ruiz ha querido sumarse al manifiesto con un mensaje de apoyo en la distancia como hermano de Arturo Ruiz, asesinado en Madrid durante una manifestación pro-amnistía en Madrid el 23 de Enero de 1977 por pistoleros de extrema derecha. “Mi intención era estar con todos vosotros y sumarme a la reunión de las victimas de la transición , que oímos que fue un hecho pacifico pero para nosotros no fue así y tenemos el deber moral de hacer lo que podamos para que no se olvide y se esclarezcan los hechos”.

La memoria de Fermín sobre el crimen de su hermano

Fermín Rodríguez, hermano del joven Germán Rodríguez, asesinado en las revueltas de los Sanfermines de año 1978, a raíz de las graves cargas policiales, habla en primera persona a Público. Una redada desató la furia de aquella policía que entró a la plaza de toros de Pamplona cargando sin piedad contra todos los manifestantes que se oponían a las palizas. Las protestas se extendieron por el resto de Navarra. “Estos sucesos nunca fueron juzgados y aún a día de hoy ni los propios familiares hemos podido tener acceso al sumario de investigación”.

Fermín Rodríguez confirma a Público que ha logrado tener acceso a un vídeo donde uno de los jefes de la Policía alertaba a los agentes sobre la necesidad de cargar contra los manifestantes. “Da igual si hay muertos”. Cinco mil pelotas de goma, más de mil botes de humo y gases lacrimógenas dejaron aterrorizada a miles de manifestantes en aquellos Sanfermines del año 1978 que se resistían a entender la política del nuevo estado “supuestamente” democrático.

Andoni, Fermín, Purificación o Loli solo reivindican el “acceso a las materias clasificadas ”que esconden bajo la complicidad de las actuales administraciones los nombres de viejos agentes y que a día de hoy, cuarenta años después de la mayor parte de los hechos se encuentran vivos.

Reivindicar los crímenes de la Transición en Bruselas

Joaquín Recio es vocal de la asociación Manuel García Caparrós y el coordinador de este encuentro que ha permitido desarrollar un manifiesto único para las victimas de esta compleja etapa. “Vamos a trabajar de forma colectiva para potenciar el asociacionismo de víctimas donde los los casos de víctimas de la transición no están organizados en la gran mayoría de sus casos”, aclara sobre el manifiesto.

Más de setenta familias acudirán a Bruselas de la mano del eurodiputado por Izquierda Unida Javier Couso. Pedirán ante las más altas instancias europeas su reconocimiento como víctimas de pleno derecho, el impulso de recogida de testimonios que ayuden a conocer la magnitud de aquel periodo violento. Y, sobre todo, exigir la lucha contra la impunidad, “persiguiendo la reprobación de los crímenes como crímenes que son de lesa humanidad”.