Público
Público
Únete a nosotros

Memoria Pública PP y Cs en Córdoba usan una estratagema para burlar la Ley de Memoria y recuperar nombres franquistas en el callejero

La Junta de Andalucía y el secretario del Ayuntamiento avalan los planes del alcalde Bellido (PP) que gobierna con Ciudadanos

Publicidad
Media: 2.54
Votos: 13

José María Bellido, alcalde de Córdoba, en el centro, durante el Pleno del martes pasado. Europa Press

El Ayuntamiento de Córdoba prosigue con lo que la izquierda considera una  estratagema para burlar la Ley de Memoria Histórica en Andalucía, la que insta a las administraciones públicas a retirar las “menciones conmemorativas de exaltación, personal o colectiva, de la sublevación militar, de la Guerra Civil y de la represión de la Dictadura”. El secretario del Ayuntamiento presentó este martes en el Pleno municipal un informe que avala el plan del alcalde, José María Bellido (PP), quien gobierna con Ciudadanos.

La pasada legislatura, en aplicación de la norma, el Ayuntamiento, gobernado entonces por Isabel Ambrosio (PSOE), apoyada en una mayoría de su partido, IU y fuerzas vinculadas a Podemos, modificó el callejero de la ciudad, en aplicación de la Ley de Memoria. Eliminó entre otras la calle José Cruz Conde, que pasó a llamarse Foro Romano; la avenida del Conde de Vallellano, hoy avenida del Flamenco, y la plaza de Cañero, que se rebautizó como la plaza de los Derechos Humanos.

José Cruz Conde fue uno de los cabecillas del del golpe de 1936 contra el Gobierno democrático y legítimo de la II República. El Conde de Vallellano fue ministro de Obras Públicas de Franco, mientras que Antonio Cañero encabezó la conocida como Columna del amanecer o columna Cañero que sembró el terror en los alrededores de Córdoba y pueblos de la provincia durante el levantamiento militar de 1936.

Nada más tomar posesión, el equipo de gobierno lanzó su primer paquete de medidas, entre las que estaba lo que llamaron recuperar nombres “populares e históricos” para el callejero. Es decir, restaurar esos tres nombres. Para esquivar la Ley de Memoria Histórica recurrieron a una estratagema, que de momento avala la Junta de Andalucía y la consejera de Cultura, Patricia del Pozo, y que esta semana también ha respaldado el secretario del Ayuntamiento, Valeriano Lavela.

Lo que defienden el Ayuntamiento y la Junta de Andalucía -y que la izquierda considera una mera estratagema- es que “por el arraigo popular” que tienen esos nombres entre la ciudadanía cordobesa no contravendría la Ley de Memoria Histórica rotular las calles con una referencia genérica y no personal. A juicio del secretario Lavela no se pueden recuperar los nombres tal y como estaban por su vinculación con la dictadura franquista, pero sí que se pueden recuperar parcialmente en cada caso, sin que ello vulnere la ley.

Así, la decisión es que la calle Foro Romano se llame Cruz Conde; la avenida del Flamenco se llame Vallellano, y que la Plaza de los Derechos Humanos vuelva a denominarse igual que antes, Plaza de Cañero.

Arraigo popular

El argumento que esgrimió la consejera Del Pozo hace unas semanas en el Parlamento, a preguntas de la diputada de Adelante Andalucía para justificar que su departamento no intervenga en Córdoba fue el mismo.

“Nos movemos en un ámbito tan subjetivo, como ya dijo en su día el Consejo Consultivo, que en base a la ley de Memoria Democrática se están tomando decisiones, algunas veces, carentes del fundamento necesario. Eso ha provocado -prosiguió- que se eliminen, en algunos casos, el nombre de calles que cuentan con un gran arraigo popular y, por lo que sabemos, en esa línea va la iniciativa actual del Ayuntamiento de Córdoba, que propone un nuevo nombre, que no el anterior, para esas calles, atendiendo al arraigo popular en la sociedad cordobesa, y eliminando cualquier alusión a la etapa franquista”.

“¿Por qué una calle no va llamarse avenida de Vallellano, como también se llaman los Jardines de Vallellano de la ciudad de Córdoba, sin que exista ningún problema?, y la antigua calle José Cruz Conde, ¿por qué no puede llamarse Cruz Conde, sin más, como ocurre con el Parque Cruz Conde?, y nadie ha pedido el cambio de denominación”, agregó Del Pozo.

La oposición en Córdoba no piensa igual. “Es algo impensable en otros países, es como si en Alemania le ponen una calle a Hitler sin el Adolf”, afirmó esta semana el portavoz de IU, Pedro García. Su partido llevó una moción al Pleno de este martes en la que se instaba al equipo de gobierno de PP y Ciudadanos “al cumplimiento estricto [de la Ley de Memoria Democrática de Andalucía] que impide el uso de nombres de personas relacionadas con el golpe de estado contra la República, la represión posterior franquista o la exaltación del mismo, sin que pueda considerarse la utilización de parte de su nombre como mecanismo para defraudar el espíritu de la citada ley”.

El PSOE apoyó la moción, pero fue derrotada por la unión de los votos en contra de PP, Ciudadanos y Vox. Los planes del alcalde Bellido siguen, por tanto, adelante.

Más noticias en Política y Sociedad