Público
Público

Memoria Pública El Gobierno andaluz de PP y Cs no ve prioritario exhumar a Queipo de Llano: "Nadie me pregunta por eso por la calle"

La consejera de Cultura afirma, a preguntas de Ana Naranjo, diputada de Adelante Andalucía: "Yo voy por la calle y a mí nadie me pregunta por Queipo de Llano. Yo no veo esa exaltación que usted dice de Queipo de Llano"

Queipo de Llano lanza uno de sus discursos propagandísticos por la radio.

raúl bocanegra

La consejera de Cultura, Patricia del Pozo, no tiene prisa por exhumar a Queipo de Llano, el hombre que desató desde Sevilla tras el golpe de 1936 contra la II República una durísima represión que acabó con miles de personas asesinadas que hoy, más de 80 años después, aún siguen en las fosas comunes, en las cunetas, allí donde se quiso borrarles de la historia.

Este miércoles, en el Parlamento de Andalucía, ante las preguntas de la diputada Ana Naranjo, de Adelante Andalucía, la consejera del Pozo manifestó lo siguiente: “Yo voy por la calle y a mí nadie me pregunta por Queipo de Llano, señora Naranjo. Yo no veo esa exaltación que usted dice de Queipo de Llano. Sé que está ahí enterrado en un laíto, entrando a la izquierda [en la Basílica de la Macarena]. Esta mañana he estado yo viendo a la virgen  [de la Macarena]. Y está en un laíto enterrado. Pero nadie me pregunta [por la calle]”.

Del Pozo luego aludió al informe jurídico elaborado por los letrados de la Junta durante los gobiernos de Susana Díaz, que pone en duda que la tumba  en sí misma sea un elemento de exaltación del franquismo, y agregó que se estaba trabajando en la orden de símbolos, un paso que exige la Ley de Memoria. “Y en cuanto se constituyan el comité de expertos [el que deberá decidir qué es contrario a la Ley y qué no es] y en diálogo con la Macarena y la familia, lo que se tenga que hacer, se hará”. Pero, agregó la consejera, "no se pueden tomar decisiones sin instrumentos".

Obligación democrática

La diputada Ana Naranjo había indicado que la reparación de las víctimas del franquismo "debe ser una importante convicción democrática y una obligación”. “Es un tema delicado en el que no se puede esperar más tiempo. La represión de Queipo no acabó en los paredones y cárceles, sino que también llegaron las prohibiciones y españoles leales a la II República fueron ejecutados en esta provincia por orden de Queipo".

"Hasta cuándo vamos atener que aguantar los demócratas convencidos le exaltación pública de esa figura, dónde queda nuestra dignidad cómo demócratas y andaluces cuando en 2019 tenemos que convivir con esa exaltación de criminales de guerra", dijo Naranjo. Luego, remachó: "Fuera Queipo de la Macarena”, según recogió Europa Press.