Público
Público

Gabriel, hijo de la duquesa roja: "El Ducado de Franco es ilegal, va en contra de la ley de memoria histórica" 

Gabriel  González de Gregorio, miembro de la casa Ducal más antigua de España, afirma también, en esta entrevista a Público, que la nobleza española no cumple la ley que les prohibe acumular títulos, ni cumple con sus obligaciones éticas y denuncia que muchos de sus títulos son "falsos". 

Publicidad
Media: 3.90
Votos: 10

Gabriel González de Gregorio, hijo de "la duquesa roja".

Gabriel González de Gregorio es el hijo menor de los tres que tuvo la difunta duquesa de Medina Sidonia,  Luisa Isabel Álvarez de Toledo y Maura (Estoril, 1936-Sanlúcar, 2008), que también era duquesa de Fernandina, princesa de Montalbán, marquesa de Villafranca del Bierzo, marquesa de Los Vélez y dueña de otros 11 títulos nobiliarios en Italia y seis en España, tres de ellos con la categoría de grandeza.  Sin embargo, a la madre de Gabriel se la conoce como a "la duquesa roja", apelativo que se ganó por su lucha antifranquista y la defensa de los que peor lo estaban pasando, y que evidencia las contradicciones entre las que osciló su vida. 

Gabriel, sin embargo, no tiene ningún título nobiliario porque, tras la muerte de su madre, todos los que no se perdieron (20, un récord mundial, según él) correspondieron a su hermano el mayor, que se llama Leoncio. Gabriel y su hermana Pilar están luchando su propia batalla personal en los tribunales contra él y contra el cúmulo de títulos, en sí mismo. "La primogenitura es peor que el machismo", dice. "Es un atavismo, que tenía sentido en su tiempo, cuando los primogénitos tenían que hacerse cargo de los menores, pero hace mucho que no lo tiene", afirma rotundo. En su investigación, de muchos años buceando en archivos,  encontró un documento importante para esta batalla. 

Ley de Carlos V que prohibe la acumulación de títulos

Descubrió una pragmática del 22 de Diciembre de 1534 para dividir Casas y mayorazgos que  dice con claridad meridiana que cuando, por vía de matrimonio, se junten dos casas de mayorazgo, el casado solo se puede quedar con una y tiene la obligación de repartir la otra con sus hermanos y/o hermanas.  Y se pregunta: "¿Si no se pueden juntar títulos por qué se juntan?"

Denuncia que la nobleza hace la vista gorda con los títulos falsificados

"Hay muchos casos de títulos mal dados y a personas que no les correspondían tergiversando burdamente el significado de documentos públicos"

Además, en el archivo de la familia ha encontrado falsificaciones de títulos de comienzos del Siglo XX. "Hay muchos casos de títulos mal dados y a personas que no les correspondían tergiversando burdamente el significado de documentos públicos del siglo XVI o XV, que hoy día serían perfectamente revisables", se atreve a afirmar. "Hay casos claros de personas que llevan títulos que no les corresponden, que han falsificado, y que la nobiliaria no hace nada por depurar esos casos", ratifica. "Yo he pedido a mi hermano que publique los que yo he encontrado, en asuntos que nos afectaban, y no ha querido", denuncia. También, recuerda que hay sentencias del Supremo por haber falsificado genealogías y títulos nobiliarios, que han llegado a suprimir 80 o 90 títulos y añade que hay muchos otros casos del mismo estilo que no se depuran. "Ahora los archivos son accesibles y es mucho mas fácil investigar,  ¿qué está haciendo la nobiliaria que no lo hace?", se pregunta.  Gabriel, de archivos, sabe lo suyo porque su familia tiene uno de los más importantes de Europa. El Archivo de la Casa de Medina Sidonia tiene 6318 legajos, fechados a partir del Siglo XIII y está considerado como uno de los privados más importantes de Europa.  

En cualquier caso, Gabirel no tiene claro que todos esos títulos se pudieran eliminar: "A lo mejor ya no se les pueden quitar esos títulos porque ya se han consolidado, que yo creo que no, que son imprescriptibles estas cosas, pero, sea como sea, se debe investigar y publicar la verdad ante la opinión pública" y suma, a todo lo dicho,  un idea que suena a utopía: "Se debe empezar a procurar que la nobleza sea una carga al servicio de la decencia, cada uno en su esfera, y no un instrumento de enriquecimiento personal, a base de que el que tiene un título hereda mucho más que el que no lo tiene" y sentencia: "no se entiende que los nobles hayan denunciado tan poca corrupción". "La nobiliaria es vanidad y no cumple la función que debería cumplir, que viene en muchas normas de sucesión, que es la honorabilidad. Es verdad que ser honesto es muy difícil", dice y reconoce que "la nobiliaria debería ser un grupo de personas destinada a difundir el buen ejemplo y el buen vivir pero no es así". 

Sobre el Ducado de Franco

"Lo lógico es pensar que el título de Franco a quien homenajea es a Franco, así que o le cambian el nombre o tendrán que suprimirlo".

A la pregunta sobre qué le parece el Ducado de Franco contesta con este preámbulo: "Yo no tengo ninguna manía a los Franco, a pesar de que mi madre estuvo en la cárcel con el franquismo y se tuvo que exiliar, porque son avatares de la vida".  De hecho, nos cuenta que a su madre Franco no le quitó ningún título," a pesar de haber estado en la cárcel y haber sido sentenciada en varias causas más, mientras estaba en el exilio". "Entonces ni se planteó  y ahora hay quién está pensando en quitarlos; a ver si van a ser los de ahora más sectarios", deja en el aire. Gabriel, sabe que le hago esta pregunta porque la semana pasada coincidimos en el programa de TVE Lazos de Sangre, dedicado a la Duquesa de Alba. Después de emitir un cuidado documental sobre su vida y la de su familia, en el debate le pregunté por su opinión sobre el ducado que lleva el nombre del dictador y dijo tajante: "El ducado de Franco es ilegal, no cumple la ley de Memoria Histórica". 
Hoy, matiza y amplia sus palabras:  "si el título no es por Franco si no por la hija, Carmen Franco Polo, por el gran cariño que le tenía el Rey", como algunos historiadores dicen, "pues le tendrán que cambiar el nombre, por el ducado de Carmen Franco". "Lo lógico es pensar que el título de Franco a quien homenajea es a Franco, así que o le cambian el nombre o tendrán que suprimirlo". "Es que hay que cumplir la ley". "Es que no nos podemos permitir en España no cumplir la ley, eso genera desapego hacia tu propio país. " "Es que te lees la ley de memoria histórica y te lees la definición del título nobiliario del decreto de 2006 y dices: es que es ilegal".  "Y no lo han suprimido".  Además, añade sin titubear, "los títulos se pueden suprimir como se hizo en el 88, como consecuencia de la ley de supresión de títulos que llevaban vacantes más de 40 años y que muchas personas no conocían sus derechos y perdieron esos títulos y nadie se echó las manos a la cabeza".  Es decir, que para Gabriel el ducado de Franco, siendo ilegal como es, no debería ser especial ni estar por encima de otros, que fueron suprimidos sin grandes escándalos cuando quedaron fuera de la ley.