Público
Público

La Mesa del Congreso rechaza la creación de dos grupos aparte del Mixto

El órgano de gobierno de la Cámara Baja da una prórroga a los partidos regionalistas, JxCat, Más País, Compromís y el BNG para encontrar una solución y evitar la constitución de un Grupo Mixto con 21 parlamentarios y una decena de formaciones.

La presidenta del Congreso de los Diputados Meritxell Batet / EFE

No habrá ni grupo regionalista ni Grupo Parlamentario Múltiple en el Congreso. La Mesa de la Cámara ha rechazado por unanimidad las dos propuestas de los partidos minoritarios para dividir al Grupo Mixto en tres órganos distintos, después de que los letrados hayan emitido un informe desfavorable a su creación.

Los miembros de la Mesa han decidido dar una prórroga de cinco días hábiles para que las formaciones puedan encontrar una fórmula para dividir el Mixto, ya que, de no producirse ninguna división, habría en el Congreso un grupo con 21 diputados y más de una decena de partidos, una situación que la mayoría de la Cámara califica de "ingobernable". El plazo para la constitución de los grupos acaba, por lo tanto, el viernes de la próxima semana.

El informe de los servicios jurídicos refleja varios fundamentos en las dos propuestas que no cumplen con el Reglamento del Congreso. Los regionalistas habían registrado un grupo denominado España Plural, con cinco diputados de Coalición Canaria, Navarra Suma, PRC y Teruel Existe.

Los partidos registraron el grupo alegando que tenían cinco diputados y, al menos, un 15% de los votos en cada circunscripción por las que se presentaron, requisito recogido en el Reglamento. Sin embargo, lo hicieron excluyendo al diputado de Nueva Canarias, Pedro Quevedo, que no llegó al porcentaje exigido en su circunscripción.

Los letrados no habrían admitido esta proposición, ya que Quevedo se presentó a las elecciones junto a Coalición Canaria y no compitió con este partido en los comicios, un requisito que también viene reflejado en el Reglamento. Además, también han dado cuenta los servicios jurídicos de que Navarra Suma no puede firmar para la constitución de un grupo porque se presentó a las elecciones en coalición con el PP y Ciudadanos.

Tampoco el Grupo Parlamentario Múltiple cumple con los requisitos de la fórmula utilizada para constituirse. En este caso, los diputados de JxCat, Más País, Compromís y el BNG alegaron que podían formar un grupo propio porque tenían más de cinco diputados y, al menos, un 5% de los votos a nivel estatal.

Sin embargo, los letrados han rechazado este segundo fundamento, ya que para sumar los votos a nivel estatal se habrían contabilizado los apoyos recibidos por Más País en todas las circunscripciones, pero los de Íñigo Errejón no obtuvieron representación suficiente para conseguir un escaño en la gran mayoría de las provincias en las que se presentaron, por lo que esos votos no son válidos para la suma.

No habrá reparto de escaños hasta que haya grupos

En este contexto cobra fuerza la vía que defendió Compromís al inicio de la legislatura, antes de sumarse a la fórmula del Grupo Parlamentario Múltiple. Baldoví instó a los diputados del Mixto a dividir el Grupo Mixto en dos constituyendo otro órgano mediante la firma de 15 diputados (que no precisa de un mínimo de representación en las elecciones).

La idea es que, una vez constituidos los dos grupos (el Mixto y el de nueva creación), haya un 'traspaso' de diputados entre ambos órganos para llegar a un reparto equitativo. La presidenta de la Cámara, Meritxell Batet, también ha avanzado que la Mesa no ha visto el reparto de escaños en el hemiciclo porque no podrá tomar una decisión hasta que estén constituidos todos los grupos parlamentarios.

El Congreso facilitará despachos y espacios de trabajo a los nuevos diputados de forma temporal, hasta que se constituyan todos los grupos y se repartan los recursos que ofrece la Cámara Baja.