Público
Público

Dos mil personas afines a Vox acuden a la manifestación "contra la impunidad de los golpistas" en la Plaza de Colón

Santiago Abascal ha cerrado un acto en el que se ha pedido volver a aplicar el artículo 155, ilegalizar partidos independentistas, disolver los Mossos d’Esquadra y romper relaciones diplomática con Bélgica y se ha calificado de “nazis” a los independentistas catalanes. A la manifestación también han acudido los portavoces del PP en el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid.

Publicidad
Media: 3.19
Votos: 16

manifestación convocada por la Fundación para la Defensa de la Nación Española (DENAES)

Javier, de 73 años e “hijo de españoles”, ha acudido este sábado a la plaza de Colón de Madrid porque se “considera español”. A su padre, que llegó a ser secretario nacional de la organización franquista de beneficencia Auxilio Social y requeté durante la Guerra Civil, “cuando el estatuto catalán” de la Segunda República “casi lo matan los guardias de asalto de una paliza. Estamos en lo mismo”. Con él ha venido Sonsoles, de 74 años, que considera que la exvicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría “ha dividido a la derecha”, permitiendo tener “televisiones a la izquierda”. A Sonsoles, que se considera de “centroderecha, derecha”, le “encanta Pablo Casado, me cae bien Abascal, me cae bien Ciudadanos, gente que quiere a España”.

Desde que nació en 1944, Sonsoles, que es el nombre que ha querido dar a Público aunque no sea el suyo, ha visto a España subir “de menos a más” y crearse durante el franquismo una clase media que no existía. Javier y Sonsoles son solo dos de las miles de personas, en su mayoría parejas de personas mayores, aunque también había cierta presencia de jóvenes, que han acudido a la “gran manifestación en Colón”, realmente una concentración y un mitín político que no ha logrado llenar la plaza. El acto ha sido convocado por la Fundación DENAES para la Defensa de la Nación Española y por la plataforma España Viva.

Santiago Abascal fundó DENAES, fue su presidente hasta 2014 y continúa como secretario de su patronato. España Viva es una plataforma de Vox, similar a la iniciativa España Ciudadana de Ciudadanos. Pese al evidente vínculo del partido de extrema derecha con la organización del evento, VOX ha comunicado que solo “ha sido invitado” por los organizadores, “al igual que lo han sido otros partidos de carácter nacional”.

El eslogan de la concentración era "En defensa de las instituciones, la unidad de España y contra la impunidad de los golpistas". El objetivo, según la web de la plataforma España Viva ligada al partido de extrema derecha, era “evitar que Pedro Sánchez negocie los indultos a los golpistas”. El acto ha sido apoyado por más de 30 organizaciones, entre las que destacan el conglomerado de medios de comunicación Grupo Intereconomía, la ultracatólica HazteOir.org, la asociación españolista catalana Somatemps y Voces contra el Terrorismo, la asociación de víctimas del terrorismo fundada y presidida por Francisco José Alcaráz.

También ha mostrado su apoyo Hacemos Patria, colectivo dado a conocer al gran público cuando su fundador, que además es simpatizante de Vox, interpeló al actor Willy Toledo en una estación de tren y difundió el vídeo en sus redes sociales. Aunque Vox ha difundido profusamente en redes sociales el acto, acaparado el protagonismo de la concentración con el discurso final de Santiago Abascal y acudido con todo su comité ejecutivo nacional, no consta ni como convocante ni como partido que apoya la concentración “contra la impunidad de los golpistas”.

Bajo la gigante bandera de España de Colón han predominado las enseñas monárquicas junto con algunas otras como de la Guardia Civil y de la Legión, así como de Tabarnia y otras con el águila bicéfala de la Monarquía Hispánica y los requetés carlistas. La que no se podido ver son banderas franquistas con el Águila de San Juan franquista y de los Reyes Católicos. La organización del evento, que controlaba los acceso a la plaza, ha impedido el paso de banderas franquistas, según ha confirmado a Público un asistente y un miembro de la organización.

Organizaciones que ha apoyado el acto de DENAES y España Viva

La primera persona que han intervenido en el mitin, tras ser presentado el acto, ha sido Jorge Campos, presidente de Círculo Balear, asociación españolista reconvertida en el partido ultra Actúa Baleares, aliado de Vox. Campos está detrás de la querella que llevó a la condena del rapero Valtonyc por dedicarle la frase "Jorge Campos merece una bomba de destrucción nuclear". El balear ha denunciado “la utilización de las lenguas regionales como arma política" y su “imposición totalitaria”. A continuación ha intervenido Ricardo Garrudo, presidente de DENAES, que ha defendido la Constitución ante su 40º aniversario “pese a sus defectos” aunque ha recordado que “antes de la Constitución ya existía España”, un país que “se fraguó contra el invasor, ya fuese musulmán o francés” y se construyó con sudor y hasta con sangre “en la Guerra Civil que algunos quieren recordar”.

Garrudo ha llamado a los independentistas "nazis independentistas catalanes" y se ha referido a los aliados de Pedro Sánchez como "comunistas” y “séquito anarcobolivariano". El presidente de la fundación ultranacionalista ha pedido reformar la Constitución contra un “único proyecto de aniquilación nacional”, además de aplicar el artículo 155 en Cataluña y romper relaciones diplomáticas con Bélgica hasta que el expresident Carles Puigdemont entre en prisión.

Los periodistas Rosa Cuervas-Mons, del Grupo Intereconomía; Luis del Pino, de esRadio y Carlos Cuesta, de OKDIARIO, también ha pronunciado discursos. Dani Mateo y Carles Puigdemont han sido criticados por los intervinientes, pero quienes más silbidos y pitidos han recibido por parte de los asistentes han sido José Luis Rodríguez Zapatero y Pedro Sánchez. Al expresidente, Carlos Cuesta lo ha acusado de fraguar el golpe de Estado del 1-O con la reforma del Estatut y la negociación con ETA, y al presidente del Gobierno los asistentes han calificado a gritos de “okupa”.

La última persona en tomar la palabra ha sido Santiago Abascal, ante el estruendo de la plaza y los gritos de “presidente, presidente” emitido por el público asistente. Para el presidente de Vox, en el Gobierno mandan “comunistas chavistas” y ha recalcado que “el golpe se ha reactivado” en Catalunya, cuyo autonomía ha exigido sea suspendida, así como la ilegalización de partidos y organizaciones independentistas, la disolución de los Mossos d’Esquadra y un “juicio justo” contra los artífices del procés.

Aunque Vox ha sido el único partido en tomar la palabra en la concentración por la unidad de España, por parte del Partido Popular han acudido Isabel Díaz Ayuso, secretaria de Comunicación del Partido Popular y portavoz del Grupo Popular en la Asamblea de Madrid y José Luis Martínez-Almeida, portavoz del Grupo Popular en el Ayuntamiento de Madrid. El PP ha declinado usar la tribuna pese a que los organizadores afirman haberles invitados a utilizarla. Ciudadanos ha sido abucheado por los manifestantes al haber sido invitado al acto y haber rechazado acudir, según ha explicado Carlos Cuesta, pese a haber acudido a anteriormente a actos de la Fundación DENAES. El acto se ha cerrado con el himno nacional, seguido por gritos de “Yo soy español, español, español”.

Más noticias en Política y Sociedad