Público
Público

Elecciones en Madrid La ministra Reyes Maroto recibe un sobre con una navaja aparentemente ensangrentada

El sobre, que contenía un CD para engañar al scáner, ha llegado al Ministerio de Turismo, Comercio e Industria. Se une a las cartas con amenazas de muerte a Pablo Iglesias, Fernando Grande-Marlaska y María Gámez.

La ministra Reyes Maroto recibe un sobre con una navaja aparentemente ensangrentada.
La ministra Reyes Maroto recibe un sobre con una navaja aparentemente ensangrentada. Público / Agencias

La ministra de Turismo, Comercio e Industria, Reyes Maroto, ha recibido este lunes una carta amenazante, que se une a las que recibieron la semana pasada su homólogo en Interior, Fernando Grande-Marlaska, el candidato de Unidas Podemos a la Comunidad de Madrid, Pablo Iglesias, y la directora de la Guardia Civil, Mercedes Gámez. Maroto, que sería la vicepresidenta económica de Gabilondo si este logra la presidencia de la Comunidad de Madrid, ha recibido en el Ministerio  un sobre con una navaja ensangrentada. Estas cartas con graves amenazas están marcando la campaña electoral en Madrid, que alcanza su ecuador con los partidos de izquierdas más unidos que nunca ante la amenaza a la democracia que supone el fascismo.

Ha sido la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, la que ha denunciado este hecho en un acto en Ferraz. "A todo delito de odio le precede un discurso del odio y me acaban de informar que Reyes Maroto acaba de recibir una navaja ensangrentada como amenaza. Al fascismo, no vais a pasar, esto va de democracia", ha dicho Lastra, que no ha aclarado más del incidente, pero ha provocado una cerrada ovación en el acto de campaña. 

El sobre ha llegado al Ministerio con una navaja de tamaño medio con marcas rojas que la Policía está analizando si es sangre o pintura

El sobre ha llegado al Ministerio con una navaja de tamaño medio con marcas rojas que la Policía está analizando si es sangre o pintura. Para eludir el control de seguridad, el sobre incluía también un CD que evitaba que la navaja apareciera en el escáner. En el sobre, de tamaño folio y acolchado, venían también un montón de folios grapados con copias ampliadas de mensajes de Whatsapp y Twitter. Además, el sobre también tenía un folio manuscrito con palabras sueltas y frases que aún no han sido detalladas.

Ha sido la secretaria de Maroto quien este lunes por la mañana ha encontrado el envío. Fuentes policiales han precisado que el sobre es una carta ordinaria que procede de El Escorial (Madrid) con fecha del 21 de este mes, enviada a la sede del Ministerio, en el número 162 del paseo de la Castellana. El día 23 pasó el sobre por el control de seguridad, como figura en el sello que aparece impreso en el paquete y donde puede leerse: "Seguridad, Revisado en equipo de Rayos X". 

La Policía Nacional ha identificado al hombre responsable del envío, según ha informado La Sexta, que señala que es un vecino de El Escorial Madrid, que, al parecer, padece problemas psiquiátricos.

La navaja que ha llegado en un sobre a nombre de Reyes Maroto al Ministerio de Turismo e Industria este lunes.
El sobre alcochado a nombre de Reyes Maroto, en letra manuscrita, que ha llegado este lunes al Ministerio de Turismo, Industria y Comercio con una navaja.

Reacciones de condena y solidaridad con Maroto

Nada más conocerse esta nueva amenaza a un cargo público, diversos dirigentes políticos han mostrado su solidaridad con Reyes Maroto y su repulsa ante esta violencia. En este sentido, el líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, víctima también de una de estas cartas, ha escrito en Twitter: "Ya está bien de amenazas fascistas".

En el mismo acto en el que participaba Lastra, el candidato socialista a la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo, ha condenado con toda rotundidad el envío de esta carta amenazante a Maroto, ha asegurado que la ministra "no está sola" y ha añadido que todos ellos también se encuentran "amenazados en sus propias vidas y en sus corazones".

También la ministra de Igualdad, Irene Montero, ha condenado estos hechos: "Todo mi apoyo antifascista para la ministra Reyes Maroto. Las amenazas fascistas a los y las componentes de un Gobierno democrático son intolerables".

Otra compañera de gabinete de Maroto, la ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, le ha trasladado su cariño: "Quienes extienden el odio y la violencia en nuestra sociedad tienen que encontrar nuestro rechazo unánime para evitar que sigan ocurriendo hechos tan graves como estos".

Y la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha criticado con dureza también las amenazas: "Es gravísimo lo que estamos sufriendo, las amenazas que estamos recibiendo dirigentes de izquierdas. Bromas ningunas: el PP ha de ponerse del lado de las fuerzas democráticas".

Por su parte, la candidata de Más Madrid, Mónica García, se ha preguntado cuántas amenazas más hacen falta para que Ayuso "deje de avalar la política del odio de la extrema derecha".

La propia amenazada, Reyes Maroto, también se ha expresado en Twitter para agradecer las muestras de solidaridad y para asegurar que "las amenazas y la violencia nunca acallarán la voz de la democracia".

Más protección para Marlaska, Iglesias y Gámez

Precisamente este lunes, el Ministerio del Interior ha acordado reforzar las medidas de protección para Fernando Grande-Marlaska, Pablo Iglesias y María Gámez. Según un documento de Interior, el Gobierno reforzará la protección "en atención a la valoración del riesgo por la actual amenaza" después de que los tres recibiesen la pasada semana sendas cartas con cartuchos de bala en su interior.

En la carta remitida a Marlaska se leía textualmente: "Tienes diez días para dimitir. El tiempo de reírte de nosotros se terminó. Policía Nacional. Guardia Civil. El tiempo lo tienes en contra para los taponazos".

"Pablo Iglesias Turrión. Has dejado morir a nuestros padres y abuelos. Tu mujer, tus padres y tu estáis sentenciados a la pena capital. Tu tiempo se agota", decía asimismo la misiva dirigida al exvicepresidente del Gobierno.

Tanto Iglesias como el ministro del Interior denunciaron los hechos. Sin embargo, Vox se ha negado en todo momento a condenar estas amenazas de muerte y ha puesto en duda la veracidad de las mismas, lo que provocó que primero Iglesias y después Ángel Gabilondo (PSOE) y Mónica García (Más Madrid) abandonaran el debate electoral que se celebró en la cadena Ser el viernes y se negaran en adelante a debatir con la candidata del partido de Santiago Abascal, Rocío Monasterio.

Por otro lado, Correos ha abierto un expediente a la empresa de seguridad que el 19 de abril no detectó las tres cartas con balas y amenazas.

Más noticias