Público
Público

Monarquía El rey emérito Juan Carlos I: el único monarca europeo salpicado directamente por casos de corrupción

La Fiscalía del Supremo está esperando las pruebas de un supuesto delito de blanqueo de capitales agravado del rey emérito, lo que supondría uno de los mayores escándalos monárquicos europeos, junto con las acusaciones de agresión sexual del príncipe Andrés o el desvío de fondos de la armada belga para remodelar una casa del príncipe Laurent.

El rey emérito Juan Carlos. EFE/Archivo
El rey emérito Juan Carlos. EFE/Archivo

Hace una semana, la Fiscalía del Supremo se hizo cargo de las investigaciones relacionadas con los delitos de blanqueo de capitales y delito contra la Hacienda pública que podrían implicar al rey emérito, después de que Anticorrupción viese posibles indicios de estos delitos en la llamada "Fase II de la construcción de la línea de ferrocarril de alta velocidad". De confirmarse, Juan Carlos I se convertiría en el único monarca europeo relacionado con casos de corrupción.

Esta Fiscalía también está esperando las pruebas de un supuesto delito de blanqueo de capitales agravado que un fiscal suizo, Yves Bertossa, se comprometió a enviar cuando viajó a España en octubre. Durante este viaje investigó una "donación" de 100 millones de dólares a la Fundación Lucum, una fundación panameña que tiene como primer beneficiario a Juan Carlos I. Serían las pruebas que podrían sentar al rey emérito en el banquillo por suponer un delito fiscal.

Los supuestos delitos relacionados con los pagos tras la adjudicación a empresas españolas de las obras del AVE a La Meca estarían prescritos para el rey emérito, ya que ocurrieron en 2008, cuando aún reinaba y era inviolable.

Se investiga una "donación" de 100 millones de dólares a la Fundación Lucum

Sin embargo, en ese momento se realizó un supuesto cobro de una comisión de 100 millones de dólares y lo que se investiga ahora son los supuestos delitos de fraude a la Hacienda pública y blanqueo de capitales relacionados con el movimiento del cobro de esa comisión, producidos a partir de junio de 2014, tras su abdicación y su pérdida del derecho de inviolabilidad.

Por otro lado, a la espera de las pruebas, Juan Carlos I se postula como el único monarca europeo relacionado con casos de corrupción, blanqueo de capitales y delito contra la Hacienda pública.

No obstante, no es el único miembro de la monarquía europea (ni española) que se ha visto envuelto en algún escándalo notorio en los últimos años. La casa real británica concentra el mayor número de escándalos mediáticos, pero otras como la casa real belga y noruega tampoco se quedan atrás.

El principe Andrés: acusado de violar a una menor obligada por Epstein

El príncipe Andrés de York, el tercer hijo de la reina Isabel II, atrajo todos los focos mediáticos y se vio forzado a anunciar su retiro de la vida pública cuando se conoció su amistad con Jeffrey Epstein, condenado por haber explotado sexualmente a menores.

Ya se conocía la amistad entre Epstein y el príncipe Andrés cuando Virginia Roberts denunció

Más tarde, Virginia Roberts (ahora Giuffre) denunció que fue obligada por Epstein a tener relaciones sexuales con el príncipe Andrés hasta tres veces, siendo ella menor de edad.

Hoy en día el príncipe continúa negado esta agresión, pero la BBC encontró unos emails en los que el príncipe le escribió a su amiga Ghislaine Maxwell y ex pareja de Epstein: "Avísame cuándo podemos hablar. Tengo algunas preguntas específicas que hacerte sobre Virginia Roberts", a lo que la mujer respondió: "Tengo información. Llámame cuando tengas un momento".

La reina Isabel II y el príncipe Carlos descubiertos al invertir en fondos registrados en las Islas Caimán

La reina Isabel II invirtió 7,5 millones de dólares en un fondo de las Islas Caimán, según descubrió en 2017 una investigación periodística del Consorcio Internacional de Periodismo de Investigación (ICIJ). Sin embargo, poco después, un portavoz del Ducado de Lancaster, patrimonio privado de la reina, declaró que todas sus inversiones fueron "auditadas y legítimas" y que "la reina pagaba impuestos de forma voluntaria sobre los ingresos que recibía del ducado".

Isabel II declaró en el juicio por robo de un mayordomo de la princesa Diana y consiguió su absolución

En segundo lugar, Isabel II también fue criticada en 2002 por sus declaraciones en el juicio a Paul Burrell, un mayordomo de la princesa Diana acusado de robar 310 objetos de la princesa. Isabel II declaró tras semanas de juicio que había recordado la conversación donde el mayordomo le había informado de que él poseía y guardaba los objetos por razones de seguridad, consiguiendo así su absolución.

Por otro lado, la misma investigación del ICIJ también reveló que el príncipe Carlos, el hijo mayor de la reina y futuro heredero del trono, invirtió a través del Ducado de Cornualles 3,9 millones de dólares en cuatro fondos registrados en las Islas Caimán en 2007. Según la BBC, los movimientos también fueron "legales".

El prínicipe Laurent: "la oveja negra" de la familia belga

En Bélgica, la mayor parte de los escándalos monárquicos tienen como protagonista al príncipe Laurent, el hijo del monarca emérito y hermano del monarca actual. El más llamativo ocurrió en 2006, cuando se conoció que el príncipe había estado desviando fondos de la armada belga para renovar su casa vacacional.

Estas revelaciones hicieron que su padre, el rey Alberto II, firmase un decreto que permitía sentar al banquillo al príncipe por corrupción, pero en el juicio se declaró que este no estaba implicado.

Además, el mismo príncipe también acaparó los titulares cuando intentó que los 16.000€ gastos de una de sus vacaciones y de las matrículas escolares de sus hijos figurasen como gastos estatales.

El heredero al trono noruego alquiló cinco pisos que no cumplían las normas de seguridad

El heredero al trono noruego también ha sido el protagonista de un gran escándalo en los últimos años. En 2016 se dio a conocer que el príncipe Haakon puso en alquiler once pisos sin solicitar ningún permiso, a pesar de que cinco de ellos no cumplían las normas de seguridad noruegas ni contaban con alarmas de incendios.

El príncipe de Noruega ganó 140.000 libras por alquilar pisos que no cumplían con la normativa de seguridad

Al descubrirlo, las autoridades ordenaron que se retirase la gasolina que estaba guardada en uno de los sótanos y se instalasen esas alarmas contra incendios, lo que causó un gran revuelo en la sociedad noruega por no cumplir con la normativa.

Estos pisos, que contaban con grandes vistas al fiordo, se habían alquilado por una gran suma de dinero. De hecho, cuando estalló el escándalo se calculó que el príncipe había obtenido en tan solo un año 140,000£ (155,700€) por alquilar las propiedades.

Iñaki Urdangarin y el caso Noós

Volviendo a España, el cuñado del rey Felipe VI, Iñaki Urdangarin, se encuentra cumpliendo la condena de cinco años y 10 meses de cárcel en un módulo aislado del centro penitenciario de mujeres de Brieva por los delitos de malversación, prevaricación, fraude, dos delitos fiscales y tráfico de influencias.

Urdangarín fue condenado por el Tribunal Supremo en 2018, porque, según dictamina la sentencia, aprovechó su "trampolín" privilegiado por estar casado con "una hija de quien era entonces jefe del Estado", para obtener contrataciones del Instituto Nóos, una entidad deportiva que él mismo presidió de 2004 a 2006.

Los escándalos sexuales se extienden por muchas de las casas reales europeas

En otro orden de cosas, varias casas reales europeas han estado relacionadas con escándalos sexuales o extramatrimoniales, mucho más comunes.

Los múltiples escándalos de la familia real británica han sido quizá los más comentados en nuestro país. A principios de los 90, la casa real acaparó numerosos titulares por sus escándalos sexuales.

En 1992 se filtraron grabaciones de una conversación telefónica donde el príncipe Carlos, casado en ese momento con la princesa Diana, le decía a Camila de Cornualles (su actual mujer) que quería "ser su tampón".

El matrimonio de Carlos y Diana de Inglaterra fue especialmente escandaloso

Años después, lady Di confesaba en otra entrevista que estaba enamorada de James Hewitt, que se había autolesionado y que conocía el romance de Carlos y Camila desde su boda con el príncipe. Tras esta entrevista la reina la obligó a divorciarse, según la carta filtrada por dos biógrafos de la realeza británica en 2019.

En segundo lugar, en 1992 también se filtraron unas fotografías de Sarah Ferguson donde se le veía junto a John Bryan, un multimillonario estadounidense, que le chupaba los dedos de los pies. En ese momento se encontraba separada de Andrés, pero no divorciada. Años más tarde, en 2010, "Fergie" también se vio envuelta en otro escándalo al aceptar influir sobre el príncipe a cambio de 500.000 libras.

También sorprendió el escándalo de índole sexual que involucraba al rey Carl Gustav, monarca de Suecia. A través de la publicación de un libro en 2010 se desvelaron sus supuestas visitas clubes de striptease y como la policía sueca trabajó para encubrirlo, lo que causó un gran revuelo tanto en su país como fuera de él.

Más noticias de Política y Sociedad