Público
Público

Los escándalos del rey emérito Montero defiende que la Agencia Tributaria no sabía que Juan Carlos I iba a hacer una segunda regularización fiscal

"En los últimos días se han podido trasladar cuestiones que nada tienen que ver con la realidad", asegura en relación a las sospechas de sus socios de Gobierno, Unidas Podemos, que acusaron a Hacienda de "pasividad" ante la actitud del rey emérito.

Consejo de Ministros
La portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, este martes en La Moncloa. J. J. Guillén / EFE

La portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ha hablado este martes, en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros, en su calidad de ministra de Hacienda para defender el trabajo de la Agencia Tributaria y tratar de despejar las sospechas acerca de la última regularización fiscal de Juan Carlos I

El lunes, la portavoz de Podemos Isa Serra denunció que la "pasividad de Hacienda" respecto a las finanzas del rey emérito era "inaceptable". "¿Cómo es posible que Hacienda no le haya hecho un requerimiento? Si un ciudadano se pasa dos días del plazo de presentación de su declaración, Hacienda viene con todo el peso de la ley; y lo que esto nos dice es que la ley no es igual para todos", manifestó.

Montero ha sido preguntada este martes por las palabras de la portavoz de Podemos, y ha asegurado que "en los últimos días se han podido trasladar cuestiones que nada tienen que ver con la realidad". Serra había puesto en duda que la regularización del monarca fuera "completa" y había criticado que no se conociesen cuestiones como la procedencia del dinero (Juan Carlos I regularizó más de 4 millones de euros en esta ocasión): "Se tiene que investigar en qué consiste ese pago del IRPF y de dónde sale el dinero; posiblemente sale de comisiones por ser intermediario en la venta de un banco. Si es así, se tiene que investigar si Juan Carlos I estaba prestando servicios y, sobre todo, si estaba dado de alta en Lichtenstein", dijo.

También manifestó sus sospechas porque esta segunda regularización se haya producido después de una primera (de más de medio millón de euros) y en medio de una investigación por parte de la Fiscalía del Tribunal Supremo respecto a las finanzas del emérito. En este sentido, la ministra de Hacienda ha defendido que "es falso que la Agencia Tributaria o el Ministerio de Hacienda tuvieran información" sobre que el rey emérito tenía la intención de llevar a cabo una segunda regularización fiscal.

"El trabajo de la Agencia Tributaria responde solo a criterios técnicos y tiene especial celo en que todos los contribuyentes cumplan con sus obligaciones tributarias", ha añadido. La ministra ha hecho suyas las palabras del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, elogiando la labor de Felipe VI en cuestiones de "transparencia" de la Casa Real y ha destacado que el actual jefe del Estado "cortó de forma abrupta con cualquier vinculación respecto a este tipo de actuaciones".

Sobre que la segunda regularización se haya producido en medio de la investigación del Supremo y sobre el papel de "pasividad" que Podemos criticó, la portavoz del Ejecutivo ha asegurado que "en los trabajos de la Fiscalía, el papel de la Agencia Tributaria es auxiliar, y tiene a más de mil profesionales que se dedican en exclusiva a ese auxilio judicial".

Montero no ha querido ofrecer ningún dato sobre las dudas de las finanzas del ex jefe del Estado y ha recordado que "los datos de cualquier contribuyente son confidenciales", pero ha insistido en que "una regularización no termina ningún proceso, se complementa con otro tipo de actuaciones para que se pueda constatar que se cumple con una regularización veraz y completa".

Las críticas del PP por el reparto de los fondos europeos

También ha hablado la ministra sobre las dudas del PP sobre el reparto de los fondos europeos, después de que el Consejo de Estado alertara, a través de un informe, de los peligros de disminuir el control en las adjudicaciones y concesiones administrativas a empresas y en la colaboración público-privada con el fin de reducir los "cuellos de botella" a la hora de repartir los fondos.

"El informe que se solicitó no era preceptivo, pero el Ejecutivo quería contar con la opinión del Consejo de Estado para tener más seguridad de que todas las cuestiones son cuestiones conformes al derecho", ha defendido la ministra que ha recordado que el informe fue "favorable" al decreto de reparto de los fondos. "Si leen el decreto de los fondos europeos y el informe, pueden ver que la opinión es favorable a su tramitación. Algunos solo subrayan aquellos elementos que a juicio del Consejo de Estado deben repensarse".

Montero ha asegurado, que tras recibir el informe, el Ejecutivo incorporó las recomendaciones que hacía el Consejo de Estado al decreto sobre los fondos: "Las observaciones que se consideraron esenciales, todas y cada una, se adoptaron en el nuevo texto que se propuso al Congreso. Se adaptó la propuesta, y no leo que esta cuestión se exprese por parte de las formaciones que intentan obstaculizar la inyección de 70.000 millones de euros para que se fortalezcan nuestras empresas", ha asegurado.

"Este tema no tendría más importancia si no fuera porque el PP ha querido desde primer día obstaculizar la llegada de estos fondos, bien yendo a Bruselas, o bien o haciendo esto. Muchas comunidades autónomas han apostado por regulaciones para eliminar cuellos de botella en las que han llegado más lejos que el Gobierno. Nunca estuvo el PP del lado de que España recibiera estos fondos", ha zanjado Montero.

Más noticias