Público
Público

Montes: “El debate sobre la eutanasia debe llegar al Parlamento”

Luis Montes, Presidente de la Asociación por el Derecho a Morir Dignamente, que ha participado este miércoles en 'En Clave Tuerka', cree necesario un debate abierto con los números sobre la mesa. Cifras que demuestran que la legalización de la eutanasia no aumenta las muertes por esta práctica en ninguno de los países donde se ha aprobado. Y que tiene, además, un masivo consenso social.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

El Presidente de la Asociación por el Derecho a Morir Dignamente, Luis Montes, afirma que el debate sobre la eutanasia debe llegar al Parlamento.

MADRID.- Nadie gana elecciones hablando de la muerte. Pero esta no debería ser razón suficiente para que los distintos partidos políticos en España se pronuncien sobre el asunto, o para que aborden el tema en sus programas electorales. Más aún cuando todos los estudios demuestran que alrededor del 70% de los españoles está a favor del derecho a decidir sobre la propia muerte, que es, finalmente, decidir también sobre la propia vida.

“La sociedad está lo suficientemente madura cómo para abrir el debate”. Un debate sobre la buena muerte, o el buen morir, que es finalmente, lo que significa, etimológicamente hablando, el término eutanasia, y que para Montes ha estado demonizado por prejuicios religiosos. “Por eso los políticos no hablan sobre la muerte, ni se definen ante este tema. Porque, en el fondo, la postura de la Iglesia Católica pesa, y los acuerdos con el Vaticano pesan, y le pesan a los dos partidos del bipartidismo: el PP y el PSOE”. Y en ese sentido aboga por la pluralidad de voces, donde se escuche también la posición de las nuevas fuerzas políticas.

Para Montes es, por tanto, imprescindible “salir de esa zona gris, indefinida, de miedos permanentes, y sentarse a dialogar tranquilamente sobre un hecho que nos implica a todos, tanto individual, como socialmente.”.

“Luchar contra el dolor, es luchar contra el sufrimiento innecesario del paciente. Por eso el debate sobre la eutanasia tiene más que ver con el sufrimiento que con la muerte”, concluye, para aportar datos clave sobre las posibles eutanasias que se practican de forma clandestina en nuestro país. “En la encuesta de la OCU hubo preguntas para los médicos, y la mayoría estaba a favor de la eutanasia. Además, también la mayoría de estos facultativos contestó que sí habían respondido positivamente a los pacientes cuando estos les habían pedido ayuda”.

“Se calcula que entre el 1 y el 2% de las muertes que hay ahora mismo en España son con eutanasia. Que es el mismo porcentaje que manejan en Holanda o Bélgica, donde ya está aprobada. No morimos alrededor de 400.000 ciudadanos todos los años en nuestro país, y las eutanasias se calculan, entonces, que rondarían entre los 4.000 y los 8.000 casos”. Datos que no hay que olvidar en un debate que escasea, tanto a nivel mediático, como social, pero sobre todo político.

Nuestro Código Penal, del año 1995, castiga al “colaborador necesario” en los casos de eutanasia, pero incluye también la figura de “homicidio compasivo”, para incluir los supuestos en los que dicho colaborador actúe por razones de justicia en ejercicio de la libertad del ciudadano que lo solicita; y por tanto, se rebajan las penas hasta 2 grados sí esto quedara comprobado.

“A mí me da lástima que en el año 95 se elaborara un Código Penal tan punitivo con un tema que al final depende la libertad”. Porque detrás del debate sobre la eutanasia está, según Montes, un debate sobre la autonomía del ciudadano. Y la relación médico-paciente. Y él, que ha estado en el lado de la autoridad en esa relación, nos emplaza a romper esa dinámica paternalista: “Porque al final ningún tercero puede tener tanto interés por tu bienestar como tú mismo. Porque el paciente es el principal implicado, y el que debe decidir”. “Nosotros cumplimos una función, diagnosticar, tratar, y sobretodo informar. Para que sea el ciudadano el que vaya tomando las decisiones (incluida la más transcendental, la de cómo quiere protagonizar el final de su vida), asesorado, eso sí, por el facultativo”:

Luis Montes se siente, además, especialmente orgulloso de su carrera profesional, y de haber protagonizado, junto a compañeros del Hospital Severo Ochoa de Leganés, la lucha por la universalización de los cuidados paliativos en España. Una guerra que marcó su carrera, desde que en 2005 fuera denunciado, junto al Dr. Miguel Ángel López por la práctica de sedaciones paliativas. Una causa en la que los Tribunales terminaron dando la razón a Montes y a sus compañeros, y sentando precedente, lo que convertiría a la sedaciones paliativas en una buena práctica médica.

Más noticias en Política y Sociedad