Público
Público

Navarra Suma y PSN evitan la foto de la moción de censura en Estella

En un pleno de 10 minutos de duración y bajo medidas de seguridad por la emergencia del coronavirus, EH Bildu consigue recuperar la alcaldía del municipio navarro con el apoyo de Geroa Bai y de dos concejales socialistas que ya han sido expulsados por la dirección del partido. 

Koldo Leoz
Koldo Leoz, nuevo alcalde de Estella, en el pleno de este martes. AYUNTAMIENTO DE ESTELLA

Ni sorpresas, ni sobresaltos. Tal como se preveía, EH Bildu ha regresado este martes a la alcaldía de Estella tras sacar adelante la moción de censura contra el alcalde de Navarra Suma, que gobernaba desde junio pasado en minoría. La iniciativa ha salido adelante gracias al apoyo de dos de los tres concejales del grupo socialista, hoy expulsados de su partido. El único edil del PSN que queda fiel al partido, al igual que los siete de la derecha regionalista, han optado por no presentarse en el pleno.

Estella ha desayunado este martes en posición trending topic. El nombre de este pueblo (Estella en castellano, Lizarra en euskera) ha estado en boca y teclado de distintos dirigentes de UPN, PP y Ciudadanos, socios en Navarra Suma. "Miserables" e "indecentes" fueron algunos de los calificativos que llegó a emplear Javier Esparza, líder de esa coalición.

Las duras críticas llegaron vía medios y redes sociales. En el pleno, que se celebró a partir de las 12.00, no hubo nada parecido: tal como ya habían anunciado el lunes, los concejales de Navarra Suma –incluyendo el depuesto alcalde, Gonzalo Fuentes– optaron por ausentarse del encuentro, argumentando razones sanitarias.

Por su parte, EH Bildu señaló en un comunicado que "existían todas las condiciones para celebrar este pleno por vía telemática", por lo que acusó a Navarra Suma de haber impedido que "esto fuera posible". Geroa Bai, cuyo único concejal en Estella también se sumó a la moción de censura contra la derecha, se pronunció en el mismo sentido. Desde ambas formaciones recordaron que el pleno debía celebrarse este martes por cumplirse los plazos legales que se establecen en la moción de censura.

De esta manera, el encuentro se celebró sin medios de prensa y con los concejales asistentes –entre los que tampoco se encontraba el único fiel a la dirección del PSN– guardando distancia. Todo transcurrió de forma rápida –la reunión duró 10 minutos–, sin que se registraran intervenciones de los ediles. 

Leoz será alcalde hasta el 1 de marzo de 2022, cuando le sucederá en el cargo Jorge Crespo, uno de los dos concejales del PSN que ha apoyado la moción de censura.

"Por imperativo legal, sí, prometo", afirmó el ahora nuevo alcalde. "Vamos a hacer un gran trabajo en equipo para que esta ciudad tenga el gobierno que se merece", afirmó Leoz tras ser investido.