Público
Público

La negociación de las Cuentas del Estado Sánchez acaba la ronda de partidos para los Presupuestos con (casi) todos abiertos a negociar y ningún apoyo cerrado

La ministra de Hacienda se dispone a abrir una negociación la próxima semana, "con todos, sin elegir a unos sobre otros".

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su reunión con el portavoz de ERC, Gabriel Rufián, en el Palacio en La Moncloa. EFE/J.J. Guillén
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su reunión con el portavoz de ERC, Gabriel Rufián, en el Palacio en La Moncloa. EFE/J.J. Guillén

"Yo hablaré con todos". Así lo dijo la ministra Portavoz, Maria Jesús Montero, a la que tras la frase se le vislumbró el gesto de empezar a arremangarse ante el trabajo que se avecina las próximas semana.

Y es que la ronda de contactos hecha por el presidente del Gobierno de cara a la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado acabó con (casi) todos abiertos a negociar, pero con ningún apoyo garantizado. Todo está por hacer.

Es por ello que la ministra Portavoz, en su tercera rueda de prensa en dos días, tuvo que reconocer que, en principio, "no se puede excluir a nadie porque necesitamos todas las manos", y tampoco quiso mostrar preferencias sobre los acuerdos que puede buscar el Gobierno. N"o vamos a elegir a unos sobre otros, vamos a trabajar con todos", dijo.

La ronda, además, no conllevó grandes sorpresas. El PP confirmó que cuando están en la oposición al adversario, ni agua. Ni Presupuestos, ni renovación de las instituciones, que casi nunca se han renovado cuando los conservadores no están en el Gobierno.

Inés Arrimadas, por su parte, confirmó que mantiene su estrategia de que sus diez diputados pueden tener un papel determinante en la legislatura. Se distanció claramente de la actitud del PP y tuvo un discurso hasta condescendiente con el Gobierno. Dejó clara que va a jugar sus diez cartas.

Por su parte, Gabriel Rufián hizo de Gabriel Rufián. Se apuntó el tanto de una nueva convocatoria de la mesa de diálogo sobre Catalunya, marcó el discurso de izquierda de ERC y dejó claro que si el Gobierno quiere su apoyo lo va a tener que sudar, pero en modo alguno cerró la puerta.

Y si Rufián hizo de Rufián, el PNV hizo del PNV, algo de lo que lleva ejerciendo más de un siglo. Le dijo al Gobierno que están ahí, dio sus preferencias para buscar la mayoría parlamentaria para los Presupuestos  en los socios de la investidura y dejó claro que por sus votos no va a quedar.

El PNV mostró sus preferencia de buscar unos Presupuestos con los socios de la investidura

La ronda con el resto de partidos tampoco arrojó sorpresas. Bildu, Más País, Compromís, Coalición Canaria, Nueva Canaria, BNG y Teruel Existe están en disposición de negociar y hasta de apoyar, pero dependerá todavía de múltiples circunstancias. Algunos de estos votos, en un momento determinado, podrían ser hasta decisivos.

Con estos mimbres, desde el Gobierno se quiere transmitir confianza de que habrá unos nuevos Presupuestos, entre otras cosas, porque no contemplan seguir con los del PP en las actuales circunstancias, entre otras cosas, porque llevarían a una convocatoria electoral. Pero la realidad es que el partido sólo ha hecho empezar y el resultado final sigue siendo incierto.

Más noticias de Política y Sociedad