Público
Público

Negociación Presupuestos Prioridades de UP para los Presupuestos: reforzar las residencias y la dependencia, políticas de empleo y transición ecológica 

Los socios en el Gobierno de coalición avanzan en la negociación del borrador de los Presupuestos, que previsiblemente será presentado por Pedro Sánchez y Pablo Iglesias en un par de semanas. Unidas Podemos también apuesta por aumentar las transferencias a los entes locales; por avanzar hacia la universalización de las escuelas de 0 a 3 años, y por reforzar la financiación del Pacto de Estado contra la violencia machista.

Una residente de un centro de mayores de Madrid camina con un andador. E.P.Eduardo Parra
Una residente de un centro de mayores de Madrid camina con un andador. E.P.Eduardo Parra

PSOE y Unidas Podemos pisan el acelerador de las negociaciones para construir el armazón de los Presupuestos Generales del Estado para 2021, que después deberán presentar al resto de fuerzas parlamentarias para buscar apoyos. A día de hoy, el Gobierno que ambas vertebran no ha desvelado aún si optará por las vías ERC o Ciudadanos, las dos opciones consideradas más probables, pero primero debe dibujar un borrador consensuado.

En el marco de esta negociación con su socio, fuentes de Unidas Podemos aseguran a Público que una de las prioridades es reforzar el sistema de dependencia, contando con los cuidados de larga duración y las residencias, especialmente golpeadas durante la pandemia del coronavirus.

El plan de choque para la financiación de la dependencia, la mejora en la inversión pública y el programa de rehabilitación de viviendas, entre las prioridades

La formación de Pablo Iglesias apuesta por potenciar la asistencia domiciliaria, y por sustituir el modelo de "mega residencias" por otro de "unidades de convivencia, más pequeñas y de proximidad".

De hecho, el plan de la Vicepresidencia de Derechos Sociales y Agenda 2030 pasa por desarrollar un plan de choque para garantizar la mejor financiación de la dependencia, así como la reducción de las listas de espera, revirtiendo los recortes del último Ejecutivo del Partido Popular. El objetivo del programa de coalición era reducir la lista en un 75% a lo largo de toda la legislatura, y Unidas Podemos defenderá esta prioridad ante su socio.

Además, si bien la formación morada no ha anticipado detalles de sus últimas propuestas en materia de impuestos -el programa de coalición se construye sobre la base de la mayor progresividad fiscal-, entre las medidas que considera de primer orden sí aparece el necesario aumento en la inversión en materia de servicios sociales.

En concreto, abogan por aumentar las transferencias del Estado a las entidades locales; por avanzar hacia la universalización de las escuelas de 0 a 3 años -en lo que respecta a la construcción de infraestructuras y la contratación de profesores-; y por "reforzar" la financiación del pacto de Estado para la lucha contra la violencia machista.

Cuando cierren un borrador, previsiblemente en un par de semanas, Sánchez e Iglesias comparecerán para presentarlo

La inversión, en opinión de Unidas Podemos, debería incrementarse también para financiar un programa de rehabilitación de viviendas -en base a criterios de sostenibilidad-, así como un plan de movilidad sostenible, fomentando las infraestructuras para recargar vehículos eléctricos, o facilitando planes de renovación del parque móvil para abrir el paso a los coches menos contaminantes.

En última instancia, en lo que respecta a las políticas activas de empleo, la formación apuesta por reorientar "la estrategia de inserción y estabilidad laboral", "concentrando recursos" en los colectivos con más dificultades para acceder al empleo, e impulsando "la nueva formación que implica el cambio tecnológico y la digitalización". 

Hasta el momento, Unidas Podemos no ha aportado cifras concretas. La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, y el secretario de Estado de Derechos Sociales, Nacho Álvarez, pilotan desde hace semanas la negociación entre las dos fuerzas que sustentan al Ejecutivo. 

Una vez cierren un borrador, previsiblemente en no más de dos semanas, el presidente del Gobierno y líder del PSOE, Pedro Sánchez, y su homólogo en Unidas Podemos y vicepresidente segundo, presentarán este armazón numérico en un acto conjunto, para después lanzarse juntos a buscar los apoyos que requieren.

En las últimas semanas, además, PSOE y Unidos Podemos han cosechado titulares a cuenta de sus diferencias sobre el camino a seguir a la hora de reclamar apoyos.

De hecho, en un momento en el que las relaciones entre ambos socios han pasado por importantes tensiones -la cuestión de la huida del rey emérito, la fusión de Bankia y Caixabank o la elección entre Cs y ERC-, el acto entre Sánchez e Iglesias, en calidad de máximos representantes de sus partidos, planea servir para despejar dudas: la ministra de Hacienda es del PSOE, pero la idea es que los Presupuestos deben ser conjuntos, un reflejo del acuerdo de coalición.


Más noticias de Política y Sociedad