Público
Público
Únete a nosotros

Las negociaciones para el cambio PP y Ciudadanos pactan bajar impuestos y mimar la enseñanza concertada en Andalucía a la espera del veredicto de Vox

Ambos partidos cierran su pacto para gobernar Andalucía con 90 medidas, de las que emerge un proyecto propio, liberal en lo económico, en el que alumbran un giro a la derecha en las políticas educativas y sanitarias, y en el que existen algunos elementos que gustarán a Vox, pero otros no

Publicidad
Media: 2.71
Votos: 7

Los equipos negociadores de PP y Ciudadanos, encabezados por Juanma Moreno y Juan Marín respectivamente, a su llegada al Parlamento andaluz a la segunda reunión, la semana pasada,  para tratar sobre el cambio de Gobierno en Andalucía. EFE/Julio Muñoz

PP y Ciudadanos cerraron definitivamente su pacto de Gobierno para Andalucía el mismo día de Navidad. Con él, con el pacto de la Navidad debajo del brazo, esperan ahora obtener una investidura o bien para  Juanma Moreno, como quiere el PP, o bien para Juan Marín, como quiere Ciudadanos,  que acabe con 36 años consecutivos de Ejecutivos -y de políticas- socialistas. Para lograrla, para poder hacer un Gobierno, dependen en este momento de los votos de Vox, un partido de ultraderecha, xenófobo, antiestatutario, antifeminista y antieuropeísta.

El documento -en el que no se recogen previsiones presupuestarias-contiene 90 medidas y en él PP y Ciudadanos defienden un proyecto propio, con guiños a diferentes sectores, desde la Iglesia hasta profesionales sanitarios y docentes, liberal en lo económico, que supone un giro hacia la derecha en las políticas educativas y sanitarias que hasta ahora venía aplicando el PSOE y combina diversos elementos, algunos del gusto del partido de ultraderecha, como la defensa de la unidad de España "frente al independentismo radical", la apertura de una reflexión al respecto de la RTVA, el cierre del consejo consultivo y una mención a la política migratoria en términos de mayor control policial, pero otros no. Así, en el documento se defienden de manera bien firme las leyes de igualdad, contra la violencia machista -que ambos partidos votaron la pasada legislatura- y los derechos LGTBI.

PP y Ciudadanos prometen una subida de salarios a los profesionales sanitarios y a los docentes

El pacto de la Navidad, que se puede consultar íntegro aquí, y que PP y Ciudadanos han dado en llamar "medidas de desarrollo y prosperidad para un nuevo gobierno en Andalucía" es una  completa declaración de intenciones, una guía de Gobierno, que abarca casi todos los ámbitos -el cultural, el agrícola, el ambiental...-. No contiene precisiones presupuestarias, a pesar de que Moreno y Marín buscan al mismo tiempo bajar impuestos, inyectar fondos a los emprendedores, bonificar las contrataciones, subir los salarios de profesionales sanitarios y docentes, y también tal vez los suyos propios, y abarca tres campos fundamentales.

Por un lado, el de la regeneración democrática, capítulo en el que, además de hacer hincapié en los casos de corrupción surgidos en la Junta de Andalucía en los años pasados, han decidido dejar fuera la exigencia de apartar del cargo a quien manipule o mienta en su currículum. En el acuerdo que firmaron con el PSOE hace tres años y medio, al igual que el que rubricaron en su momento con la expresidenta Cristina Cifuentes en Madrid, exigía la retirada a quien falsificase o engañase en su currículum. Moreno, el presidenciable del PP, reconoció hace años "un error" en su CV, algo que consideró entonces como "parte del anecdotario".

Por otro, el económico, en el que quieren combinar una bajada importante de impuestos (Donaciones, Actos Jurídicos Documentados e IRPF) con los incentivos al emprendimiento y las bonificaciones a la contratación de trabajadores. El documento está también lleno de guiños a los autónomos, a la competitividad de las empresas, y rezuma un aire liberal, que se corresponde con la ideología de los partidos firmantes en este terreno.

Y, por último, el social, en el que combinan la defensa de las leyes andaluzas de Igualdad, contra la violencia machista y los derechos LGTBi, con un programa de derechas en el que se mima la escuela concertada, se vincula universidad con empleabilidad, y se deja abierta la puerta a una posible liberalización de la sanidad, al prever "la habilitación gradual para la libre elección de especialista por todos los usuarios". En el terreno educativo, aunque hablan de proteger los dos sistemas, el público y el concertado, mayoritariamente en manos de la Iglesia, en el documento se recoge que la Junta de Andalucía pagará el bachillerato concertado.

Mesa del Parlamento y Vox

Una vez que ambos partidos han cerrado este acuerdo, deberán ahora decidir qué hacer con la composición de la Mesa del Parlamento, que se debe decidir el próximo día 27 de diciembre, y de qué manera seducen a Vox para que les acabe por votar la investidura, descartado por completo en este momento ningún tipo de apoyo del PSOE y de Adelante Andalucía. 

Esta misma mañana, el portavoz de Vox en Andalucía, el juez condenado por prevaricación Francisco Serrano, puso el siguiente tuit, en el que arremete con cierta dureza contra Ciudadanos y PP: "Para Ciudadanos es más digno negociar en Andalucía con [un] partido de extrema corrupción, que traiciona a España pactando con ultra izquierda guerracivilista, golpistas y filoterroristas, que pedir apoyo a Vox del que han oído hablar mal a esos exsocios a los que no desprecian".

Más noticias en Política y Sociedad