Público
Público

Negociaciones de Gobierno Iglesias ve "de sentido común" ser ministro con Sánchez y el Gobierno ni confirma ni desmiente

El secretario general de Podemos asegura que, aunque las negociaciones oficiales comenzarán tras el 26-M, ya ha hablado con el líder del PSOE del nuevo Ejecutivo. Desde el Gobierno "ni afirman ni niegan nada".

Publicidad
Media: 4
Votos: 2

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, en una entrevista con Efe. - J.J. GUILLÉN / EFE

Pablo Iglesias defiende que "es de sentido común" que acabe de ministro en el nuevo Gobierno. El secretario general de Podemos ha concedido una entrevista a la Agencia Efe en la que confirma que ya ha hablado con Pedro Sánchez del futuro del Ejecutivo. "Es evidente que no va a haber vetos. El PSOE no va a vetar a nadie y nosotros tampoco vamos a vetar a nadie del PSOE", ha afirmado Iglesias. 

Las negociaciones oficiales, tal y como ha remarcado el secretario de Organización de los socialistas, José Luis Ábalos en una entrevista con este diario, comenzarán tras las elecciones de este domingo, previsiblemente la próxima semana. "Hay cosas que son obvias, y claro que lo hemos hablado, pero sobre estos contenidos de la negociación y cómo se hagan estas cosas me tienen que permitir que sea discreto", ha pedido en tanto Iglesias.

El líder de Podemos ha recordado, además, que en los gobiernos de coalición están los candidatos de los partidos "porque si no, no se presentarían a las elecciones". "Ocurre en todas partes, creo que es una cosa que está fuera de discusión", ha asegurado Iglesias, que ha puesto como ejemplos las coaliciones de la Comunidad Valenciana, Andalucía o Navarra.

Por su parte, desde el Gobierno ni afirman ni niegan nada, según ha respondido  Isabel Celaá, portavoz del Ejecutivo, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. Preguntada directamente por las palabras de Iglesias, Celaá ha subrayado que esa cuestión corresponde, en exclusiva, a Sánchez si bien ha precisado que "el sentido común es un criterio bastante subjetivo".

La ministra portavoz Isabel Celaá, durante la rueda de prensa celebrada tras el Consejo de Ministros. - EFE

La portavoz ha insistido en que el PSOE sigue aspirando a tener fortaleza para gobernar en solitario "y poder cursar esta etapa con su programa y con acuerdos". No obstante, ha reconocido que en estos diez meses, Podemos ha ayudado al PSOE en su Gobierno salvaguardando políticas sociales y en los presupuestos del Estado. "Hasta ahí todo el camino está por recorrer. Seguimos como estábamos, tenemos vocación y reunimos fuerza suficiente para llevarlo a cabo pero corresponde al presidente hacer este trabajo y decidir quién entra en su Gobierno", ha añadido.

"Lo primero es hablar de programa"

Durante su entrevista en Efe, Iglesias ha querido destacar que "lo primero" para su formación es "hablar de programa". "Para nosotros es fundamental que en los próximos meses en España se pueda acabar con el fraude de los contratos temporales... Hay que acabar con la concatenación de los contratos". Y sobre las áreas en las que puede aportar más Unidas Podemos, ha respondido que "lo fundamental" es que el próximo gobierno vele por cumplir "los derechos sociales" recogidos en la Constitución.

Iglesias también ha sostenido en la entrevista que las negociaciones "tendrán que ser discretas" y en ellas participarán varios equipos y dirigentes de su formación, entre ellos la portavoz parlamentaria, Irene Montero, el secretario de Organización, Pablo Echenique, y representantes de las confluencias, además de él mismo. "Pedro Sánchez y yo siempre hemos mantenido una interlocución directa que, en un tema como este, lógicamente se mantendrá", ha apuntado. Respecto a las exigencias, ha añadido: "No vamos a plantear nada imposible... nosotros pensamos que nuestro peso es modesto pero es importante, 3,7 millones de votos, y nosotros también tendremos que transigir mucho".

Por último, el líder de Podemos ha considerado que su partido está preparado para asumir tareas de gobierno y que "todo el mundo" valora el trabajo desarrollado en los últimos cuatro años. "Creo que nos hemos ganado el respeto de rivales políticos con los que tenemos muchísima distancia", ha subrayado. Aunque ha pedido no adelantarse a los acontecimientos, ha admitido que esa lógica podría desencadenar cambios en la dirección de Podemos: "Primero hay que hacer una negociación de gobierno y después, en función de los resultados, veremos cómo se adapta el partido a una estructura de gobierno que evidentemente implica cambios".

Más noticias en Política y Sociedad