Público
Público

Negociaciones para la investidura Ábalos y Rufián se reúnen en secreto horas antes de la reunión oficial para intentar salvar el acuerdo

El anuncio de los republicanos de posponer la investidura a enero y abordar la situación de los presos independentistas desinfló las perspectivas de pacto en la reunión de este martes entre ambos partidos. El PSOE todavía confía en que Sánchez pueda ser presidente el día 30. La delegación socialista no entrará en ninguna negociación sobre los presos.

Representantes de ERC llegando a una de las reuniones con el PSOE. / Europa Press

En las filas socialistas cunde ahora la sensación de que se puede complicar el pacto con ERC y, tal vez, por ello, el secretario de Organización de PSOE, José Luis Ábalos; y el portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, se reunieron la tarde del lunes en secreto en Barcelona, horas antes de la reunión oficial fijada para el martes entre las delegaciones de ambos partidos.

Según adelantó el Periódico y pudo confirmar Público, ambos dirigentes se reunieron en la sede del Consorcio de la zona franca de Barcelona, y el dirigente republicano fue acompañado por otros miembros del partido.

Detrás de ese encuentro hay un intento de que no fracase la reunión de este martes, que se presuponía clave para el acuerdo. En el PSOE no sentó del todo mal el anuncio hecho en la mañana del lunes por ERC de posponer cualquier posibilidad de investidura a enero. En parte, porque entraba dentro de sus planes, y en parte porque se considera una maniobra más de los republicanos catalanes para presionar en la negociación. Pero sí preocupó en el PSOE la insistencia en el mensaje de de que las posiciones estaban todavía muy alejadas para el acuerdo o la intención de ERC de poner encima de la mesa la situación de los políticos independentistas presos.

Esto, sin embargo, no hará cambiar los planes de la delegación socialista que este martes se desplazará a Barcelona para negociar con ERC. La reunión se hará en Barcelona, a las 12.00 horas, pero aún no se ha anunciado el lugar donde se celebrará. En el PSOE se sigue confiando en que en este encuentro se podrá llegar a un consenso en el marco en el que se desarrollará el diálogo para abrir una negociación política sobre el conflicto de Catalunya.

El denominado “instrumento” en el que se enmarcará este diálogo se desconoce con detalle, aunque ambas delegaciones han intercambiado propuestas sobre cómo debería ser. Desde el PSOE habla de un “instrumento” para el diálogo "novedoso", que puede englobar la mesa de partidos y la negociación entre gobiernos que pedía ERC.

Este parece ser el principal escollo para el acuerdo, pero el PSOE seguirá insistiendo en otros aspectos de la negociación que también considera relevantes, como los relativos a financiación, nuevas competencias, inversiones del Estado y políticas sociales y laborales.

La delegación del PSOE, eso sí, no entrará en el debate de la situación de los presos independentistas, como quiere poner encima de la mesa ERC. Como explicó el secretario de Organización del PSC, Salvador Illa, España es un Estado de Derecho y hay separación de poderes, por lo que no hay nada que hablar en este asunto.

¿Aplazamiento hasta enero?

Lo que si parece ya descartado es que pueda haber investidura la semana del 16 de diciembre, como aspiraban los socialistas. El calendario propio de ERC -con la decisión que tiene que tomar el Tribunal Europeo sobre la inmunidad de Oriol Junqueras (19 de diciembre) y el inicio del 28º Congreso de ERC (21 de diciembre)- ha condicionado definitivamente cualquier decisión de ERC antes de estas fechas.

En el PSOE se sigue confiando en que, si hubiera acuerdo, una vez que los republicanos hayan superado su Congreso -en el que previsiblemente se fijará posición sobre este asunto- se pudiera celebrar la investidura los últimos días de diciembre. El hipotético calendario supondría fijar el primer pleno de investidura el 27 de diciembre, y el día 30, en segunda votación, Pedro Sánchez saldría por fin investido presidente del Gobierno.

El retraso en la investidura no impide al jefe del Estado designar candidato a Sánchez el miércoles

No obstante, lo apretado de las fechas hace suponer que las negociaciones se prolonguen y no sea hasta mediados del mes de enero cuando se celebre la investidura, siempre que ambas partes logren llegar a un acuerdo.

Esto no implicará que, probablemente, el próximo miércoles el jefe del Estado designe a Pedro Sánchez como candidato a la Presidencia del Gobierno tras la consultas con todos los partidos, ya que la Constitución no fija ningún plazo a partir de esta designación, y el candidato tiene el tiempo que considere necesario para fijar la fecha de la investidura. Eso sí, desde el PSOE se sigue asegurando que en ningún caso Sánchez volverá a presentarse a una sesión de investidura sin tener garantizados previamente los apoyos necesarios para que salga adelante.