Público
Público

Negociaciones para la investidura El PSOE se plantea que sólo habrá investidura la semana del 16 de diciembre si hay garantías de acuerdo

Se quiere evitar que, si fracasa, las elecciones sean el 5 de abril, coincidiendo con el primer domingo de Semana Santa. De no llegarse a un pacto, se pospondría el pleno a mediados de enero. Se ha llegado a barajar que si el desacuerdo fuese total con ERC ir a una investidura fallida la semana del 9 de diciembre, que llevaría a convocar los comicios el 29 de marzo. 

Publicidad
Media: 3.50
Votos: 6

Pedro Sánchez durante una de sus intervenciones en la sesión de investidura. CONGRESO

Con todo en el aire, desde el Gobierno y el PSOE se echan cuentas sobre cuándo podría ser la investidura con el calendario en la mano. Se tiene prisa para que haya Gobierno cuanto antes, pero también se contempla ya la posibilidad de unas terceras elecciones y cuándo podrían celebrarse.

El objetivo principal de Pedro Sánchez sigue siendo celebrar la investidura la semana del 16 de diciembre. Ese lunes el candidato presentaría su programa de Gobierno y, al día siguiente, se celebraría. la primera votación. De no conseguir la confianza de la Cámara, ese día se pondría en marcha lo que se dio en llamar el “reloj de la democracia”, de tal forma que si tampoco saliera elegido en la segunda votación del jueves 19 de diciembre -y de no producirse posteriormente un nuevo intento de investidura-, las elecciones se convocarían automáticamente dos meses después, concretamente el 18 de febrero. Esto llevaría a celebrar las terceras elecciones el 5 de abril, ya que, tras la reforma legislativa de 2016 la repetición de los comicios se convoca en 47 díasno en 54 como marcaba la ley.

Ello supondría a ir a las urnas el primer domingo de Semana Santa, conocido como el “Domingo de Ramos”, y muchos dirigentes del PSOE creen que, a todas luces, no parece lo más sensato llevar a los ciudadanos por tercera vez a votar en menos de un año y, además, pedirles que retrasen las habituales vacaciones en estas festividades.

Esto se ha tenido en cuenta y, por ello, fuentes socialistas indican que sólo habrá investidura esa semana del 16 de diciembre si hay garantías de que saldrá adelante y que Pedro Sánchez pueda tomar posesión el viernes 20 como presidente del Gobierno.

Otros escenarios

Por ello, a falta de saber si habrá acuerdo o no, empieza a estudiarse la posibilidad de esperar a enero para la convocatoria del pleno de investidura, dando más tiempo a la negociación con ERC, que no se espera fácil. Una investidura a mediados de enero, aunque fuese fallida, llevaría las elecciones ya a las primeras semanas de mayo y se superaría el periodo vacacional de Semana Santa.

No obstante, en el ambiente pesimista que reina en el PSOE -salvo en Pedro Sánchez, que mantiene el optimismo-, hay quienes creen que si ERC pone unas condiciones completamente inasumibles que hagan imposible cualquier posibilidad de negociación o acuerdo, se podría ir a una investidura exprés la semana del 9 de diciembre, que fijaría las elecciones para el 29 de marzo. Eso supondría que una vez constituidas las Cortes el martes, 3 de diciembre, el jefe del Estado podría elevar consultas esa misma semana y convocarse en 48 horas el pleno de investidura, es decir, el mismo viernes 6 de diciembre.

Todo ello, lógicamente, dependerá de cómo transcurran las negociaciones entre PSOE y ERC que se inician este jueves. Pero desde el Ejecutivo se ve cada vez más posible que haya una tercera convocatoria electoral.

Más noticias en Política y Sociedad