Público
Público

Negociaciones para la Investidura Sánchez rechaza la oferta de Rivera, pero dice que no hay ningún obstáculo real para que se abstenga

El PSOE asegura a través de un comunicado que ya se cumplen las condiciones exigidas por Ciudadanos y vuelve a pedir su abstención.  

Publicidad
Media: 3.17
Votos: 6

Pedro Sánchez y Albert Rivera en el Palacio de la Moncla. EFE

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, tras hacerse pública la propuesta lanzada en la mañana de este lunes por el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, para facilitar con su abstención y la del PP la investidura de Pedro Sánchez, ha rechazado con contundencia cualquier posibilidad de llegar a un acuerdo en torno a las condiciones que plantea la formación naranja.

Pese al rechazo, Sánchez, siguió invitando a PP y Ciudadanos a una abstención técnica en su investidura porque, según dijo, "cuando se escuchan sus argumentos, no hay ningún obstáculo real, ni objetivo para que se abstengan", dijo.

Para Sánchez, si de verdad PP y Ciudadanos quieren que no dependa su investidura de los independentistas, den el paso y faciliten que se inicie la legislatura, "yo no les pido que me apoyen, sólo que faciliten el Gobierno", dijo.

El presidente del Gobierno en funciones, que hizo estas declaraciones en Almansa donde visitaba las zonas afectadas por las inundaciones, contestó a las tres condiciones puestas por Albert Rivera para llegar a facilitar la investidura (la aplicación del 155 y el compromiso de no aplicar indultos a los presos independentistas; que el PSOE abandone el Gobierno de Navarra y no subir los impuestos) rebatiendo los argumentos del líder de Ciudadanos.

Así, aseguró que Navarra hay un Gobierno plenamente constitucionalista y que defiende la Carta Magna; que en Catalunya el Ejecutivo de España también vela para que se cumpla la Constitución; y que el compromiso del PSOE es bajar los impuestos a las clases bajas y medias, pero no así a las grandes corporaciones y empresas.

En cuanto a la aplicación del artículo 155, Sánchez recordó que el PSOE ya apoyó al Gobierno del PP para llevarlo a cabo en la anterior legislatura. Y añadió: "En caso de que hipotéticamente las fuerzas independentistas situasen España ante la quiebra del Estatuto de Autonomía y la Constitución, el Gobierno actuaría con la misma contundencia. Cualquier artículo de la Constitución, en este caso el 155, no habría ningún tipo de duda en su aplicación".

Sobre Navarra, Sánchez insistió que en esta comunidad hay un Gobierno constitucionalista y foralista; y también rechazó el compromiso de no subir impuestos, pero recordó que el PSOE sí quiere bajárselos a los autonómos y a las clases trabajadoras.

Finalmente, también se refirió a la posibilidad de un acuerdo con Unidas Podemos para volver a pedirle a esta formación y, en especial, a Pablo Iglesias; que se sume a un pacto programático y de legislatura para que haya un Gobierno progresista.

Comunicado del PSOE

Horas después de que Rivera lanzara su propuesta a Sánchez, el PSOE se pronunció a través de un comunicado para asegurar que ya se cumplen las condiciones exigidas de Cs. 

En el texto, titulado Por un Gobierno progresista cuya estabilidad no dependa de las fuerzas independentistas catalanas, los socialistas volvían a pedir la abstención al partido liderado por Rivera para "la formación de un Gobierno progresista y evitar la repetición electoral".

Más noticias en Política y Sociedad