Público
Público

Negociaciones PSOE y Podemos Los socios de la moción de censura no vetan la entrada de Podemos a un Gobierno de coalición

Desde ERC y desde el PNV aseguran que no es un obstáculo para la investidura que los de Iglesias formen parte del Consejo de Ministros e insisten en que lo importante del acuerdo son las medidas.

Publicidad
Media: 4.50
Votos: 12

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, durante la reunión de una mesa de partidos de la pasada legislatura on representantes de los grupos nacionalistas PDeCAT, ERC, PNV, y Compromísc. EFE/Emilio Naranjo

"La fórmula – de un Gobierno de coalición con Podemos – no solo no resuelve la gobernabilidad, sino que tampoco sirve para la investidura. Posiblemente un Gobierno de esa naturaleza no añade, sino que puede restar". Esta es la tesis que defiende el PSOE desde hace semanas respecto a un posible Gobierno en el que puedan entrar miembros de Unidas Podemos al Consejo de Ministros.

El ministro de Fomento en funciones y secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, explicaba de esta manera que un Ejecutivo de coalición podría bloquear los apoyos de otras formaciones que son necesarios para lograr sacar adelante la investidura de Pedro Sánchez, ya que no verían con buenos ojos la entrada de los de Iglesias al Gobierno. Sin embargo, los principales socios de Sánchez en la moción de censura, partidos claves para desbloquear la investidura, no respaldan esta tesis.

Ni el PNV ni ERC ven como un obstáculo para la investidura que haya miembros de Podemos en el Consejo de Ministros y, por lo tanto, no comprometerán sus apoyos en base a esta supuesta condición que se deslizaba desde el PSOE. Fuentes de las formaciones vasca y catalana niegan que le hayan expresado a Sánchez su disconformidad con que los de Iglesias formen parte de su Ejecutivo.

De hecho, ambos partidos coinciden en que esta cuestión queda fuera de las negociaciones que puedan llevar a cabo con los socialistas, y que compete exclusivamente a las conversaciones que mantienen Pedro Sánchez y Pablo Iglesias. De momento, la única formación que ha vetado expresamente un acuerdo del PSOE con Unidas Podemos es Coalición Canaria, que tiene dos diputados en el Congreso y cuyos votos no serían necesarios en una investidura si finalmente ERC decide abstenerse.

ERC y PNV señalan que lo importante son las medidas y no la composición del Ejecutivo

Tampoco otro de los posibles apoyos de Sánchez, el Partido Regionalista de Cantabria (PRC), ha vetado a los de Iglesias en el Consejo de Ministros. Los socialistas llegaron a un acuerdo de gobierno con los cántabros para hacer presidente de la Comunidad Autónoma a Miguel Ángel Revilla, encarrilando de esta manera el acuerdo de investidura en el Gobierno central. Mientras que Joan Baldoví, el diputado de Compromís, se muestra favorable a la coalición y la exigencia para votar a favor de la investidura de Sánchez es que los socialistas se comprometan a aprobar antes de julio de 2020 un nuevo modelo de financiación y a aplicar instrumentos compensatorios transitorios mientras este se negocia.

PNV, pendiente de las medidas de fiscalidad

Tanto ERC como el PNV insisten en que lo importante del pacto son las medidas, y no la composición del Ejecutivo. Fuentes de la formación vasca destacan que lo natural es que Sánchez llegue a un acuerdo en primer lugar con su socio prioritario, Unidas Podemos, y que, una vez pactadas las medidas, se puedan negociar esas bases con el resto de formaciones.

En este sentido, desde el PNV avanzan que estarán pendientes de aquellas "disposiciones" que puedan afectar de forma directa o indirecta a la fiscalidad del País Vasco y, sobre todo, que amenacen con invadir competencias, más allá de que la Comunidad tiene un régimen fiscal propio que de momento no entra en las negociaciones de cara a la investidura. Estas mismas fuentes apuntan a que, en principio, no exigirán a los socialistas una suerte de pacto de legislatura, pero sí que quieren conocer las líneas básicas propuestas por el PSOE, así como aquellas que se incluyan en un hipotético acuerdo con Podemos.

Más allá de la investidura: reeditar el bloque de la moción

Podemos, de momento, no se preocupa por el resto de socios que hay que asegurar para una investidura. En el partido morado recuerdan que en la moción de censura fue Pablo Iglesias el que convenció al resto de partidos para apoyar al presidente en funciones sin poner ninguna condición de por medio. En este caso no va a ser así: "Sánchez es el que tiene que conseguir los apoyos", indican desde la dirección. Sin embargo, apuntan que las relaciones con el resto de grupos parlamentarios sigue siendo buena y que, si se acuerda una coalición, Iglesias no dudará en mover los hilos que pueda para facilitar no sólo la investidura, si no también el entendimiento a lo largo de la legislatura.

Iglesias sigue siendo el que mantiene mejores relaciones con dirigentes catalanes decisivos como Junqueras

Podemos no es ahora un actor principal para las negociaciones, pero sí puede serlo en un futuro. Iglesias mantiene una relación fluida con el líder de ERC, en la cárcel, Oriol Junqueras, y que también ha mantenido contactos, cuando han sido necesarios, con Carles Puigdemont. Además, la cercanía entre los partidos nacionalistas y Podemos en los temas territoriales es mucho mayor que con los socialistas y esta será una de las claves de la legislatura que ahora pasa más desapercibida. También tiene que conocerse en unos meses la sentencia del juicio del procés y las peticiones de indulto pueden hacer pasar al Gobierno por una etapa crítica.

El partido morado también recuerda que una de las principales críticas de todos los partidos en la pasada legislatura fue que el PSOE mantenía muy pocos contactos con el resto de formaciones. Esto también se repitió en la ronda de contactos con el rey y en Podemos dudan si los socialistas harían un cambio para futuras negociaciones que vayan más allá de la investidura. Porque, aunque ahora el foco esté en este primer paso, después se debe garantizar una "estabilidad" y una "agenda progresista" que consideran que sólo se podrá asegurar si se reedita la mayoría de la moción de la censura. Y, en este sentido, creen que Podemos en el Gobierno suma más que resta. 

Más noticias en Política y Sociedad