Público
Público

Nicolás Sartorius: "No es necesario cambiar el sistema de elección del CGPJ, es el más democrático"

El histórico político del PCE e IU, cofundador del sindicato Comisiones Obreras, cree que regresar al sistema "fracasado" de 1980 en el que los doce vocales jueces del CGPJ eran elegidos por los propios jueces supondría perder calidad democrática.

El abogado y político Nicolás Sartorius, cofundador del sindicato Comisiones Obreras y actual presidente del consejo asesor de la Fundación Alternativas, en un acto en 2019.
El político y abogado Nicolás Sartorius, cofundador del sindicato Comisiones Obreras y actual presidente del consejo asesor de la Fundación Alternativas, en un acto en 2019. -Ricardo Rubio/EUROPA PRESS

En pleno debate sobre si a los miembros del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) los tiene que elegir el Parlamento, como sucede desde 1985, o si tienen que ser elegidos por los jueces, una de las voces más autorizadas sobre la cuestión aporta su experiencia: "No hay que cambiar el sistema, porque es el más democrático". Lo dice Nicolás Sartorius, abogado, periodista y político, cofundador del sindicato Comisiones Obreras (CCOO) y exdiputado del Partido Comunista de España (PCE) y de Izquierda Unida (IU) (1979-1982 y 1986-1993). 

Sabe de lo que habla el actual presidente del consejo asesor de la Fundación Alternativas. Durante su ejercicio como portavoz del Grupo Parlamentario de Izquierda Unida-Iniciativa per Catalunya, a partir de 1986, tuvo que negociar la composición del CGPJ en el Parlamento. "Había sus más y sus menos con otros partidos, pero jamás se vivió lo que ocurre hoy en el Congreso, con el mal comportamiento del Partido Popular", dice Sartorius a Público.

Entona el histórico político de izquierdas un mea culpa señalando a la clase política. "Se ha ido creando una sensación de intercambio de cromos en relación al nombramiento de los vocales del CGPJ, que tampoco es real, aunque es cierto que ha habido errores, por ejemplo, que se puedan poner vetos a determinados jueces y magistrados. Eso ha sido una mala práctica que nos ha llevado al punto actual", sostiene Nicolás Sartorius, que advierte de que la Constitución no indica cómo hay que elegir a los doce miembros magistrados y jueces de los veinte que componen el CGPJ.  La Constitución señala que la elección se hará conforme a la ley orgánica en vigor y la actual dice que los doce miembros de origen judicial son elegidos entre los jueces y magistrados por una mayoría de tres quintos del Congreso y otro tanto del Senado. Los ocho vocales elegidos entre juristas de reconocida capacidad también son elegidos por ambas cámaras.

Para el cofundador de CCOO, en los últimos tiempos "ha calado la idea de que si al CGPJ lo eligen los jueces eso sería más democrático", pero niega tal afirmación, alertando del riesgo del corporativismo. "La Constitución española, en su artículo primero, dice que la soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan todos los poderes del Estado. El Judicial es un poder del Estado y el CGPJ es el órgano de gobierno de los jueces, es decir, de los representantes de ese poder, y, como tal, emana directamente de la ciudadanía, a través de sus representantes en el Parlamento. No hay nada más democrático", argumenta Sartorius. 

Lista de 50 candidatos para ir al CGPJ

La propuesta del PP de que sean los jueces los que elijan a los doce vocales de la carrera judicial no es nueva; en España estuvo en vigor desde 1980 hasta 1985. Nicolás Sartorius recuerda la experiencia: "Se reformó la Ley Orgánica del Poder Judicial porque resultó que salía elegida una mayoría de jueces conservadores a través de la Asociación Profesional de la Magistratura (APM), de tendencia conservadora, la mayoritaria en la carrera judicial también en la actualidad". Ese escollo, un Consejo siempre conservador, sin tener en cuenta la realidad social y política de España, motivó que el PSOE, con su mayoría absoluta, en 1985, modificara la ley para que los vocales jueces del CGPJ fueran elegidos por el Parlamento. "Pero no a dedo, como puede creer mucha gente, sino de una selección de 50 candidatos, con candidatos respaldados por las asociaciones judiciales o que se presentan por libre y reciben un determinado número de avales entre los jueces", matiza Sartorius.

"El sistema actual es válido, el problema es que el PP no quiere perder su influencia en el Poder Judicial, después de haberla perdido en el Poder Legislativo y perder el Ejecutivo -- clama Sartorius--. Por eso ahora quiere cambiar el sistema, después de haber tenido mayorías absolutas y poder haberlo cambiado y no haberlo hecho".  

Posible solución: un sorteo

Nicolás Sartorius cree que se pueden buscar sistemas más objetivos a la hora de la elección de los vocales del CGPJ por parte del Parlamento: "Centrarse más en el mérito y la capacidad, por ejemplo". Para desbloquear la actual situación, en caso de que el PP siga negándose a la renovación del gobierno de los jueces, Sartorius propone un sistema de sorteo entre los candidatos de la lista oficial del CGPJ. "Este sistema de insaculación puede funcionar perfectamente; de hecho, en algún país se hace", dice el presidente del consejo asesor de la Fundación Alternativas.

El caso alemán

El histórico político alude al caso alemán como ejemplo de que en cada país funciona un determinado modelo. "La constitución alemana indica que es el ministro de Justicia el que nombra, junto con una comisión de miembros del Bundestag (Parlamento alemán) y de los landers (estados federados) a los jueces de los más importantes tribunales, como sería aquí el Supremo". Cita también Sartorius el caso francés, en el que es el presidente de la República quien preside el Consejo de la Magistratura, el equivalente al Consejo General del Poder Judicial en España. "En Estados Unidos es el presidente el que nombra a los miembros del Tribunal Supremo", añade Sartorius. 

Más noticias