Público
Público
Únete a nosotros

Crisis en Catalunya Una Nobel de la Paz denuncia que la causa contra los líderes independentistas pone en peligro los derechos humanos

Jody Williams ha cuestionado este martes el hecho de que se esté juzgando a los líderes del 'procés' por el referéndum del 1-O y ha considerado que en España se vive una "situación de conflicto político" que debe resolverse con diálogo.

Publicidad
Media: 3.43
Votos: 7

Jody Williams, en una imagen de archivo. | EFE

La activista por los derechos humanos y premio nobel de la paz Jody Williams ha cuestionado este martes el hecho de que se esté juzgando a los líderes del 'procés' por el referéndum del 1-O y ha considerado que en España se vive una "situación de conflicto político" que debe resolverse con diálogo.

Así lo ha expresado Williams, ganadora del Premio Nobel de la Paz en 1997, a la salida del Tribunal Supremo, donde ha asistido a la sesión de este martes del juicio del 'procés' después de que el tribunal rechazara la petición de la defensa del líder de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, de que declarara como testigo.

Williams asegura que "encarcelar a estas personas implica asumir que son culpables"

Jody Williams, que ha trabajado a favor de la prohibición internacional del uso de minas antipersonales y bombas de racimo, así como la retirada de todas las minas, ha explicado que ha querido estar presente en la vista al ser una de las firmantes del manifiesto "Let Catalans Vote" a favor del 1-O y ha explicado que ese apoyo "no significa que tenga una opinión de cuál debe ser el resultado" del referéndum sino "que cada persona tiene el derecho de expresar en voz alta sus preferencias".

"Yo quería venir aquí personalmente y demostrar, no solo a los presos sino también a las personas con las que me he reunido aquí, que el mundo está mirando, que España está bajo el radar", ha enfatizado.

Ha destacado también que en España, como en Estados Unidos, se presume la inocencia hasta que se demuestre lo contrario; por tanto, "encarcelar a estas personas implica asumir que son culpables, y el mensaje que se está enviando a las personas de toda España es que estas personas son culpables". 

Frente a esto Williams ha observado que en España la gente "debe tener miedo de hablar abiertamente, de juntarse con gente para manifestar su opinión". "La gente aquí he visto que no se quieren meter, no quieren pensar y quieren aceptar lo que dice el Estado".

Más noticias en Política y Sociedad