Público
Público

Congreso Nuevo episodio de tensión entre PNV y Vox por el vertedero de Zaldibar

El portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, ha tenido que pedir amparo a la Presidencia del Congreso después de que Vox acusara al Gobierno vasco y a su lehendakari, Íñigo Urkullu, de haber dejado morir a dos trabajadores en el vertedero vizcaíno.

Los diputados del PNV atienden a la intervención de Macarena Olona en el Congreso (EP).
Los diputados del PNV atienden a la intervención de Macarena Olona en el Congreso (EP).

Público | efe

Este martes por la tarde se ha vuelto a vivir un nuevo episodio de tensión entre los representantes del Partido Nacionalista Vasco (PNV) y del ultraderechista Vox. El portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, ha tenido que pedir amparo a la Presidencia después de que Vox acusara al Gobierno vasco y a su lehendakari, Íñigo Urkullu, de haber dejado morir a dos trabajadores en el vertedero de Zaldíbar (Bizcaia).

Tras el debate de la proposición de ley de Unidas Podemos para derogar el plazo máximo previsto para la instrucción de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, Aitor Esteban ha pedido la palabra a la Presidencia del Congreso, ejercida en ese momento por el socialista Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, para protestar por las palabras vertidas por la secretaria general de Vox en el Congreso, Macarena Olona.

El nacionalista vasco ha censurado a Olona por acusar al PNV y al Ejecutivo vasco de haber dejado morir a dos personas en un accidente laboral por no haber querido aceptar el ofrecimiento de la Unidad Militar de Emergencias (UME) para su rescate, una acusación "muy grave y seria" que Esteban ha negado.

"Es un auténtico esperpento", ha exclamado Esteban bastante indignado. El diputado nacionalista ha recalcado que el Gobierno vasco agradeció al central el ofrecimiento de la ayuda de la UME, pero que no vio necesario aceptarlo porque "nunca" ha habido un problema de medios en el vertedero de Zaldívar sino "una situación muy complicada en la que no convenía trabajar con muchos efectivos por la inestabilidad del terreno".

Dado que para Esteban la de este martes no es "una provocación más", se ha visto conveniente pedir amparo a la Presidencia del Congreso, en su condición de "árbitro" del debate parlamentario, porque "siempre" aceptarán la controversia política, "pero no la insidia y la provocación constante" de Vox hacia el PNV.

A renglón seguido, ha tomado la palabra la propia Olona para dejar claro que no había aludido al PNV sino al Gobierno vasco durante su intervención, por lo que no consideraba adecuado que se hubiera dado la palabra a Esteban. Y cuando ha querido rebatir los argumentos del portavoz nacionalista, el socialista Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, que en ese momento estaba presidiendo, le ha retirado la palabra para no reabrir más el debate sobre este asunto.

Enfrentamientos previos

Los enfrentamientos entre el PNV y Vox vienen de lejos y tienen su origen en la pasada campaña electoral de las elecciones del 10-N. En aquella campaña, Aitor Esteban le negó el saludo al portavoz de Vox en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, tras un debate electoral en RTVE entre los portavoces parlamentarios de los principales. "Me salió así" cuando le negó el saludo al dirigente de Vox Iván Espinosa de los Monteros en un debate televisivo, formación a la que ha acusado de estar integrada por "fascistas" y "franquistas", y ha lamentado que pasen por un "partido democrático". "Me parece inaceptable", ha sentenciado.Aquel desplante sentó entre las filas ultraderechistas: pocos días después, Aitor Esteban coincidió con Javier Otega Smith en un debate en La Sexta Noche, y allí, ni corto ni perezoso, el secretario general de Vox amenazó con ilegalizar al PNV en cuanto llegaran al poder