Público
Público

El nuevo Gobierno en Andalucía El Gobierno de Andalucía despide al científico y exministro Bernat Soria

La Fundación Progreso y Salud, donde dirigía programas de investigación con células madre, asegura que incumplía la exclusividad que le exigía su contrato. El consejero de la presidencia, Elías Bendodo (PP), había afirmado que era el trabajador mejor pagado de toda la Junta de Andalucía

Bernat Soria. Europa Press

raúl bocanegra

Bernat Soria “está cesado”, indicaron a Público fuentes de la Fundación Progreso y Salud de la Junta de Andalucía, donde dirigía programas de investigación con células madre. El contrato que tenía firmado con la administración autonómica exigía “exclusividad”, según las fuentes, y él lo había incumplido. Este diario trató sin éxito de hablar con Soria, científico de reconocido prestigio, uno de los principales impulsores de las investigaciones con células madre, y exministro de Salud en el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, cargo desde el que trató de impulsar una Ley de Eutanasia, para conocer su versión.

“Se solapaba la exclusividad, incumplía el contrato”, dijeron las fuentes de la Fundación a Público. Un informe elaborado por una consultora examinó su situación después de que la gerencia de la Fundación, el 8 de enero pasado, bajo el Gobierno en funciones que dirigía Susana Díaz, encargase a la inspección una investigación, según dijeron las fuentes a Público. Según publicó el diario ABC, en una información firmada por Antonio R. Vega, “Soria tenía negocios privados que entraban en conflicto con su dedicación pública”.

La auditoría puso el foco sobre dos empresas de las seis con las que el exministro tiene vinculación, según ABC. Soria es propietario de Andalucell S.A., que está dedicada al asesoramiento en terapia celular, y también es apoderado de Alirober Consulting S.L., con “similar objeto” social que la Fundación Progreso y Salud. A su vez esta sociedad es accionista de Newbiotechnic S.A. (35%) y Biotech Business Internacional S.L. (45%)”.

El que más cobra

El pasado martes, el consejero de la presidencia, Elías Bendodo, ya insinuó su despido, que dejó, en lo formal, en manos del Patronato de la Fundación Salud y Progreso. “El Gobierno del cambio va a actuar con firmeza ante posibles fraudes laborales a la administración con independencia de cómo se llame el responsable, del cargo que haya tenido anteriormente en un gobierno u otro. No podemos ni vamos a tolerar que haya trabajadores fantasma ni sueldos astronómicos sólo por haber sido de un determinado partido o de un gobierno anterior. En la Junta de Andalucía, como en cualquier administración, para cobrar hay que trabajar, y hay que hacerlo conforme a la ley, sin exenciones y trampas”.

Bendodo, sin miramiento alguno, agregó: “A día de hoy, sabemos que Bernat Soria es el trabajador de la Junta de Andalucía que más cobra”. El científico percibe alrededor de 150.000 euros mensuales, con un plus por exclusividad.

En el año 2006, el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y la Junta de Andalucía inauguraron el Centro Andaluz de Biología Molecular y Medicina Regenerativa (Cabimer), uno de los escasos centros autorizados en España en ese momento para investigar con células madre embrionarias. Quien arrancó con los trabajos, como director, fue Bernat Soria, a quien la Junta vendió entonces como un fichaje estrella. Con el tiempo, acabaría de ministro. Al acabar su etapa en el gabinete de Zapatero, el Gobierno andaluz lo rescató para la Fundación Progreso y Salud para que siguiera impulsando investigaciones desde Sevilla. Hoy, según la información recogida en la web del Cabimer, en sus salas investigan “190 trabajadores agrupados en 19 grupos de investigación trasnacional, orientada a su aplicación directa en los pacientes”.