Público
Público

El 'nuevo' PP de Casado Casado evita aclarar sus planes para Santamaría y Cospedal, que guardan silencio sobre su futuro

La exsecretaria general del PP, que apoyó al nuevo líder del partido en el Congreso que le llevó al poder, dejó su cargo como presidenta de la formación en Castilla-La Mancha este viernes, entre rumores sobre su posible salto al Europarlamento. No hay novedades sobre la reunión que la exvicepresidenta del Gobierno ha pedido a Casado para trasladarle sus aspiraciones, pero en el entorno de Santamaría afirman que su retirada de la vida política no está hoy sobre la mesa. 

Publicidad
Media: 3
Votos: 2

La exvicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría y la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, en la Real Casa de Correos durante los actos del 2 de mayo. EFE/Chema Moya

O no lo tiene claro, o Pablo Casado no quiere desvelar el futuro político que reserva -o no- para Soraya Sáenz de Santamaría y María Dolores de Cospedal, sus más poderosas rivales en la primera vuelta del Congreso en el que se hizo con el timón del PP, en julio. A la ronda final sólo llegó la primera, y su futuro se antoja hoy todavía menos cierto que el de la exsecretaria general del PP.

Los dirigentes del PP consultados por 'Público' dan por hecho que Cospedal será cabeza de lista del PP para las elecciones europeas de 2019

En lo que respecta a Cospedal, indispensable para su victoria frente a Santamaría en la segunda vuelta, en el entorno de Casado insisten en que obtendrá "lo que pida" al líder del PP. Tras la renuncia de Cospedal a la Presidencia del PP de Castilla-La Mancha, este viernes, el presidente conservador se apresuró a alabar su figura y su "brillante" labor al frente del Gobierno autonómico en el pasado. "Fue el mejor de la historia", según sus palabras. "Le debe todo", afirman entre sus filas.

Partiendo de la premisa de que hoy es difícil descartar ningún escenario, la mayoría de dirigentes del PP consultados por Público dan por hecho que Cospedal será cabeza de lista del PP para las elecciones europeas de 2019. Dicen confiar en sus opciones para esta cita con las urnas, en mayo, y aventuran que el actual líder de los conservadores en la Eurocámara, Esteban González Pons, no pondrá palos en las ruedas.

Hasta entonces, se espera que Cospedal pase a ostentar este jueves la Presidencia de la Comisión de Exteriores del Congreso de los Diputados. El reparto de comisiones en la Cámara Baja establece que al PP le corresponde esta Presidencia, y los conservadores esperan que el resto de grupos no se opongan al nombramiento de Cospedal, como en su día sí ocurrió con el exministro del Interior Jorge Fernández Díaz, reprobado por el Congreso.

Tras la victoria de Casado, lo cierto es que la otrora todopoderosa secretaria general del PP ha logrado colocar a muchos de sus principales colaboradores en importantes posiciones del nuevo organigrama. Baste el ejemplo de la nueva portavoz parlamentaria, Dolors Montserrat, el también reprobado exministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, hoy presidente de la Comisión de Política Territorial, o la exministra de Agricultura y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, actual vicesecretaria Sectorial del PP.

El entorno de Santamaría descarta su dimisión

Por otra parte, la exvicepresidenta del Gobierno también ha evitado dar pistas sobre sus aspiraciones políticas. El jueves, tras ausentarse de la primera reunión de su grupo parlamentario en este periodo de sesiones, Santamaría aclaró que no revelará sus planes hasta después de reunirse con Casado. 

Este viernes, su entorno y el del presidente del PP negaban haber agendado un encuentro entre ambos, por el momento, y en el partido hay quienes esperaban incluso que Santamaría no asistiera al Pleno del jueves. Ese día, fuentes cercanas a la exvicepresidenta negaron categóricamente a este diario que hoy por hoy esta contemple la posibilidad de dejar su escaño y abandonar la política.

Hoy, Casado controla un PP en la oposición, y  Santamaría fue barrida por su rival en el territorio para el que hace escasos meses sonaba como posible candidata a las municipales o autonómicas, Madrid

En su formación recuerdan también el régimen de incompatibilidades al que debería hacer frente en caso de decidirse por saltar al sector privado; nadie la ve como diputada rasa, pero en la dirección de Casado sostienen que no saben qué ofrecer a quien fuera la mujer más poderosa de España.

Hasta la fecha, este discurso se ha plasmado en la reiterada invitación del presidente del PP a Santamaría para se sume al Comité Ejecutivo Nacional como vocal de libre designación -junto al resto de aspirantes a dirigir el PP que no pasaron de la primera fase-. El jueves, Casado amplió públicamente esta oferta, poniendo a su disposición la Presidencia de una comisión del Congreso a la carta, sin obtener respuesta.

Quién si ha optado por aceptar una oferta similar es José Luis Ayllón, exjefe de Gabinete de Mariano Rajoy, del núcleo duro de Santamaría, que será el nuevo vicepresidente de la Comisión Mixta para la UE en el Congreso; el cargo que hasta hace poco ostentaba Casado. En el entorno del presidente del PP repiten que les gustaría contar también con otros fieles a Santamaría, como la exministra de Empleo, Fátima Báñez, a la que también afirman haber hecho una oferta similar, sin éxito.

El mundo del PP ha dado un vuelco en poco más de tres meses. En mayo, antes de la moción de censura que catapultó a Pedro Sánchez hasta La Moncloa, los nombres de Santamaría y Casado sonaban con fuerza como candidatos al Ayuntamiento o a la Comunidad de Madrid. Hoy, el segundo controla un PP en la oposición, y la segunda fue barrida por su rival en el territorio para el que hace escasos meses sonaba como posible candidata.