Público
Público

Once comunidades plantan a Educación por su rechazo a aplicar las reválidas de la ley 'Wert'

Las ocho comunidades gobernadas por el PSOE (Andalucía, Extremadura, Castilla-La Mancha, Valencia, Asturias, Aragón, Baleares y Cantabria) más Catalunya, País Vasco y Canarias son las que han faltado a la reunión

Publicidad
Media: 4
Votos: 4

El ministro en funciones de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, en una imagen de archivo.- EFE

MADRID.- Once comunidades han decidido no asistir este jueves a una reunión técnica con el Ministerio de Educación porque quieren que convoque urgentemente la Conferencia Sectorial para tratar las evaluaciones de la Lomce, a las que se oponen, entre ellas la de sexto de Primaria, que debe realizarse en mayo.

Las ocho comunidades gobernadas por el PSOE (Andalucía, Extremadura, Castilla-La Mancha, Valencia, Asturias, Aragón, Baleares y Cantabria) más Catalunya, País Vasco y Canarias son las que han faltado a la reunión, en la que se iban a tratar diversos aspectos técnicos de la Lomce.

Las comunidades socialistas ya habían anunciado días atrás que no asistirían por considerar que es una "maniobra" para no convocar la Sectorial entre el ministro en funciones, Íñigo Méndez de Vigo, y los consejeros autonómicos. Pedían la Sectorial (la última fue el pasado 13 de agosto) para resolver "el caos general" que, a su juicio, está provocando la Lomce.

Además de las evaluaciones de Primaria, se deberían estudiar en ese encuentro las de ESO y Bachillerato, la implantación de los itinerarios de cuarto de ESO y cuestiones de la Formación Profesional. En principio, si no cambia la situación, los responsables de Educación de las comunidades autónomas en manos del PSOE se reunirán a primeros de mayo con vistas a una posición común sobre esta cuestión.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha afirmado que su gobierno no va "a someter a la tortura y a la presión psicológica a los niños y a sus familias"

Hoy mismo, el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha afirmado que su gobierno no va "a someter a la tortura y a la presión psicológica a los niños y a sus familias" y no hará la prueba final de Primaria porque el Ministerio no ha convocado a tiempo la Sectorial.

En su opinión, se trata de un retraso "impresentable" de un tema "que no se ha llevado bien por parte del Gobierno de España" y que, además, está recurrido. Los alumnos de esta comunidad autónoma "no van a pagar los platos rotos de la negligente gestión del Ministerio", ha remachado.

La consejera de Educación de Aragón, Mayte Pérez, ha asegurado que "no habrá prueba externa en 6º de Primaria" tal y como la recoge la Lomce, y ha instado al ministro a reflexionar y convocar la Conferencia Sectorial para discutir sobre este asunto. Ha reconocido que las leyes están "para cumplirlas" y la insumisión "no es práctica" de su gobierno; por ello, ha llamado a Méndez de Vigo a convocar la reunión "desde la cordura, la serenidad y el diálogo".

En Asturias, el consejero Genaro Alonso ha asegurado que se va a cumplir con la Lomce y con la exigencia de hacer la "reválida" a los alumnos de sexto, si bien ha advertido de que tratará de minimizar el coste emocional y económico que tendrá sobre las familias. No obstante, la primera opción de Asturias también pasa por una reunión de la Sectorial este mes, en la que se pueda llegar a un acuerdo que flexibilice la prueba.

Ha recalcado que esa prueba sólo "tiene efecto diagnóstico, no puntúa" y pretende evaluar con criterios homogéneos para que los resultados sean homologables

Ayer, la consejera de Educación de Cataluña, Meritxell Ruiz, reiteró que la Generalitat no aplicará las evaluaciones que prevé la Lomce, ya que pretenden "condicionar el futuro de los alumnos", y mantendrá las de la Ley de Educación de Cataluña. Por el contrario, el ministro ha explicado que la evaluación de Primaria ya fue acordada en la Conferencia Sectorial del pasado agosto y ha reiterado -entrevistado en la Cadena Ser- que se hará en todas las comunidades porque "en España hay que cumplir la ley".

Ha recalcado que esa prueba sólo "tiene efecto diagnóstico, no puntúa" y pretende evaluar con criterios homogéneos para que los resultados sean homologables. Méndez de Vigo ha recordado que, en la Sectorial de agosto, algunas regiones plantearon dudas respecto a las evaluaciones de ESO y Bachillerato, pero acordaron seguir con la de Primaria, que se reguló en un decreto de noviembre pasado. Por otro lado, FETE-UGT ha rechazado la evaluación final de Primaria por

Más noticias en Política y Sociedad