Público
Público

Open Manifesto: la tecnología que persigue los incumplimientos de los partidos políticos

Un equipo especializado en tecnologías cívicas propone a los partidos políticos un estándar para estructurar sus programas electorales. El objetivo: facilitar el acceso a la ciudadanía y promover aplicaciones que favorezcan la fiscalización y la rendición de cuentas.

Publicidad
Media: 5
Votos: 7

Los candidatos a presidir el Gobierno de España tras las elecciones generales, Pablo Casado (PP) (i); Pablo Iglesias (Unidas Podemos) (2i); Pedro Sánchez (PSOE) (2d) y Albert Rivera (Cs) (d), antes del inicio del segundo debate electoral . /EFE

“Los políticos no cumplen sus promesas”. ¿Cuántas veces hemos escuchado esta máxima a lo largo de nuestra vida? ¿Qué hay de cierto en ello? Pero, en caso de ser cumplidas, ¿en qué grado se da en cada marco institucional? ¿Son los partidos coherentes en todos los territorios en los que concurren? ¿No hay una obligación contractual de cumplir con los objetivos marcados en el programa electoral que los ciudadanos votaron? ¿Se ha olvidado la rendición de cuentas como parte fundamental del empoderamiento ciudadano?

Con estos interrogantes de fondo y con el objetivo de contribuir a la construcción de una sociedad políticamente más justa, la Cátedra de Tecnología Cívica y Empoderamiento de la Universitat Politècnica de València (UPV) y el área Political Watch de CIECODE han ideado una herramienta para evitar que las promesas electorales caigan en el olvido.

Open Manifesto nace como un nuevo formato de programa electoral para que todos los partidos políticos puedan presentar sus propuestas bajo un estándar común, abierto y estructurado. El proyecto ha sido bautizado como la primera iniciativa en el mundo para acercar los programas de las diferentes citas electorales a los estándares de transparencia y accesibilidad.

Open Manifesto nace como un nuevo formato de programa electoral

Un instrumento tecnológico que, según sus creadores, pretende ser un aliado esencial en el desarrollo de soluciones que faciliten no solo el voto informado de la ciudadanía sino también la consulta y la rendición de cuentas durante el transcurso de toda la legislatura.

Por el momento, las potencialidades de Open Manifesto ya se han aplicado en el desarrollo de Analista Político Personal, un asistente virtual de programas electorales que permite preguntas concretas sobre las propuestas de cada partido mediante asistente de voz móvil y dispositivos como Google Home.

La puesta en marcha de esta primera versión ha sido posible gracias al trabajo del profesorado de esta cátedra, financiada por la Diputació de València, que ha creado la versión estandarizada a partir de los programas electorales presentados por los partidos en las últimas elecciones europeas, generales y autonómicas.

La tarea de estandarización vino precedida de una convocatoria ciudadana que desembocó en talleres celebrados en València, Barcelona y Madrid, de los que surgieron las ideas para la conformación de dicha tipificación.

Así pues, aparte de solicitar a los partidos las propuestas electorales clasificadas por temas, en los talleres se consensuó pedir a los partidos el grado de prioridad de cada propuesta, si se ha pensado un presupuesto para la misma, si será una propuesta negociable en una potencial conformación de gobierno en coalición, y si en ella han participado agentes sociales.

Con estas premisas, los artífices de la herramienta invitan a identificar los temas abordados (o no) por los partidos o los programas de gobierno, así como en un futuro poder analizar su contenido y establecer conexiones o comparaciones.

El proyecto ha contado con el apoyo de un gran abanico de entidades sociales y ahora el siguiente paso que se han marcado es que los partidos adopten este estándar.

Los impulsores abogan por un formato abierto que deberá ir evolucionando, en un acuerdo conjunto entre academia, sociedad civil y partidos políticos. A nivel formal, ya se han producido reuniones con Unidas Podemos y Ciudadanos en Madrid, pero la idea es que todas las marcas políticas se impliquen en el corto plazo.

Programas útiles

"Si queremos hacer de los programas electorales un instrumento útil al servicio de la rendición de cuentas y la exigencia de responsabilidades, debemos cambiar la realidad", asegura Diego Álvarez, director de la cátedra. 

Y no le falta razón. Un vistazo a los programas electorales actuales muestra un gran volumen de información, la ausencia de una estructura común y asequible, y la naturaleza predominantemente verbal, factores que ponen cuesta arriba el acceso, la comprensión y la interpretación por parte de la ciudadanía.

Álvarez: "Si queremos hacer de los programas electorales un instrumento útil, debemos cambiar la realidad"

Esta realidad ya se ha denunciado recientemente en otros proyectos como el Observatori Sense Tòpics, el informe en materia de política migratoria que realizan CEAR-PV y la Unió de Periodistes Valencians.

Los estudios coinciden en señalar que una buena parte de esos programas políticos se hacen públicos a una escasa semana del día de las elecciones, desapareciendo de los canales informativos para el resto de la legislatura. Otros problemas mencionados consisten en la publicación de los programas en formatos no descargables o en el tamaño pequeño que se acostumbra a emplear en su redacción.

"Te enfrentas en el plazo de una semana a unas 1.000 páginas sin una estructura coincidente y a veces mal redactadas", expone Álvarez. Después de años dedicándose al análisis de programas electorales, el grupo de trabajo que encabeza este profesor se propuso dignificar los procesos de rendición de cuentas de los partidos, elemento que considera clave en los sistemas democráticos eficaces .

"En el fondo hay un pacto tácito entre los políticos y la ciudadanía: los unos no se acuerdan de lo que prometieron ni los otros lo que le prometieron. Ni los propios candidatos conocen al dedillo su programa electoral", sostiene.

Para el profesor, poner el foco en los programas políticos desde el desarrollo y la innovación de tecnologías cívicas favorece la acción colectiva y el empoderamiento político: "Es la tarjeta de presentación de los partidos. Ellos lo aprueban y es el documento oficial donde se recoge su postura oficial". 

Más noticias en Política y Sociedad