Público
Público

ExclusivaLas cloacas de Interior

Operación Cataluña El supuesto 'agente Hebrón' de los Mossos va a publicar un libro sobre "el Ejército Catalán"

'Público' ha logrado ponerse en contacto con el confidente cuya identidad ha quedado comprometida por el informe de la Policía Nacional sobre los documentos incautados a la policía autonómica catalana. Bajo seudónimo, se dispone a publicar un libro de ficción basado en sus experiencias con los grupos que pretendían crear unas Fuerzas Armadas de Catalunya

Publicidad
Media: 3.92
Votos: 13

Fragmento de una de las 194 páginas del "Libro Primero" del Oficio 3022/17 de la Brigada Provincial de Barcelona de la Policía Nacional, en el que se revela la identidad de un informante, cuyo nombre hemos tachado en 'Público'.

Probablemente sea el hombre más desacreditado, incluso ridiculizado, del mundo de las cloacas de Interior en Catalunya, una vez que su identidad secreta fue desvelada por los mismos medios que pretendían utilizar sus materiales para destruir a los Mossos d'Esquadra. Igual que estos últimos dejaron por escrito que era un agente doble del que no se podían fiar.

Pero, para un personaje tan supuestamente irrelevante, la Policía Nacional le dedica una veintena de páginas de su macro-Oficio en el que detalla todos los materiales que intervino a los Mossos las 36 cajas con más de 10.000 documentos que se disponían a incinerar en Sant Adrià del Besós antes de que entrase en vigor el Artículo 155.

Según ese relato de la Brigada Provincial de Información de Catalunya, que se extiende en dos largas cronologías de los hechos y un amplio análisis de los datos que se le intervinieron en el registro de su domicilio e incautación de su teléfono móvil, el supuesto "agente Hebrón" –que pide a Público que no desvele su identidad– habría diseñado incluso una compleja operación que ofreció al PP "para atacar el proceso soberanista mediante la infiltración del Sr. XXXXXX en diferentes círculos de la sociedad civil catalana, a los que impulsaría a realizar actividades delictivas para desacreditar y comprometer gravemente a instituciones catalanas y personas de la órbita independentista, a fin de alterar el voto a favor del unionismo":

Fragmento de una de las 203 páginas del "Libro Segundo" del Oficio 3022/17 de la Brigada Provincial de Barcelona de la Policía Nacional, en el que se revela la identidad del "agente Hebrón", cuyo nombre hemos tachado en 'Público'.

Los cuatro "círculos" del 'agente Hebrón'

Supuestamente, ese complejo plan que ofreció Hebrón al PP estaba compuesto por cuatro "círculos" y un "proyecto alternativo" de auténtico espionaje e infiltración tanto en grupúsculos radicales independentistas como en núcleos ultraderechistas de la sociedad catalana. Pero él niega la mayor.

"Eso es falso", asegura Hebrón a Público, "y lo primero que hice al ver todo el revuelo en la prensa fue presentarme para declarar a la Policía Nacional. Pero ni siquiera quisieron tomarme declaración por la poca credibilidad que dan a los informes de UCRO", la Unidad Central de Recursos Operativos de los Mossos que la prensa de la derecha ha pretendido identificar con un "servicio de inteligencia de la Generalitat".

Según afirmó el digital Okdiario, Hebrón quería imitar al Pequeño Nicolás y se hacía pasar por agente del CNI y escolta de la Policía con tarjetas falsas para colarse a diario en las instalaciones de los Mossos. Él también lo niega:

''Yo no hacía nada de eso y tampoco se demostró delito, ya que soy escolta profesional y nunca me identifiqué como oficial de inteligencia.''

Sin embargo, durante una operación policial que se denominó "caso Loki", se le intervino una tarjeta de memoria con los datos de los 53.000 socios de la Assemblea Nacional Catatala (ANC), teléfonos y direcciones de políticos, 43 audios con altos cargos, empresarios y eurodiputados y 2.717 archivos comprometedores. Un supuesto informe secreto concluiría tras el análisis de los datos, que "podría estar en riesgo el proceso político catalán o el cuerpo de Mossos d'Esquadra".

Pero Hebrón insiste en que nunca ha trabajado para el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) ni ningún otro servicio secreto, y que no tiene afiliación ni contactos dentro de ningún partido. Y eso que la Policía Nacional asegura que era una de las 43 personas espiadas por los presuntos servicios de inteligencia catalanes... y que se dispone a publicar un libro titulado El Ejército Catalán.

En el libro que publicará el 'agente Hebrón', el adiestramiento del "Ejército Catalán" es dirigido por un agente de UCRO que se hace llamar ''Oracle''

En realidad, es un libro de ficción, porque afirma que la Policía se le ha incautado ilegalmente de todas las pruebas materiales de que disponía sobre sus experiencias en ese terreno. En esa novela, el adiestramiento del "Ejército Catalán" es dirigido por un agente de UCRO que se hace llamar ''Oracle'' y que podría coincidir con el seudónimo con el que se identifica a un mosso en los papeles incautados, llamado Rafa M.P.

''En la ficción se nos prometía que seríamos el futuro Ejército de Catalunya. Ahí estaban los colectivos mas agresivos del independentismo, gente vinculada a Terra Lliure, grupos con ideas proto-terroristas y una empresa de supuestos contratistas armados,'' narra Hebrón su novela.

La presunta existencia de ese germen de un "ejército catalán" impulsado por una minoría radical independentista fue publicada tanto en El Mundo como en la revista de Jaume Reixach El Triangle. Esta última aseguró también que Hebrón fue secuestrado e interrogado en un piso franco de los Mossos, citándole como entrevistado, pero él afirma que nunca hizo declaraciones a ese medio.

Lo que sí es cierto es que Hebrón fue detenido por los Mossos en dos ocasiones. El primer incidente ocurrió en un párking de Selva de Mar el 19 de Abril de 2015 a las 2 de la madrugada, pero la detención no se produjo hasta horas después por la mañana en su propio domicilio, donde los policías habrían entrado sin orden judicial, según lo que explica él mismo a Público:

''Se llevaron mi teléfono móvil de la mesita de noche. El auto no especifica cómo se obtiene, pero sí que es incautado en la segunda intervención dentro de mi propio domicilio, lo que lo convierte en una prueba ilegal. Me acogí a mi derecho de Habeas Corpus y el fiscal de guardia me dejó en libertad, diciendo que no entendía la detención.''

El registro de su domicilio fue improcedente por la regla del "árbol envenenado", según su propio relato

La segunda detención se produjo el 15 de Marzo de 2016 cuando una unidad de geos hizo una entrada por la fuerza en su domicilio con una orden de registro de la jueza Miriam de Rosa Palacios –la que envió a prisión a Millet y Montull por el caso Palau y una de las firmantes del manifiesto de jueces que apoyaron el "derecho a decidir" del pueblo catalán–, pero que, según el relato de Hebrón, en teoría sería improcedente por la regla del "árbol envenenado", ya que se apoyó en la información del teléfono móvil incautado ilegalmente meses antes.

"La juez dijo que era un traficante de armas, pero no encontraron ningún arma. Era absurdo, sólo les interesaba llevarse ordenadores y documentación que creían que podían incriminarlos. Cuando pedí otro Habeas Corpus, los policías dejaron sin efecto la detención sin justificarme por qué me habían detenido. Hubo muchas irregularidades y ni siquiera se celebró juicio; el juez que entró después lo archivó todo sin más."

En cambio, la versión que dan los Mossos sobre esos hechos, extraída por la Policía Nacional de un "informe secreto denominado "Cas Loki", es de película:

"En el documento se relatan varios encuentros privados con el anterior y el ofrecimiento de intermediación entre el informador y los servicios de inteligencia israelíes y Mossos d'Esquadra, concluyendo que la fuente no es fiable y que, tras averiguar que ha grabado las conversaciones mantenidas con la Policía Autonómica en una última reunión en lugar desconocido, le intervinieron una tarjeta de memoria en uno de los zapatos y el reseñado "Hebrón" intentó tragársela y consiguieron evitarlo recuperando la misma".

Fragmento del informe de la Policía Nacional sobre el agente 'Hebrón' en el Libro Primero del mega-Oficio de la Brigada Provincial de Información de Barcelona sobre el material incautado a los Mossos d'Esquadra.

"Eso del zapatófono debía quedar bien en los informes de UCRO, pero no ocurrió así, en ninguna de las actas policiales consta ese hecho", nos asegura Hebrón. "En el libro, en cambio, se produce una situación de secuestro con vejaciones y amenazas de muerte en un piso franco, pero la micro-SD tenía información falseada para que la incautasen a propósito: no intenté tragármela, la habría dado si no la hubieran encontrado ellos".

Los agentes de los Mossos dejaron escrito que rechazaron a Hebrón como informador por considerarlo poco fiable y sufrir desajustes psicológicos, pero los dossieres catalogados como ''secretos'' de la UCRO, señalarían que la relación prosiguió largo tiempo de forma extra-oficial hasta poco después de ser detenido.

Entonces, ¿realmente trabajó Hebrón como agente doble, o triple, para diversos servicios de información o inteligencia? ¿Estuvo infiltrado en un germen de Ejército catalán creado por grupúsculos extremistas independentistas?

...CONTINUARÁ