Público
Público

La oposición a Almeida baraja recurrir el recorte del área de Madrid Central

Más Madrid estudia emprender acciones legales contra la apertura al tráfico de las calles Mártires de Alcalá y Seminario de Nobles, y se muestra convencido de que el alcalde pretende desmantelar por completo la zona de bajas emisiones.

Imagen de la madrileña calle Mártires de Alcalá, que queda ahora fuera del áera de Madrid Central. SOMOS CHAMBERÍ

La incertidumbre sobre el futuro de Madrid Central crece día a día y la decisión que vaya a tomar el equipo de gobierno del PP y Ciudadanos sobre si mantener o no la zona de baja emisiones sigue siendo una incógnita. El alcalde, José Luis Martínez-Almeida, parece dispuesto a modificar, poco a poco y sin mucho ruido, el plan diseñado por Manuela Carmena, mientras que la oposición está convencida de que su intención es desmontarlo por completo.

Este jueves el Ayuntamiento anunció públicamente la modificación del perímetro de Madrid Central para habilitar como vías de libre circulación las calles Mártires de Alcalá y Seminario de Nobles, medida que ha sido rechazada por el Grupo Municipal de Más Madrid, que estudia la posibilidad de emprender acciones legales contra esta decisión.

La discrepancia radica en que cualquier medida que afecte al perímetro de Madrid Central, como el recorte anunciado por Almeida, tiene que estar sujeta a lo establecido en la Ordenanza de Movilidad, lo que significa que la Junta de Gobierno no tiene facultades para efectuar cambios que necesitan la aprobación del pleno municipal.

Rita Maestre, portavoz de Más Madrid, dijo a este periódico que su grupo examina la posibilidad de presentar un recurso, previsiblemente ante el contencioso-administrativo, contra ese mordisco a la zona de baja emisiones decretado por el alcalde, pero insistió en que antes tienen que conocer el contenido íntegro del expediente porque hasta ahora solo se ha hecho público el acuerdo de la Junta de Gobierno.

Plano explicativo de la modificación del perímetro de Madrid Central. AYUNTAMIENTO DE MADRID

“Necesitamos saber cómo justifican la reducción de ese perímetro, en qué se basan para hacerlo y si su decisión es contradictoria con la Ordenanza de Movilidad. Pero hasta que no tengamos el expediente completo no podemos tomar una decisión”, remachó Maestre.

La portavoz de Más Madrid sí tiene claro que el objetivo compartido de Almeida y la vicealcaldesa, Begoña Villacís, es desmantelar el plan de calidad del aire, Madrid Central y la actual Ordenanza de Movilidad, pese a que la medida generaría la incomprensión y el rechazo de todos los técnicos en medio ambiente y científicos de Europa.

“No pueden hacerlo de forma frontal o directa porque generaría un rechazo enorme. Lo están haciendo poco a poco: agujerear de facto Madrid Central para desmontar de facto el plan de calidad del aire que está vigente en Madrid. Y son plenamente conscientes de que no tienen apoyos, de que no hay manifestaciones pidiendo que se acabe Madrid Central; todo lo contrario, hay mucha gente exigiendo que se mantenga”.

Levantar la voz

A juicio de Maestre, el hecho de que hayan elegido una fecha como el 26 de diciembre, en plenas navidades, para anunciar el recorte al perímetro de Madrid Central, pone de relieve su falta de transparencia y su modo de proceder. “Ellos seguirán actuando así y tanto nosotros como la ciudadanía tendremos que levantar la voz para pedir que no se atente contra la salud”.

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid aprobó este jueves un cambio en el régimen de gestión y funcionamiento de Madrid Central para convertir en vías de libre circulación las calles Mártires de Alcalá y Seminario de Nobles, lo que permitirá reducir los recorridos entre la calle Princesa y los barrios de Argüelles, Gaztambide y Arapiles.

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, junto a la portavoz municipal, Inmaculada Sanz. AYUNTAMIENTO DE MADRID

Según explicó la portavoz municipal, Inmaculada Sanz, la medida contribuirá a aliviar la congestión circulatoria y a mejorar la calidad del aire, y está avalada por la Dirección General de Sostenibilidad y Control Ambiental.

Este organismo ha elaborado un informe sobre el primer año de funcionamiento de Madrid Central y ha concluido que “existen motivos de ordenación y mejor gestión de la circulación que aconsejan, en los términos de los artículos 21 y 23.2.2. de la Ordenanza de Movilidad Sostenible, la ordenación de Mártires de Alcalá y Seminario de Nobles como vías de libre circulación”.

La calle Mártires de Alcalá copa el 21% de las multas que se ponen en el área de bajas emisiones

El objetivo, según consta en el estudio, es facilitar el tránsito de los vehículos que suben por la calle Princesa desde la Plaza de España con destino a Alberto Aguilera y favorecer la comunicación del barrio de Argüelles y la circulación desde Princesa a Gaztambide y Arapiles. Con este cambio también disminuirán los recorridos que actualmente se realizan desde la calle Princesa para poder hacer el giro en Alberto Aguilera, rebajando el tráfico en ambas vías.

El tramo de Mártires de Alcalá que discurre entre Santa Cruz de Marcenado y Alberto Aguilera ya era de libre circulación desde que se aprobó la Ordenanza de Movilidad Sostenible en octubre de 2018. A partir del 1 de enero toda la vía quedará fuera de la Zona de Bajas Emisiones, por lo que en los próximos días se procederá al desmontaje de las señales de la calzada, las placas viales y se resituarán las cámaras de la zona, según informó el Ayuntamiento.

Hasta la fecha, la calle de Mártires de Alcalá es la vía que registra el mayor número de sanciones del distrito de Centro, acumulando una media mensual del 21% de las multas que se ponen en el área de bajas emisiones. En julio, esta calle sumó 19.824 multas de las 82.856 que se tramitaron; en agosto, 16.423 de un total de 80.806, y en septiembre, 22.221 de 106.847.