Público
Público

La oposición analiza los 100 días del nuevo gobierno andaluz "En Andalucía manda la ultraderecha"

Después de 100 días de Gobierno de PP y Cs, con los apoyos parlamentarios de Vox, tanto PSOE como Adelante Andalucía consideran que Vox es quien marca la pauta

Publicidad
Media: 2.50
Votos: 4

El presidente del PP-A, Juanma Moreno, estrecha la mano con el líder andaluz de Vox, Francisco Serrano. - EFE

PSOE y Adelante Andalucía coinciden en resaltar, después de 100 días de Gobierno de PP y Ciudadanos, con los apoyos parlamentarios de Vox, en que en realidad es este último partido el que manda en Andalucía. Así, el portavoz parlamentario de los socialistas, Mario Jiménez, en rueda de prensa, tachó al Ejecutivo que preside Juanma Moreno de ser “cien por cien incapaz, cien por cien para los ricos y cien por cien de derechas”, y de mantener una “complicidad vergonzosa con la extrema derecha”, que es quien “manda”. Mientras, la portavoz de Adelante Andalucía, Ángela Aguilera, en conversación con Público, manifestó: “Cada uno de los pasos atrás que se dan demuestran que quien manda en Andalucía es la ultraderecha misógina”.

Durante estos cien días, la extrema derecha ha pisoteado las instituciones andaluzas y no hemos escuchado al presidente defender nuestro Estatuto y nuestra autonomía”, dijo Jiménez. El portavoz socialista se preguntó además si Moreno va a “humillar” a las instituciones andaluzas, la memoria de las víctimas de la represión franquista o la memoria del 28 de febrero “para tener el voto de la extrema derecha”, según recoge Europa Press. “Han sido cien días de complicidad vergonzosa con la extrema derecha”, lamentó Jiménez, quien reprochó además al presidente que, en ningún momento, haya salido a defender a los trabajadores públicos, la igualdad, a las mujeres víctimas de la violencia de género y a las personas que las protegen tras los “ataques” sistemáticos de Vox.

Por su parte, Aguilera analizó: “Hay un pacto de legislatura, un presidente puesto por la ultraderecha, un gobierno neoliberal inoperante, ineficaz, que es rehén de la ultraderecha misógina, lo que puede convertirse en una tragedia. y rehén. Quien marca la agenda política en Andalucía es Vox. No es gratuito que se haya hecho una consejería de salud y familias. Hablamos de un consejero que está haciendo una lista de unidades de violencia de género. Hablamos de un grupo de diputaos que igual que la brigada político social de este país, se bajan de un coche y se meten en un instituto de educación pública en el Andévalo (Huelva) para pedir explicaciones de las políticas de coeducación, estamos hablando de fascismo. El eufemismo nos va a llevar a confundirnos más. El juez Serrano [portavoz de Vox], que tiene patente de corso, niega la violencia machista”.

Gobernar para los ricos

Jiménez manifestó que la conclusión a la que se llega tras los primeros cien días del nuevo Ejecutivo andaluz es que ha sido un tiempo “absolutamente perdido” para Andalucía, en lo económico, en lo institucional y en materia de progreso social. “No hay ningún proyecto político. En las reuniones de los consejos de Gobierno se han utilizado todos los verbos posibles del infinitivo, acordar, impulsar o recabar, menos el de aprobar”, dijo, según recoge Europa Press.

“No se ha aprobado nada en cien días”. Este Gobierno, añadió, sólo se ha dedicado a “mentir” y a “falsear” la gestión del anterior Ejecutivo del PSOE-A, lo que demuestra que no tiene nada que ofrecer a los andaluces, salvo a los más “ricos”. La única “medida de calado” que ha llevado a cabo el Gobierno PP-Cs es “regalarle 40 millones de euros a los más ricos de Andalucía”, con la bonificación al 99% del impuesto de sucesiones y donaciones. “Esto es un aviso a navegantes para la mayoría social de Andalucía: sólo gobiernan para los privilegiados, para los más ricos”, remachó Jiménez.

Sobre lo que llamó “incapacidad" del Ejecutivo de presentar los presupuestos para este ejercicio, que se votarán después de las municipales, el portavoz socialista manifestó que se trataba de “una decisión que oculta” a los andaluces el auténtico proyecto que tienen, que es el “recorte” de empleados públicos y de los servicios públicos y las privatizaciones de esos servicios.

Sin Vox, no hay presupuestos

Aguilera aseguró, en una línea de análisis similar en este punto a la de los socialistas, que “el secreto mejor guardado en Andalucía es el presupuesto ¡de Moreno”. “No va a ser bonitos, según dijo su consejero de Hacienda, sino que iban a ser creíbles. Eso me suena a mí a recortes y austericidio. Están esperando a que pasen las elecciones. Esos presupuestos los va a determinar Vox. Sin Vox no hay presupuestos”, agregó la portavoz de Adelante Andalucía.

Aguilera alertó además de que el próximo domingo se puede repetir en España el resultado electoral de Andalucía. “A la gente le hablo de fascismo, intento reavivarle una memoria que está sepultada. Hay responsables, un gobierno de Andalucía que no ha enseñado en los colegios la historia de Andalucía, una historia de dignidad como pueblo y que no ha enseñado la historia real de lo que nos ha pasado. Susana Díaz abre una puerta a Ciudadanos y la derecha siempre quiere más. La derecha viene a por todas. La derecha viene a hacer lo que están haciendo en Andalucía”.

“Nosotras a defender los derechos sociales y las libertades en Andalucía, que están en riesgo por un tripartito que defiende los intereses de unos pocos; que desea mano de obra barata y que cree que el mercado es dios, un Gobierno que viene de la mano de gente que coarta la libertad, de gente que se proclama demócrata, pero que no cree en la democracia”, lamenta la portavoz de la coalición de izquierdas y andalucista.

“El único decreto-ley -prosigue Aguilera su análisis- es una bajada de impuestos. Lo que ya reformó el PSOE con Ciudadanos más lo que ahora ha reafirmado este gobierno supondrán 630 millones de euros menos para la hacienda pública andaluza. Es política en estado puro neoliberal, que implica privatización y lo estamos viendo. En sanidad, la primera medida ha sido un trasvase directo de 15 millones de euros a la privada. Un 60% del presupuestos de un plan para atender al 30% de pacientes. Me parece que no hace falta ser matemático para entenderlo”.

Un PSOE noqueado

La portavoz de Adelante, después de estos 100 días, consideró en su conversación con Público, que, “ en lo fundamental, en lo económico”, no hay apenas diferencias entre Vox, PP y Ciudadanos. “Los tres batían con la bajada de impuestos. Solo difieren en cuestiones mucho más anecdóticas que lo sustancia. La ultraderecha es racista, xenófoba, niega la violencia machista, habla de salvamento marítimo en términos de tráfico de personas. Es una reedición de Martínez el facha. Lo de Pablo Casado es terrible. Es intentar dirigirse a un electorado de extrema derecha. Y Ciudadanos se apunta a todos los trenes y está cumpliendo su papel, que era apuntalar el sistema. Yo creo que ese es el papel que está cumpliendo Ciudadanos”.

Aguilera añade un elemento de crítica: el salario y los “privilegios” de los diputados. “Ciudadanos se apunta a todos los trenes. Esta gente se ha subido el salario por la gatera. Nos hemos enterado por el BOPA. Se habían subido el salario un 2,5% escudándose en el salario de los trabajadores. Se van a comer langostinos a Sanlúcar, ni la escopeta nacional. Y van por el mismo camino. Sabemos que el gabinete de la presidenta del Parlamento, Marta Bosquet, vale lo mismo que valía el de Juan Pablo Durán, su antecesor, uno de los más caros. Andalucía es la comunidad con más desahucios y le estamos pagando alquileres a altos cargos. Las políticas de privilegios cero no lo han aceptado. Cuando hemos hablado de cuentas claras tampoco nos lo han aceptado. Intentar ser el adalid de la regeneración, cuando se sostiene al partido mas corrupto de Europa y te asocias con la ultraderecha…”

Aguilera cierra con un reflexión sobre el PSOE. “A los socialistas los veo noqueados. Todavía no se han dado cuenta de que han perdido el gobierno de la Junta de Andalucía. Deberían entonar un mea culpa. Susana Díaz comete muchos errores, entre ellos, el garrafal de incorporar a Vox en el debate electoral. Díaz se asoció con Ciudadanos, no escuchó a IU, a Podemos, cuando estábamos diciendo lo que todo el mundo sabía: que la educación estaba deteriorándose, que la sanidad estaba deteriorándose, pero Susana hace una elección, abre una compuerta a Ciudadanos y fíjese como ha terminado la historia de amor. No sé que hacia el PSOE haciendo políticas neoliberales y bajando impuestos a los mas ricos, la bromita nos va a costar 630 millones de euros menos para políticas sociales. Ellos tendrían que hacer su reflexión y entonar un mea culpa que aun no han entonado”.

Más noticias en Política y Sociedad