Público
Público

Ordenadores de Bárcenas Los policías que analizaron los ordenadores de Bárcenas explican en el juicio el contenido del único disco duro entregado por el PP

Las dos últimas sesiones del juicio en el juzgado de lo penal 31 de Madrid se centrarán en los informes de los peritos propuestos por las partes, en su mayoría desde el estrado de las defensas del Partido Popular y los tres empleados de la formación que se sientan en el banquillo. El PP destruyó los discos duros, y el único disco entregado sólo fue usado por la formación en una ocasión, para instalarle el sistema operativo. Estaba vacío.

Publicidad
Media: 2.33
Votos: 3

Sede nacional del PP en la calle Génova de Madrid. E.P.

El juicio en el que el PP se sienta en el banquillo acusado de un delito de daños informáticos encara su recta final esta semana. Entre el jueves y el viernes, el juzgado de lo penal 31 de Madrid acogerá la exposición de cuatro informes periciales, tres de ellos pedidos por las defensas del Partido Popular y de sus trabajadores, acusados del mismo delito y de otro de encubrimiento.

Las acusaciones populares explican a Público que este jueves comparecerán como peritos un inspector y un agente de la Sección de Informática Forense de la Unidad Central de Criminalística de la Policía Científica. Son los mismos agentes que analizaron el único disco duro entregado por el PP a la Justicia, tras desvelar el extesorero de la formación, Luis Bárcenas, que los equipos que utilizó durante años en la sede del partido -cuya titularidad reclama el PP, sin que ningún tribunal la corrobore-, contenían información sobre la contabilidad B del Partido Popular, cuya existencia acreditó la Audiencia Nacional hace poco más de un año, en la sentencia por la Época 1 de la trama corrupta Gürtel.

El único disco duro entregado por el PP no es el de Bárcenas, que fue destruido. Sólo consta en él la instalación del sistema operativo

Con todo, el único disco duro entregado por el PP no es el que tenía Bárcenas, que fue destruido. Es un nuevo dispositivo, y los policías informáticos corroboraron que únicamente fue utilizado cuando se instaló el sistema operativo, el 3 de julio.

Los agentes expondrán las conclusiones de este informe, fechado en septiembre de 2013 -el único solicitado por las acusaciones-, así como del que realizaron sobre el pendrive entregado por el extesorero del partido conservador en julio de ese año a la Audiencia Nacional. Según Bárcenas, es una copia de la documentación que guardaba en sus ordenadores, en una sala de la sede del PP, en la calle Génova de Madrid, que cerraba con llave.

El segundo informe en cuestión versa sobre los documentos que albergaba este pendrive, las últimas modificaciones realizadas o cuándo fueron creados. Además de eso, el jueves se espera que dos peritos llamados por las defensas desgranen el informe de 102 páginas aportado por el PP a última hora, una semana después de que el juzgado se lo reclamara, y sin dar traslado a las acusaciones.

La Fiscalía no acusa, y dos de las acusaciones populares, que critican haber recibido el informe una semana antes de concluir el juicio, ya avanzan su disconformidad con sus conclusiones. Son Izquierda Unida y el Observatori Drets Humans (DESC), que junto con la Asociación de Abogados Demócratas de Europa (ADADE), son quienes siguen personados y lograron la reapertura de este caso, del que incluso se perdió todo registro y tuvo que ser reconstruido.

El juicio quedará visto para sentencia transcurridas apenas cinco sesiones, después de escuchar las cuatro periciales y a una docena de testigos

El viernes será el turno de dos funcionarios de la Intervención General de la Administración del Estado para explicar otro informe, en este caso de 67 folios. Una vez acabada esta fase, llegará el turno de exposición de conclusiones de las partes, sin que las acusaciones tengan constancia aún del tiempo de que dispondrán para intervenir.

El juicio quedará visto para sentencia transcurridas apenas cinco sesiones, después de escuchar las cuatro periciales y a la docena de testigos que ya han comparecido en la sala -entre ellos el propio Bárcenas y la exsecretaria general del PP, María Dolores de Cospedal-. El juez Eduardo Muñoz de Baena afirmó en la primera sesión, el 14 de junio, que no decidiría sobre la aplicación de la doctrina Botín que reclaman la Fiscalía, el PP y los acusados, hasta escribir la sentencia, por lo que aún no se puede descartar que decida jugar esta baza.

La causa, además, se ha visto criticada por la negativa del titular del juzgado 31 de Madrid de permitir la retransmisión del juicio. Arrancó exactamente dos días después de que concluyera la mediática causa del procés catalán, en el Tribunal Supremo, y el propio Muñoz de Baena se ha visto obligado a marcar distancias con este juicio, que sí fue retransmitido por streaming, para afirmar que eran las defensas del procés quienes sí abogaban por esta opción. El PP, amparado una vez más por la Fiscalía, lo rechazó de pleno.

El PP destruyó los dos discos duros con el procedimiento de borrado “más drástico” existente, en palabras de la jueza instructora, Rosa María Freire, y como ha corroborado el jefe de informática de la formación, José Manuel Moreno, que también se sienta en el banquillo: Sobreescritura de 35 pasadas y posterior ralladura física, para después tirarlos a la basura.

Más noticias en Política y Sociedad