Público
Público

El "otoño caliente" en Catalunya El Gobierno espera "mucho ruido", pero apuesta por la "otra agenda" para Catalunya

Quiere consolidar las relaciones bilaterales, pero no dudará en actuar con firmeza si vuelve a vulnerarse la legalidad vigente.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Quim Torra y Pedro Sánchez, durante su encuentro en La Moncloa. Madrid, lunes 9 de julio de 2018. - JOSE MARIA CUADRADO JIMENEZ (WEB DE LA MONCLOA)

El Gobierno da por supuesto que el llamado “otoño caliente” en Catalunya traerá “mucho ruido” y, posiblemente, algunos momentos de tensión fundamentalmente dialéctica, pero se aferra a dos conceptos que considera claves para seguir el camino que se ha marcado; seguir apostando en lo que llama la “otra agenda” para Catalunya y consolidar la normalización de las relaciones bilaterales que se ha iniciado.

Así lo expresó a Público un alto cargo del Ministerio de Administraciones Públicas, que sigue convencido de que el diálogo y la negociación se abrirá camino entre las posiciones extremistas del ala más cercana a Carles Puigdemont y de la actitud de Ciudadanos.

El Gobierno ya ha advertido al ala más independentista del PDeCAT, por boca de la portavoz del Gobierno y del propio presidente, que hay sectores nacionalistas y hasta independentistas que no están en sus tesis. Por su parte, a Ciudadanos y al PP no paran de advertirles que recuerden el pasado reciente con su actitud sobre Catalunya y las consecuencias que se derivaron, por lo que esperan que hayan aprendido la lección.

La "otra agenda" en Catalunya

Ante este escenario, el Gobierno habla de profundizar en una agenda de reformas importantes siempre dentro del marco del Estatut y la Constitución. Creen que hay muchas cosas que hacer en esa "otra agenda" de temas, y valoran de forma muy positiva que se hayan reabierto las comisiones bilaterales y que, aunque con reparos, la Generalitat empiece también a incorporarse a las reuniones multilaterales.

Todo ello, el Gobierno lo quiere hacer “con una sonrisa”, según el interlocutor consultado por Público, lo que no deja de ser incompatible con la firmeza en la defensa de la legalidad, del Estatut y la Constitución.

En este sentido, el Ejecutivo no tendrá duda en actuar ante un nuevo desacato a la ley por parte del Gobierno de Quim Torra con las premisas de “proporcionalidad y sentido común”; aunque confían en no tener que hacerlo.

Por ello, dice que actuará y recurrirá como ya está haciendo algunas actuaciones de la Generalitat, y llegará a acuerdos en otras que se ajusten a la legalidad, sin que nadie pueda interpretarlo como concesiones a los independentistas.

Así, el Gobierno sigue empeñado en el diálogo, la negociación y la mano tendida para el acuerdo, sin el menor desplante a las instituciones catalanas. Y eso será lo que volverá a transmitir el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; al presidente de la Generalitat en su próxima entrevista en Barcelona. Pese a que algunos ponen en duda que finalmente se concrete el encuentro, Sánchez da por hecho que la reunión se celebrará y que, además, no será la última.