Público
Público

Ourense El PP cede la Alcaldía de Ourense a cambio de que Baltar siga al frente de la Diputación

El líder del partido independiente Democracia Ourensana (DO), Gonzalo Pérez Jácome, consigue con el apoyo del PP el sillón de mando tras conseguir los 14 votos necesarios.

Publicidad
Media: 2
Votos: 1

El líder del partido independiente Democracia Ourensana (DO), Gonzalo Pérez Jácome, que ha sido investido nuevo alcalde de Ourense tras conseguir los 14 votos necesarios al sumar los apoyos de los ediles de su partido y del PP, levanta el bastón de mando. EFE/Brais Lorenzo

Gonzalo Pérez Jácome,  líder del partido independiente Democracia Ourensana (DO), se ha hecho con el bastón de mando de la ciudad gallega pese a que su lista fue la tercera más votada. Ello ha sido posible por un acuerdo con el Partido Popular, que obliga a DO a apoyar que el líder del PP de Ourense, José Manuel Baltar, siga al frente de la Diputación, pese a que perdió la mayoría absoluta en las pasadas elecciones del 26 de mayo.

La nueva corporación está conformada por nueve ediles del PSOE, siete de Democracia Ourensana (DO), siete de PP, dos de Ciudadanos y otros dos ediles del BNG.

Democracia Ourensana fue el tercer partido más votado, con siete concejales, por detrás del PP (obtuvo siete representantes) y el PSOE, que fue la primera fuerza, con nueve ediles.

"Los orensanos lanzaron un claro mensaje: que los partidos políticos superen las legítimas diferencias y busquen espacios de entendimiento para trabajar juntos por la ciudad y por la provincia", recoge el acuerdo suscrito por PP y DO.

Algo que no parecía posible en virtud de los ataques que han protagonizado los líderes de citadas formaciones, especialmente por parte de Pérez Jácome hacia Baltar, al que ha llegado a calificar de "psicópata con corbata", "cacique" y hasta "Pequeño Nicolás" por su gusto por hacerse selfies, informa La Sexta.

En la nota de prensa, ambos partidos defienden la necesidad de poner en marcha un "modelo de gobierno compartido basado en la lealtad y en la cooperación" que permita dotar "de estabilidad" a ambas instituciones para lo cual han avanzado la creación de "una comisión de seguimiento" que permita "evaluar periódicamente su cumplimiento".

Han insistido asimismo en la falta de un proyecto alternativo por parte del resto de fuerzas —PSOE, Ciudadanos y BNG— que permita garantizar la estabilidad en la ciudad.

"No hay un gobierno alternativo capaz de garantizar la estabilidad y aportar un programa común", añade el comunicado, tras asegurar que cualquier otra propuesta viene "precedida de vetos, personalismos y prejuicios".

Más noticias en Política y Sociedad