Público
Público
Únete a nosotros

Los pablistas revalidan las Castillas y ganan Navarra, y los errejonistas pierden la Comunidad Valenciana

José García Molina y Pablo Fernández repiten como secretarios generales en las Castillas. El diputado en el Congreso Eduardo Santos, próximo al entorno de Iglesias, gana en Navarra por la mínima a Laura Pérez, próxima a anticapistas. En Valencia, el anticapitalista Antonio Estañ se impone al errejonista Montiel

Publicidad
Media: 3.13
Votos: 15

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, interviene, en la Puerta del Sol de Madrid, en la concentración convocada en favor de las mociones de censura.EFE/Emilio Naranjo

Podemos ha renovado sus direcciones autonómicas en la Comunidad Valenciana, Castilla-La Mancha, Castilla y León, y Navarra, y los resultados han modificado los equilibrios de poder interno a nivel regional en el partido morado en favor de la tesis del secretario general, Pablo Iglesias.  Los dirigentes más próximos a sus tesis han revalidado el liderazgo en las Castillas y se han hecho con el poder en Navarra. Por el contrario, los errejonistas han perdido la Comunidad Valenciana.

Los pablistas, que ya se impusieron en la Asamblea Ciudadana Estatal de Vistalegre II de febrero, han conseguido mantener el control en Castilla-La Mancha y Castilla y León, gracias a la reelección de José García Molina y Pablo Fernández, respectivamente. Además, el diputado en el Congreso Eduardo Santos, próximo al entorno de Iglesias, ha ganado en Navarra por 28 votos a la hasta ahora secretaria general, Laura Pérez, próxima a la corriente anticapistalista del eurodiputado Miguel Urbán.

Mientras, en la Comunidad Valenciana se ha impuesto la lista encabezada por el diputado de las Corts Antonio Estañ, formada por anticapitalistas y críticos con el hasta secretario general autonómico, el errejonista Antonio Montiel, cuyos afines han quedado en tercer lugar, por detrás de la candidatura pablista de la senadora Pilar Lima.

De este modo, la corriente defensora de las tesis del ex número dos del partido y ahora secretario de Análisis Estratégico y Cambio Político, Íñigo Errejón, ha perdido una de las tres Comunidades que lideraban. Le queda Murcia, que afronta su asamblea autonómica en junio, y el País Vasco, renovada el pasado año.

Balance agridulce para los anticapitalistas

El balance es agridulce para los anticapitalistas ya que, aunque forman parte de la candidatura ganadora en la Comunidad Valenciana, su apuesta en Navarra por la hasta ahora secretaria general autonómica no se ha impuesto a la candidatura del diputado Eduardo Santos. Tampoco han conseguido arrebatarle el poder a los pablistas en Castilla-La Mancha y Castilla y León.

Los Consejos Autonómicos de Podemos, que fueron constituidos a principios de 2015, tienen hasta febrero del año que viene para afrontar sus procesos de renovación. Sin embargo, muchos de ellos se han adelantado y o bien lo han hecho ya por diversas circunstancias -como ceses o polémicas internas, por ejemplo- o están a punto de hacerlo, aprovechando el tirón de Vistalegre II.

Tras cerrarse las asambleas en Castilla-La Mancha, Castilla y León, Comunidad Valenciana y Navarra, este mes de junio le toca el turno a Murcia y Canarias y, después del verano, a Aragón y Baleares, aunque todavía no han fijado fecha.

Más noticias en Política y Sociedad