Público
Público

Pablo Casado Casado se resiste a dar la cara por Cospedal

El líder del PP ha esquivado a la prensa durante tres días, pero este jueves romperá su silencio sobre las grabaciones del excomisario Villarejo y la exsecretaria general del partido. Los conservadores mantienen los "por el momento" y "hasta ahora", y esperan a conocer el resto de audios. Contemplan que, en el caso de que fuera necesario, sea Cospedal quien decida dejar su escaño.

Publicidad
Media: 4
Votos: 1

El presidente del PP, Pablo Casado, durante una sesión de control al GobiernoEFE/Javier Lizón

Pablo Casado podría haber dicho que apoya a María Dolores de Cospedal, pero ha optado por el silencio. Tras las publicación de audios de conversaciones entre la diputada, miembro del Comité Ejecutivo Nacional del PP y exsecretaria general, y el excomisario José Manuel Villarejo, hoy en prisión provisional, el líder del PP ha optado por huir de cámaras y micrófonos.

Casado, propenso a comparecer diariamente ante los medios, ya ha cumplido tres días esquivándolos; este miércoles, a su entrada en el Congreso de los Diputados, las cámaras captaban la imagen del parlamentario y presidente del Partido Popular, pero también el sonido de la pregunta "¿Apoya a Cospedal?". De hecho, hasta la secretaria general ha dado declaraciones a los medios, ante el mutismo de Casado.

Este jueves, el líder del PP romperá por fin su silencio y comparecerá en rueda de prensa, en Huelva, tras reunirse con hermandades que participan en la Magna Rociera. Es una comparecencia agendada con antelación, en el contexto de la precampaña para las elecciones del 2 de diciembre, pero viene a romper la dinámica estrenada por Casado esta semana; ni siquiera ha querido publicar un tuit sobre el caso Cospedal.

Mientras tanto, en sus filas sólo apuntan que, si salen a luz hechos aún más graves, esperan que sea la exnúmero dos del PP quien dé el paso y entregue su acta de diputada. Cospedal sonaba con fuerza como posible candidata a liderar la lista del PP a las elecciones europeas, pero esta opción comienza a darse por descartada.

Tras tres días de publicaciones, fuentes del PP siguen llamando a la prudencia, y remachan los argumentos aportados por el secretario general, Teodoro García Egea, en sus dos comparecencias para apoyar a Cospedal. El número dos del PP las ha cargado de "hasta ahora" y "de momento", para poner el foco sobre el caso de la ministra de Justicia, Dolores Delgado, que también se reunió con Villarejo, y además mintió sobre ello.

"No tenemos toda la información sobre la mesa"; "Por ahora no hay nada", repiten. Más allá de las palabras de García Egea, y de la rueda de prensa de Marta González, el lunes, quien ha defendido a Cospedal con mayor contundencia ha sido su amiga, exdirectora de campaña a la Presidencia del PP y actual portavoz parlamentaria, Dolors Montserrat. Cospedal, según Montserrat, "tiene todo el apoyo" del partido, pero su líder, que en campaña se valió de la exsecretaria general para llegar a la Presidencia, lleva más de 72 horas evitando decir lo propio.

Más noticias en Política y Sociedad