Público
Público

Pablo Casado Madrid, la "joya de la Corona" para Casado y su única baza con un PP débil en el Congreso

Tras conocerse los resultados en la sede de Génova 13 respiraban aliviados después del descalabro sufrido hace apenas un mes en las elecciones generales. Madrid —Comunidad y Ayuntamiento—han sido clave para ello.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

El presidente nacional del PP, Pablo Casado (c), posa con los candidatos del partido al Ayuntamiento de la capital y a la Comunidad de Madrid, José Luis Martínez-Almeida e Isabel Díaz Ayuso. - EFE

Casado ha salvado los muebles este 26 de mayo. Tras conocerse los resultados en la sede de Génova 13 —tanto trabajadores como políticos— respiraban aliviados después del descalabro sufrido hace apenas un mes en las elecciones generales. Madrid —Comunidad y Ayuntamiento—han sido clave para ello. Este lunes, tras la reunión del Comité Ejecutivo, Casado presumía de haber logrado conservar la "joya de la Corona", en referencia a Madrid, uno de los mayores feudos del PP, ya que los 'populares' controlan la región desde hace 24 años.

Sin embargo, el PP pierde gran cantidad de apoyos en comparación con las elecciones de 2015. Solo gracias a que Ciudadanos sube y que Vox entra en la disputa los 'populares' pueden sumar para recuperar la alcaldía de la capital y revalidar en la Comunidad. Casado ha logrado tener ese "contrapeso" al que tanto apelaba en campaña; si los conservadores consiguen el apoyo de Ciudadanos y Vox, Isabel Díaz Ayuso y José Luis Martínez-Almeida serán —previsiblemente—quienes lideren esos gobiernos.

Ayuso ha asegurado este lunes que "está satisfecha" por el resultado de las elecciones porque "no va a gobernar la izquierda, no nos van a subir más impuestos y vamos a hacer un contrapeso a Sánchez". La misma candidata se postulaba como un "muro de contención" para el socialismo en la región. Entre sus medidas estrella, la candidata del PP prometió extender los conciertos educativos al Bachillerato en los centros concertados y aumentar la bajada de impuestos a las rentas más altas.

El PP necesita ambos territorios para hacerse valer en una Cámara en la que no va a tener prácticamente fuerza durante toda la legislatura. A Casado le van a pesar estos 4 años más que a ningún otro líder porque —y a pesar de que la cantidad de votos entre los dos bloques es similar— sus 66 diputados no pueden competir con los 123 del PSOE. Además, el hecho de la Mesa de la Cámara tenga mayoría progresista después de casi 30 años teniendo el control las fuerzas de derecha, impedirá que se admitan a trámite muchas de las leyes de PP y Ciudadanos.

Los 'populares' confían en gobernar —además de en Madrid— en Murcia, Castilla y león, Aragón y Navarra. Casado ha asegurado que en estas regiones —además de Galicia y Andalucía, donde ya gobiernan—, combatirán "activamente" las políticas de Pedro Sánchez y su previsible socio de gobierno, Pablo Iglesias. Aún teniendo  el gobierno en las citadas regiones, si el líder del PP no hubiera conservado Madrid, Casado podría haberse convertido en el presidente más breve de la historia del PP.

"Comienza la refundación del centro derecha"

El líder del PP ha asegurado este lunes que comienza la "refundación del centro derecha" y que, aunque es consciente de las debilidades del proyecto del PP, ya que la marca esta desgastada, este ciclo electoral les permite "un plazo de cuatro años para consolidar y apuntalar esa recuperación". Además, ha destacado que no hubo culpables después de pasar de 137 a 66 escaños: "La responsabilidad es de todo el partido. Hemos tenido que navegar la tormenta perfecta".

"Desde el congreso nacional hay una recuperación electoral en el partido aunque es claramente insuficiente", ha reconocido el 'popular', que ha recalcado que las "razones" por las que el electorado ha cambiado de partido, votando a Ciudadanos o Vox "no son imputables" a la actual dirección del PP, renovada después de su llegada al liderazgo del partido: "Tenemos unos puntos débiles que tenemos que reforzar, como los casos pasados de corrupción, la gestión de la crisis territorial en España o la crisis económica".

El 'conservador ha destacado que es consciente de que los resultados no han sido buenos para su formación y que ha tenido mucho que ver en ello la aparición de Vox y Ciudadanos, a quienes ha criticado su estrategia de disputarles a ellos por la derecha y no al PSOE por la izquierda. "O se refunda el espacio electoral del centro derecha o no ganaremos las elecciones", ha zanjado el presidente del PP, que lleva incidiendo durante toda la campaña de que la fragmentación de la derecha perjudica su posición.

Más noticias en Política y Sociedad